Cocina

vegicienta-facilisimo Idea guardada 61 veces
La valoración media de 121 personas es: Excelente

Mi receta de pollo rostizado con hierbas



Es cierto que el pollo puede sostener muy bien su sabor así lo rosticemos sólo con sal y un poco de pimienta. Pero eso sería simplemente aburrido, o al menos esa es mi opinión. El pollo rostizado es la mejor oportunidad para usar las hierbas que cultivo en mi huerta y por lo tanto, es la prueba de fuego para determinar si son de buena calidad o no... y bueno, modestia aparte, hasta ahora me ha ido muy bien con ellas. :)

Los invito a probar mi receta para preparar un buen pollo rostizado y, si se animan, empezar a cultivar sus propias hierbas también (si quieren saber más sobre como cultivar sus propias hierbas y vegetales, los invito a visitar mi blog aquí

Ingredientes

1 pollo entero

3 cucharas soperas de sal, preferiblemente de mar.

1 cuchara sopera de pimienta negra entera

2 ramitas de romero fresco. Como alternativa, se puede usar  1 cuchara sopera de romero seco.

1 ramita de salvia. Como alternativa se puede usar de 3 a 7 hojas secas de salvia seca.

1 cuchara sopera de tomillo seco

1 cuchara sopera de orégano

½ cuchara sopera de paprika

3 a 5 dientes de ajo enteros, sin pelar

1 limón cortado en rodajas

2 tallos de apio cortados en estacas

½ cebolla cortada en cuadros grandes

2 zanahorias peladas y cortadas en estacas

Implementos 1 roasting pan (asadera) con tapa. En caso de no tenerla, una bandeja para hornear y papel aluminio para cubrir el pollo sería suficiente.

Preparación
- Precalienta el horno a 375°F (190°C), en la función Rostizar, si tu horno la tiene.
- En un tazón, combina la sal y las especias secas. En caso de usar salvia seca, tritura unas 3 hojas y agrégalas al tazón.
- Si estás usando romero y salvia frescos, júntalas y arma un pequeño bouquet.
- Coloca el pollo limpio en una bandeja y gentilmente frota la combinación de especias tanto en la superficie del pollo como dentro de las cavidades, pliegues y comisuras.
-Aplasta los ajos sin pelar y mételos en las cavidades del pollo alternándolos con tallos de apio, zanahorias, cebolla y las rodajas de limón.
-Transfiere el pollo al roasting pan, con la pechuga hacia abajo. La idea es que los jugos, al escurrirse, se concentren en la pechuga. Si te sobran vegetales, ponlos en el roasting pan alrededor del pollo.
-Tapa el pollo, ya sea con la tapa del roasting pan o con papel aluminio y mételo al horno. De esta forma te estás asegurando que el pollo se cocine completamente por dentro, de lo contrario, la piel se doraría completamente pero la carne quedaría cruda, especialmente al interior de las partes más densas como la pechuga. Deja rostizar por una hora.
-Luego de una hora, saca el roasting pan, voltea el pollo y colócalo de nuevo en el horno, esta vez sin tapa para que la piel se dore y el pollo termine de cocinarse. Este proceso puede durar en promedio media hora.
  El pollo está listo cuando la piel se ha dorado completamente. Si tienes un termómetro de cocina, trata de atravesar la pechuga para medir la temperatura. Si ésta supera los 180°C, quiere decir que ya está completamente cocinado y listo para servir.

Pueden encontrar esta y otras recetas en mi blog www.vegicienta.com
Síganme en las redes sociales
Facebook.com/vegicienta
Instagram & Twitter: @vegicienta

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: pollohierbas

Recomendamos