Cocina

Ven a la cocina Idea guardada 2 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

Rosquillas de mi madre

Hace unos tres o cuatro años, una tarde de un domingo cualquiera, le pedí a mi madre que se pusiera a hacer rosquillas conmigo; quería aprender su receta porque siempre las había hecho ella y ella misma se encargaba de repartirlas. Por ese motivo, porque ella las hacía tan ricas, yo solamente me dedicaba a comerlas pero nunca había dado el paso y aquella tarde me pareció el momento idóneo para aprender. Qué mejor forma, pensé, que aprender con ella, viendo como mezcla, cómo bate y cómo las forma



Mi madre en la cocina lo hacía casi todo a ojo: pizcas, pellizcos, lo que pida la masaexpresiones que a ella le parecían tan obvias que se extrañaba cuando yo insistía en buscar su equivalencia. Así que con los ingredientes que ella me dijo nos pusimos a ello y por fin aprendí a elaborar las rosquillas de toda la vida de nuestra casa. La receta la dejé escrita escrita en mi cuaderno y hoy la rescato aquí.

Supongo que mucha gente sabrá cómo hacerlas, aunque también creo que es de esos postres a los que, aún partiendo de los mismos ingredientes, cada uno damos nuestro punto personal y no hay rosquilla igual a otra.



Puede ser que la mayor diferencia resida en el aroma que añadimos a la masa, siendo lo más habitual echar anís en forma de licor o anises en grano; también la naranja y el limón son dos clásicos aromatizantes de las rosquillas.



Valga esta sencilla receta como homenaje a mi madre en el primer aniversario de su muerte; su recuerdo de aquella tarde, en la que nos pusimos a ejercer de reposteras, me acompaña cada vez que la elaboro y cada día que me ato el delantal para andar entre mis fogones.

INGREDIENTES

2 huevos
75 gr. de azúcar
Zumo (unos 50-60 ml.) y ralladura de una naranja
75 gr. de aceite de girasol ( o de oliva si se prefiere)
300 gr. de harina
8 gr. de polvos de hornear (levadura en polvo Royal de siempre, medio sobre)
Anises a gusto o bien 30 ml. de licor de Anís
Aceite de girasol para freír
Azúcar para espolvorear las rosquillas


PREPARACIÓN

Batir los huevos con el azúcar enérgicamente para que se aireen bien.

Añadir a la mezcla de huevos el zumo de naranja y la ralladura. Si se usa licor de anís, este es el momento de echarlo. Mezclar.

Añadir el aceite y mezclar.

Mezclar la harina con los polvos de hornear y los anises en grano.

Por último echar la harina en dos o tres tandas e ir amasando a mano. Si se prefiere utilizar una espátula, mejor al principio y luego seguir con las manos. Es muy gustoso amasar y mancharse.

Dejar un momento la masa en reposo en el bol mientras se prepara una sartén honda con abundante aceite de girasol.



Con las manos embadurnadas de aceite, se cogen trozos de masa y se hace rodar entre las manos hasta formar un pequeño churro que se une por los extremos formando la rosquilla.

Se pone a calentar la sartén con el aceite y cuando esté bien caliente se echan varias rosquillas a freír, unas cuatro o seis cada vez en función del tamaño de nuestra sartén ; hay que tener en cuenta que el aceite no esté demasiado caliente porque se quemarían las rosquillas por fuera sin hacerse por dentro. Conviene echar la primera y observar si se fríe demasiado regulando un poco la temperatura según las vayamos haciendo. Esto es fácil verlo, cualquier fritura sigue la misma pauta con el aceite.

Sacar las rosquillas con una espumadera a una fuente con papel absorbente y a los tres o cuatro minutos pasarlas a otra limpia.

Si se desea, en caliente aún, se bañan en azúcar o se espolvorean con azúcar glas.

En mi casa, se comían tal y como salían de la sartén, sin añadir nada.



Más cosas

Últimamente se habla de polvos de hornear para tratar de ser más correctos a la hora de diferenciar entre levadura fresca como fermento vivo, levadura seca y polvos para hornear; tres cosas diferentes pero que ayudan a que nuestros pasteles y bizcochos suban en el horno. Iremos utilizando cada vez más la terminología adecuada en cada caso, teniendo en cuenta que los polvos de hornear son una mezcla de bicarbonato, ácido tartárico y un secante y que tradicionalmente lo hemos llamado por su nombre comercial levadura Royal aunque no sea levadura como tal.

Es importante mantener el aceite limpio; si se hacen más rosquillas conviene cambiarlo o colarlo para asegurarnos de que no se adhieren restos quemados que se quedan en la sartén.



Fuente: este post proviene de Ven a la cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hojaldres de queso y cebolla (aperitivo)

Del término “aperire” en latín (abrir en español) deriva la palabra aperitivo que significa bocado pequeño para abrir el apetito. Mejor definición creo que no hay para explicar cómo una porción pequeñ ...

Flamenquines a mi manera

Los flamenquines son un plato típico cordobés aunque se han popularizado mucho y se pueden encontrar ya en cualquier lugar de comidas a lo largo de la geografía andaluza; parece ser que los originario ...

Tarta de limón fácil

Esta es una tarta que no tiene ninguna dificultad en su elaboración y que sorprende al tomarla. Siempre habrá alguien a quien no le gusta el limón pero lo cierto es que en todas las ocasiones en que l ...

