Cocina

Blog de carmerosa Idea guardada 1 veces
La valoración media de 4 personas es: Excelente

Higos de la reina y pasas en almíbar con vino Moscatel de Málaga



Por San Juan brevas y por San Pedro las más buenas. Por San Miguel, los higos son miel. (Dicho popular)




Higuera: Árbol de la familia de las Moráceas, de mediana altura, madera blanca y endeble, látex amargo y astringente. Tiene hojas grandes, lobuladas, verdes y brillantes por encima, grises y ásperas por abajo, e insertas en un pedúnculo bastante largo, flores unisexuales, encerradas en un receptáculo carnoso, piriforme, abierto por un pequeño orificio apical y que, al madurar, da una infrutescencia, es blando, de gusto dulce, en cuyo interior, de color encarnado y blanco, se alojan lo que, aparentemente son semillas pequeñas, pero que en realidad son verdaderos frutos. Aparece cubierto exteriormente por una piel verdosa, negra o morada, según las diversas variedades; una masa rica en materias azucaradas: el conjunto es un fruto carnoso múltiple (sicono): la breva o el higo.





Añosas y retorcidas higueras crecen por doquier donde vivo, a veces salvajes en los caminos y en los campos, medio mimadas en los parques, algunas en los jardines de vecinos y en las urbanizaciones de mi alrededor; muchas veces dejadas por la mano del hombre hasta que terminando la primavera comienzan a dar sus frutos.

Las negras brevas son arrancadas de sus bulbosas ramas viejas, hasta entonces inertes, regalando su dulzura durante un corto periodo de tiempo. Van pasando los días del caluroso verano y la hermosa higuera, llena aún de verdor da nuevamente sus frutos, los higos que nacen de las ramas nuevas.





Y finalizando Septiembre, los más dulces, los tardíos, sin sombra que les cobije los higos siguen creciendo, resistiéndose la higuera a entrar en ése largo letargo invernal.



La higuera es un árbol que siempre ha estado ligado al Mediterráneo y su historia lo demuestra. Las muestras fósiles más antiguas, fueron encontradas en el Valle del Jordán, se descubrieron higos fosilizados que datan de 12.000 años antes de nuestra Era, siendo uno de los primeros alimentos cultivados por el ser humano (más de mil años antes que los cereales).

Éste árbol milenario y sus frutos, están ligados a los pueblos, a sus historias, raíces y costumbres. Quizás es el árbol que más ha influido en la historia de la humanidad. ¡¡ Hay tanto que contar, tanto he leído y aprendido que sería ésta entrada interminable !! Pero sorprendida por tanto, sin tocar sus propiedades incluso farmacéuticas y nutritivas, les cuento que por ejemplo:

El rey Nabucodonosor II los plantó en los jardines colgantes de Babilonia. El rey Salomón, de Israel, los alabó con canciones. Los antiguos griegos y romanos dijeron que los higos eran un regalo del cielo.

En el antiguo Egipto los higos están presentes en su alimentación, además de consumirse frescos, secos o asados, se añadían al vino para dotarlo de mayor graduación alcohólica; además para elaborar panes y como edulcorante.

En tiempos tan lejanos como en el siglo XXV a.C., los egipcios dieron fama de los higos como alimento exquisito y con ellos engordaban a patos y ocas para que desarrollaran y atrofiaran el hígado (foie gras).

Los faraones llevaron higos secos a sus tumbas, para alimentar sus almas durante el viaje a la otra vida. Creían que la diosa madre Hathor emergería de una higueramítica, para darles la bienvenida al cielo.

La bella Cleopatra no se escapa de la historia de la higuera ya que ella fue envenenada por una serpiente aspid que llego en un canasto con higos.

Los judíos creían que el fruto prohibido del Génesis era el higo, porque Adán y Eva cubrieron su desnudez con hojas de higuera (no de parra).

Los griegos consagraban las higueras a Dionisio, dios de la renovación, cuando se fundaba una ciudad, se plantaba una higuera; y en las celebraciones dionisíacas de la Grecia clásica se comían higos.

