Cocina

Vuelta y vuelta Idea guardada 25 veces
La valoración media de 38 personas es: Muy buena

Salsa de tomate casera

Salsa de tomate casera.



Aquí va un básico de la cocina y que siempre estábamos pendientes de publicar pero al final se iba quedando atrás.

No podía seguir así porque si hay un ingrediente que puede cambiar totalmente un plato, esa es una buena salsa de tomate. Nosotras la hacemos en cantidades industriales y la conservamos porque no andamos muy sobradas de tiempo, sobre todo en invierno. Y la verdad es que la diferencia con el tomate frito es tan grande que una vez que la has probado ya no puedes vivir sin ella.

¿Qué necesito?

1 kg de tomates muy maduros / 1 lata de tomate entero pelado
1 lata pequeña de tomate triturado
1 cebolla mediana
1 zanahoria pequeña
Sal
Pimienta
1 cucharadita de orégano
Aceite de oliva virgen extra
1 vaso de agua ¿Cómo lo hago?

La preparación va a depender del tipo de tomate que usemos. Si usamos tomates frescos, lo primero es buscarlos muy maduros. Cuando los tengamos, debemos pensar si nos importa o no que lleven la piel (dependerá de vosotros porque aunque los cocinemos con piel, al final apenas la vamos a notar).

Si los usamos sin piel, lo mejor es congelar los tomates y cuando vayamos a hacer la salsa meterlos, aún congelados, en agua hirviendo. Es cuestión de meter y sacar y veréis como la piel se va cayendo prácticamente sola. Por último los cortamos en trozos antes de meterlos en la olla.

Si no nos importa que lleven piel, solo tenemos que lavarlos y cortarlos en trozos pequeños. Como serán tomates maduros, seguramente se os despachurren pero nos da igual, eso sí, no desperdiciéis el agua que vayan soltando al cortarlos.

Esta salsa lleva el doble de tiempo pero el sabor es espectacular.

Si usamos tomate de lata, el sabor no será como con el fresco pero la salsa estará también buenísima. Además de llevar la mitad de tiempo.

Los tomates de lata también debemos picarlos en trozos pequeños (otra opción puede ser comprarlos ya troceados).

Una vez elegido el tipo de tomate que vamos a usar, el resto de la receta es básicamente la misma para todos.

Empezamos picando la cebolla en trozos de un tamaño medio y la sofreímos en una olla con un fondo de aceite.



Pelamos y picamos la zanahoria en rodajas finas y la añadimos a la cebolla. A fuego medio rehogamos todo y cuando las verduras estén blanditas, añadimos el tomate (fresco o de lata) troceado con sus jugos. Añadimos también el tomate triturado (si os preguntáis por qué usamos tomate triturado, la respuesta es simple: para dar color. Si no lo ponemos, la salsa estará igual de buena pero no teñirá tanto) y el vaso de agua.



Salpimentamos y aderezamos con el orégano (si preferís otra especia como tomillo o romero, podéis sustituir el orégano por cualquiera de ellas. Si preferís no usar ninguna, tampoco hay problema).

Cuando levante hervor, bajamos el fuego. En el caso de los tomates frescos, los dejamos cocer, tapados, a fuego bajo (al menos hasta que los tomates hayan soltado suficiente agua) durante, al menos, dos horas.

En el caso del tomate de lata, lo cocinaremos, tapado, durante una hora, dejándolo a fuego medio para que haga chup chup.

Durante el tiempo de cocción, revolveremos la salsa de vez en cuando y vigilaremos que no se seque. Si se queda sin agua, añadimos más. Antes de apagar el fuego, comprobamos la sal.



El último paso es batir la salsa. Aquí también tenéis dos posibilidades: batidora o pasapuré. El resultado con el pasapuré es mejor pero también da más trabajo así que la decisión es toda vuestra.

Cuando tengamos la salsa lista y si no la vamos a consumir toda, lo mejor es conservarla en botes al vacío y así, cuando nos haga falta, solo tenemos que abrir uno y listo.

De la suegra de una amiga, saqué la idea de usar botes pequeños de zumo. Es la medida perfecta para una comida para dos personas.

Para conservar la salsa de este modo, la vertemos en los botes (que habremos esterilizado) cuando aún esté muy caliente. Los cerramos y colocamos boca abajo hasta que la salsa esté completamente fría. Al darles la vuelta veremos que si pulsamos en la tapa esta no se mueve. Eso quiere decir que se ha hecho el vacío dentro.

Y listo, ya tenemos una salsa de tomate casera y buenísima lista para consumir cuando la necesitemos.



Fuente: este post proviene de Vuelta y vuelta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Cómo asar pimientos?

¿Cómo asar pimientos? Asar los pimientos nosotros mismos y no comprarlos ya preparados puede parecer una tontería pero son esos pequeños detalles los que realmente marcan la diferencia. Los pimientos ...

Judías verdes guisadas

judías verdes guisadas No sé vosotros, pero nosotras ya hemos encendido la calefacción y el cuerpo ya nos pide platos calentitos de invierno, como guisos y caldos. Los platos guisados tienen fama de ...

Muffins de calabaza y avellanas

Muffins de calabaza y avellanas. Estamos en otoño y aunque en algunos lugares aún parece que seguimos en verano, las fruterías están llenas de calabazas y nosotras más contentas que unas pascuas porq ...