Pizza de espinacas y almendras

Para muchos hablar de pizza puede ser un sinónimo de comida rápida y poco sana cuando en realidad yo creo que una buena pizza, con una buena masa y buenos ingredientes resulta una comida completa, ape ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

recetas postres postres y dulces catbásicas ...

Rosquillas de anís. Thermomix

Algún día hay que atreverse con recetas un poco menos básicas, y así hacer un homenaje a todas las abuelas y madres del mundo que llevan haciendo dulces de Semana Santa toda la vida. Van por ellas estas rosquillas de anís, en mi caso ayudado por Thermomix (bueno, y un poco por el gato). Si yo puedo, todos podéis, incluso sin Thermomix, que tampoco es tan complicado. Lo ideal, como hacía mi madre, ...

recetas postres con sabor regional dulce

Rosquillas abizcochadas

Otro dulce muy presente en Galicia son las rosquillas, aunque suelen acompañar el café de la tardes durante todo el año, son en ésta época y hasta pasada la Cuaresma donde adquieren un mayor protagonismo. Debo reconocer, que he probado muchos tipos de rosquillas pero mis preferidas son éstas de tipo blanditas, un poco abizcochadas y aromatizadas con anís o como en éste caso, de orujo casero que me ...

featured Fiestas galletas y magdalenas ...

Rosquillas de huevo de mi madre y,... harina la que admita #DíadelDulceTS

TRADITIONAL EGG DOUGHNUTS AND MY CHILDHOOD MEMORIES (Scroll down for the English recipe) Como habréis comprobado por otras recetas, la cocina siempre ha estado alrededor mía. Si no era con mi abuela, era con mi madre. A ella siempre le ha gustado hacer dulces y repostería. Se le da estupendamente y si de mi abuela recuerdo más la comida del día a día, recetas saladas, de mi madre son las dulces po ...

general destacado galletas ...

Rosquillas de anís

Las rosquillas de la abuela, ni más ni menos, éstas son, dejad de buscar. Con anís dulce y anisetes y, por supuesto, con aceite de oliva. Las hacíamos en un restaurante, con bastante nombre en Madrid, donde van todos nuestros maravillosos políticos, detrás del congreso de los diputados. Se regalaban con el café, y había algunos clientes que venían, en ocasiones, únicamente a llevarse un par de bol ...

recetas postres sin categoría

Rosquillas de flan

Estaba yo una tarde bien negra de fin de semana paseando por facebook cuando vi estas rosquillas en el muro de la hermana de mi ex vecina de toda la vida, a la que le digo desde aquí que el rellano no es lo mismo sin ella jeje. En fin, que me pareció que tenían muy buena pinta y me puse manos a la obra. Tuve algunas dificultades y es que las primeras que formé lo hice haciendo una bola he introduc ...

recetas dulces recetas postres dulces fritos ...

Rosquillas de carnaval

Ver el video de esta receta Deliciosas rosquillas que acompañadas en un buen café o chocolate caliente, para estas fechas son una pura delicia. Ingredientes: . 500 gHarina de trigo 75 gMantequilla sin sal 100 gAzúcar 20 gLevadura química o polvo de hornear 75 ml Licor de plátano 4 Huevos de tamaño mediano Abundante aceite de girasol para freír las rosquillas Azúcar y licor de plátano para r ...

rosquillas recetas postres

Rosquillas

Rosquillas Karolina, fuchicando en mi cocina, un amiga de foro de hace algunos años, cocinaba bien y sobre todo le gustaban ls postres y los hacía bien. Su receta tal cual. Yo he seguido la receta al pie de la letra, los ingredientes a ojo de buen cubero, realmente no he usado la cascara, ella usaba la cascara, yo lo he hecho a ojo imaginando las cáscaras A mi me saliron 60 o 70 rosquilla, son chi ...

La cosa más dulce

Rosquillas de anís

Rosquillas de anís. No creo que haya un dulce más típico, o al menos en mi casa, que las rosquillas de anís. Son tradicionales de Carnaval o Semana Santa pero en mi familia tienen tanto éxito que mi madre las prepara todo el año, en una tarde lluviosa, rosquillas; que no hay nada dulce para desayunar un domingo, rosquillas; y así en infinidad de situaciones. La verdad es que nunca nos cansamos de ...

recetas postres

Rosquillas de anís

Uno de los postres típicos que más me gustan son las rosquillas. Me pierden. Me comería kilos y kilos de rosquillas. Las de la foto hace tiempo que las hice, y mientras preparaba el post, me estaba apeteciendo hacerlas, pero... para otro día, ya que tengo muchos proyectos en mente y no doy a basto. Se pueden comer con chocolate, leche con cacao, café... con cualquier cosa están buenísimas, incluso ...

recetas postres dulce

Rosquillas de anís de Hilda

El día que mi vecina Hilda nos trajo la prueba de sus rosquillas seguro que no se imaginaba que íbamos a acabar con ellas tan rápido. Y es que estaban tan ricas y con tan buena pinta que incluso antes de llegar al postre ya las catamos. No tardé en pedirle la receta, aunque como ya me imaginaba, el ojo iba a ser un ingrediente principal, jeje. Las mías no quedaron ni la mitad de buenas ni vistos ...