De la llamada “fruta de los filósofos”, Cayo Plinio Cecilio Segundo, más conocido como Plinio el Viejo, en sus escritos “La Historia natural” hace dos mil años, escribía que existía 29 variedades de higos (hoy se conocen más de 700: albocor, julia, martinenca, rojal, blanca, blanca llarga, blanca poma, oriola, hivernesca, bordissot negra, verdal, coll de dama blanca y negra, porral, polatana, morisca, alcúdia, coa, oriola, cameta, sarraona, porral y un larguísimo etc.)) e indicaba el botánico romanoque la higuera era el árbol sagrado.

En los principios de los Juegos Olímpicos, los atletas ganadores eran coronados con hojas de higueras (símbolo de honor y vigorosidad en la antigua Grecia) y como premio les entregaban higos para comer.

Los romanos creían que Rómulo y Remo, míticos fundadores de Roma, fueron amamantados por una loba bajo la sombra de una higuera. En las festividades del año nuevo romano, se solían intercambiar higos como regalo y los dulces frutos de la higuera se empleaban en ceremonias religiosas dirigidas al dios Baco.

Y Apicio (Marcus Gavius Apicius Gastrónomo romano del siglo I d.C.), autor del librodel libro De re coquinaria ya mencionaba entonces la conserva de higos y el jamón cocido con higos. De hecho en la antigua Roma a falta de azúcar, se endulza con miel y con ella, hacían ésta receta, una forma de higos en almíbar, que se elabora en un lento y paciente proceso, por ebullición repetida de higos no completamente maduros en almíbar, en dos tiempos, separados por un reposo de un día, dejando los higos enteros, y conservándolos en el último almíbar de cocción.



¡¡ He descubierto quizás, que la receta de hoy, tan malagueña, nos ha llegado de la antigua Roma, dándole un toque “andalusí” la canela !! Pero sigo con las historias que me han cautivado:

En India, los Vedas (Veda es la única fuente de conocimiento que se posee sobre la India en el período 1.500 al 500 a. C. Se considera que fueron escritos entre el año 2.500 y el 2.700 a.C, aunque los hinduístas suponen una antigüedad mucho más lejana). Asocian los frutos de la higuera a la sensualidad y a la fecundidad, por lo que los denominan “flor de la mujer” o “flor del placer sexual”. La higuera aparece en los himnos de batalla cantados por el pueblo védico hace 3.500 años. Y, 1.500 años antes, apareció en los mitos y el arte de la civilización del Valle del Indo.

Sidharta Gautama (Buda), bajo una higuera, obtuvo la iluminación.. Es la higuera denominada el árbol Bodhi, bello símbolo para el Budismo, también llamado el Gran árbol de la Vida porque todo lo que es necesario para la paz duradera puede ser encontrado en sus raíces, tronco, ramas y frutos. Sus raíces son conocidas como las raíces de todas las acciones; tres raíces son saludables y, así, generan naturalmente frutos dulces: generosidad, sabiduría y amor. Las otras tres no lo son, por eso generan naturalmente los frutos amargos: codicia, odio e ilusión.

La presencia de la higuera es habitual en los cuentos de ´Las mil y una noches´.

Por cierto, Los primeros europeos que disfrutaron de la sombra de una higuera fueron Alejandro Magno y sus soldados, quienes llegaron a la India en 326 a. C.

La higuera llegó a América de la mano de los españoles; Pizarro, con sus propias manos, sembró el primer árbol en Lima y éste fue una higuera; ordenó que cada familia pudiera sembrar una en sus hogares siguiendo la costumbre de los monjes católicos (cuando construían un convento, siempre sembraban una higuera), como señal de ahuyentar a los malos espiritos. La higuera era llamada “EL árbol de Dios”.

Es curiosa la historia de que en Bolivia se cuenta que el mítico guerrillero Ernesto Che Guevara murió un 8 de Octubre de 1967 y lo mataron sobre una peña, muchos afirman que en ese lugar apareció una higuera que hasta nuestros días está sembrada y es punto de peregrinación de muchos turistas, esa quebrada antes llamada Yuro, hoy se llama "La higuera".