Flamenquines

Flamenquines. Los flamenquines son un plato tradicional cordobés. Aunque he tenido la suerte de comerlos en esa espectacular ciudad, en realidad los que más me gustan son otros, los que recuerdo en c ...

Recomendamos

Relacionado

aceite de oliva básicos cebolla ...

Salsa casera de tomate frito

Uno de los ingredientes que usamos a menudo en la cocina es la salsa de tomate frito, o al menos yo, la uso muchísimo. La falta de tiempo me obliga a utilizar en muchas ocasiones (más de las que me gustaria) tomate frito ya preparado. Pero a veces el tiempo llega para todo, y puedes lucirte preparando la salsa casera, que está muchísimo más rica, tiene más sabor...y dura menos que la preparada. En ...

verdura

Salsa de tomate casera

En el huerto ponemos de todo tipo de verduras y hortalizas, entre otras cosas, porque nos gusta cultivar nuestros propios productos, por la calidad de los mismos, ya que no se pueden comparar con los que se compran en el mercado. Los cultivamos de manera ecológica, sin ningún tipo de producto químico, y eso se nota en el sabor y la calidad de la verdura. Se empieza a recoger frutos de la huerta so ...

cocina internacional segundos platos espaguetis con salsa de tomate casera ...

Espaguetis con salsa de tomate casera

La pasta nos encanta en casa. Es una comida que se hace en muy poco rato y se disfruta con ganas. Lo bueno de las pasta es que se puede preparar de mil maneras y uno no se cansa. Pueden ser espaguetis, macarrones, lasaña, espirales, etc. Aunque a nosotros los espaguetis es el tipo de pasta que más nos gusta. A mi, muchas veces me recuerda a la película de la Dama y el vagabundo, cuando está ahí so ...

Recetas Salado salsa ...

Salsa de tomate casera

En esta receta te enseñamos a preparar una  buena salsa de tomate casera. La salsa de tomate se puede añadir en macarrones, en carnes o pescados… Y el sabor de una salsa casera está mucho más bueno que cualquier salsa de tomate de bote. Para preparar nuestra salsa de tomate casera, vamos a nececitar: 1 cebolla mediana 1 diente de ajo 4 tomates sal al gusto pimienta al gusto una pizca de chi ...

Salsa de tomate casera

Si una cosa me gusta es la pasta. Los macarrones con tomate que hacía mi madre siempre han tenido un toque que nunca he sido capaz de conseguir. Y eso que mi madre, eso de la pasta al dente no sabe lo que es, porque la deja bastante pasada, pero la salsa le queda para chuparse los dedos. Así que hace tiempo, empecé a probar combinaciones para preparar una salsa de tomate casera de esas ricas, rica ...

Salsas Aceite de oliva virgen extra Cebollas ...

Cómo hacer salsa de tomate casera

El verano se nos va, sí, no es que me haga especial ilusión pero ayer mismo ya dormí con colcha, es decir, que empieza el fresquito. Lo que peor llevo del fin del verano es que perdemos, de alguna manera, los productos de la huerta de temporada y también perdemos los precios buenos. Yo aprovecho esta época para preparar salsa de tomate casera, que luego congelo y así puedo ir tirando parte del inv ...

salsas tomate frito salsa de tomate ...

Salsa de tomate frito casera

Hola Cocinitas!! Hoy vamos a preparar una deliciosa SALSA DE TOMATE FRITO CASERA. Cuando el verano va llegando a su término es momento de llenar la despensa para todo el invierno. Si hay huerto en casa es probable que tengas un montón de tomates que maduran a la vez y no da tiempo de consumir. O bien, vas a la tienda y ves esos tomates tan coloraditos y a buen precio que te vienen muy bien para p ...

Salsas Verduras

Mi salsa de tomate casera

Ayyyy todo el mundo poniendo recetas terroríficas de Halloween y aparezco yo con una sencilla salsa de tomate, con un par jajajaja……Soy rebelde por naturaleza, qué le voy a hacer…… Es ésta una de las salsas básicas por excelencia que no debe faltar en nuestro fondo de nevera . En el mercado las hay también buenas , pero como la casera ninguna. Como se suele decir , para su elaboración, cada maestr ...

cuisine companion (cuco) Verduras salsa de tomate ...

Salsa de tomate casera

Hoy os propongo una salsa de tomate casera, no es un plato en sí mismo, pero sí la base para que muchas comidas nos queden ricas, ricas. Os iré proponiendo recetas para emplearla como calamares en salsa o albóndigas con tomate, pero también resulta muy interesante como base del sofrito para un buen arroz. Si queréis tener preparada la salsa de tomate casera y usarla cuando la necesitéis podéis hac ...

Cómo preparar la mejor sopa de tomate casera

Con la cercanía de los días fríos, las sopas caseras de verduras comienzan a ser parte de nuestra dieta habitual. Estos platos no solo suponen un aporte nutricional más que importante, lleno de vitaminas y minerales, sino que también son deliciosos y sencillos de preparar, como este platillo fácil y rápido. Cómo hacer sopa de tomate Si te preguntas constantemente cómo hacer sopa casera, debes sab ...