No pretendo aburrirles con más historias….aunque es interesantísimo saber un poco más sobre las características de éste maravilloso árbol y sus frutos ¿no creen?; para ello, les dejo éste enlace, en él nos dan el consejo del por qué el viejo refrán: por San Miguel, los higos son miel”. Es el momento pues de disfrutar de éste delicioso fruto: los llamados en Málaga higos de la reina.



Los he preparado siguiendo los pasos del profesor, historiador y escritor malagueño Fernando Rueda, cuyos libros son todo un referente de la gastronomía malagueña y ocupan un lugar especial en mi cocina. Una receta ancestral, malagueña, tradicional preparada en almibar con pasas y vinos moscatel.



Aún están a tiempo de disfrutarlos.





¿Cómo lo hice?



Ingredientes para dos personas:

8 higos, tres cucharadas soperas bien colmadas de azúcar (yo puse azúcar moreno), una rama de canela, 12 uvas pasas, medio vaso de agua, medio vaso de vino moscatel de Málaga.

Los pasos a seguir:

Lavar bien los higos y dejarlos secar sobre papel de cocina.

En una cacerola echar el agua, el vino moscatel, el azúcar, las pasas y la rama de canela.



Poner al fuego y llevar a ebullición agregando en ése momento los higos,





dejándolos cocer a fuego lento durante unos diez minutos aproximadamente, dándoles a media cocción la vuelta con sumo cuidado si el caldo no los cubre, a fin de que se hagan uniformemente.



(hasta comprobar que los higos estén tiernos y haya reducido el caldo).



Retirar del fuego y dejar enfriar…



ya sólo queda disfrutarlos y recordar otro sabio y antiguo refrán:



¡¡ Si no te importa engordar: ponte de higos a reventar !!



Para todas mis amigas que éste año no pudimos llevar a cabo un gran proyecto, una gran idea a la que incluso le pusimos nombre: “Comando Higo”. Intentando probar recetas, conocer no sólo su historia, sus propiedades, sus orígenes, sino también dar a conocer y poner en valor éste gran producto que hasta hace unos años, era todo un símbolo también malagueño . Deseando que el año próximo podamos llevarlo a cabo. Con cariño para: Maria Asenjo, Reme Reina, Isa Reina, Mari Angeles Sánchez, Inma (nunca sin sus jeans), Leonor Garcia, Mónica, Evelyn…..¡¡ va por vosotras !!

Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

dulces y postres flan de huevo vino moscatel ...

Flan de huevo con vino Moscatel y pasas de Málaga

FLAN DE HUEVO CON VINO MOSCATEL Y PASAS DE MALAGA

La maldad no existe en la naturaleza, sólo en el corazón del hombre. Recuerdo la dulce voz de mi madre, aun cuando escucho las viejas canciones que ella solía cantar, me parece oírla a ella, pero sobre todo me gustaba su risa, una risa contagiosa. Eera una mujer hermosa, su rostro terso, sin arrugas, sus suaves y negros cabellos cuyos bucles rizados con una ligera permanente brillaban con la luz ...

mermelada

Higos en almíbar

Una receta de las de toda la vida que yo conozco desde que era pequeña ya que teníamos la suerte de tener una higuera que da bastantes higos y era la manera más rica de conservarlos Recientemente además tuve la oportunidad de comerlos en un restaurante junto con un helado y la combinación me encantó así que en cuanto ha sido la temporada de higos he conservado unos cuantos botes para poder usarlo ...

Carnes

Solomillo de cerdo relleno de castañas, pasas y piñones con salsa de castaña al vino Moscatel de Málaga

Un libro es una cosa entre las cosas, un volumen perdido entre los volúmenes que pueblan el indiferente universo; hasta que da con su lector, con el hombre destinado a sus símbolos. Jorge Luis Borges. Sí, sin dudar recuerdo casi a la perfección mis primeros libros, aquel que busco, que me gustaría volver a ver y que no he logrado encontrar; aquel libro en el que aprendí a leer mis primeras vocales ...

huerto nutrición recetas ...

El Celler de can Luis; mermelada de higos

“Por San Miguel, los higos son miel”Todavía faltan unos días para San Miguel, pero como suele ocurrir muchas veces en época de cosecha muchos frutos maduran al mismo tiempo y no podemos consumirlos todos sin que se pudran.Si tienes una higuera, además de regalar unos cuantos higos (siempre es bueno compartir) puedes elaborar una deliciosa mermelada con los frutos más maduros que te pue ...

“Por San Miguel, los higos son miel” Todavía faltan unos días para San Miguel, pero como suele ocurrir muchas veces en época de cosecha muchos frutos maduran al mismo tiempo y no podemos consumirlos todos sin que se pudran. Si tienes una higuera, además de regalar unos cuantos higos (siempre es bueno compartir) puedes elaborar una deliciosa mermelada con los frutos más maduros que te p ...

Higos rellenos de foie

Con esta fruta llevo un par de años recuperando el tiempo perdido, porque de pequeño no me gustaban y yo tenía la idea de que seguían sin gustarme. Hasta el año pasado que se me ocurrió volver a probarlos… y ahora me los como de todas las maneras posibles… frescos, en tostas, tartas… Con higos o con brevas aprovechemos lo que la higuera nos da en la temporada estival y convirtámoslo en un entrant ...

recetas postres brevas higos ...

Mermelada de Higos (Brevas)

Me encantan los higos, son de mis frutas favoritas, desde pequeña disfrutaba su sabor, en múltiples platillos, o solitos... había unas galletas que me encantaban, unas barritas rellenas de higos deliciosas!! ya es difícil encontrarlas, pero todavía se puede, aunque de otra marca, no importa, me encantan!! Y hacer la mermelada de Higos, no podía faltar en la cocina de Chocolate Molinillo, pues la ...

recetas postres helados cocina tipica malagueña ...

HELADO MALAGA (HELADO DE VINO MOSCATEL Y UVAS PASAS)

A los pies del Castillo de Gibralfaro, se extiende mi ciudad?.una ciudad que huele a salitre, a mar, acariciada por la brisa del Mediterráneo, ésa suave brisa que acompaña cada primavera al malagueño más querido, al Cautivo?..que pasea por sus calles con aromas de azahar a hombros de los marengos. Una Málaga que en verano huele al perfume de los jazmines insertados con primor en las blancas bi ...

recetas postres brevas crème fraîche ...

Pastelito de higos a brevas

Venga va, nos unimos a esta moda de hacer pastelitos de hojaldre y brevas o higos, ¿o las dos cosas?. Al fin y al cabo estamos en temporada y hay que aprovecharlo. En este caso va a ser un poco menos dulce de lo habitual, más que nada porque no soy muy goloso, pero bueno, siempre puedes añadir azúcar glass al hojaldre antes de hornear o espolvoreada por encima al terminar. O ambas cosas. La verdad ...

Dulce Fruta almibar ...

Higos en almíbar

Antes de que se termine la temporada, no quería dejar pasar la posibilidad de preparar esta receta, higos en almíbar. Además de ser una buena forma de poder disfrutar de esta fruta durante todo el año debido a la posibilidad de conservar al vacío los higos una vez preparados, nos permite disfrutar de ello de una forma diferente.  Nos quedarán unos bocados de sabor intenso y maravilloso. Personalme ...

Dulces y postres frutas

MANZANAS ASADAS CON UVAS PASAS Y VINO MOSCATEL DE MALAGA

Alguien me preguntó hace unos días el por qué de tanto verde y tantísimas manzanas en mi cocina…..y le contesté: la culpa la tuvo un cuadro. Es cierto, el origen del logo de Mi Cocina, el color verde y las manzanas inundandolo todo, tanto mi cocina virtual, como la real tuvo su comienzo gracias al primer cuadro que me pintó mi suegro para la zona comedor de mi luminosa cocina, en las que las man ...