Cocina

las recetillas de romo Idea guardada 105 veces
La valoración media de 21 personas es: Muy buena

Tarta de queso y chocolate blanco sin horno

"Tarta de queso y chocolate blanco sin horno"


Hoy te quiero enseñar la tarta de queso y chocolate blanco que hice para el cumpleaños de mi hijo Javier; generalmente las tartas de queso gustan a todo el mundo y esta fue todo un éxito por lo rica que estaba y lo bonita que quedó. Además con la ventaja de que no necesita horno

¿Quieres ver como la hice?

Tarta de queso y chocolate blanco sin horno

Ingredientes para un molde desmontable de 24 cm:

-Para la base de galleta:

150 gr de galletas María

80 gr de mantequilla a temperatura ambiente-Para la crema de queso y chocolate:

500 gr de queso tipo Philadelphia

400 ml de leche evaporada

200 gr de pepitas de chocolate blanco

1 sobre de cuajada

120 gr de azúcar-Para la gelatina de melocotón:

12 cucharadas de mermelada de melocotón

5 hojas de gelatina

2 cucharadas de zumo de limón



Preparación:

-De la base de galleta:

Forramos la base de nuestro molde con papel de hornear y lo engrasamos.

Trituramos las galletas con una picadora o metidas en una bolsa y ayudándonos con un rodillo. Fundimos la mantequilla en el microondas cuidando que no se queme.

Mezclamos en un bol las galletas con la mantequilla y amasamos hasta que se forme una pasta. La llevamos al fondo del molde y vamos extendiéndola con ayuda de los dedos primero y luego presionamos con el fondo de un vaso hasta que quede uniforme. Reservamos en el congelador mientras preparamos la crema.-De la crema de queso y chocolate:

Disolvemos la cuajada en un vaso con un poco de leche evaporada cuidando que no queden grumos.

En un cazo ponemos el resto de la leche con el queso y mezclamos bien; añadimos el chocolate y la cuajada disuelta.

Llevamos al fuego y dejamos que cueza durante dos minutos, sin dejar de remover, hasta que nos quede como una crema. Añadimos el azúcar y retiramos del fuego.

Sacamos el molde del congelador y vertemos la crema por encima de las galletas con cuidado. Dejar enfriar un poco y reservar en la nevera hasta que cuaje (unas 4 horas)-De la gelatina de melocotón:

Ponemos la gelatina en remojo con unas cucharadas de agua fría durante cinco minutos.

Ponemos la mermelada en un cazo con 4 cucharadas de agua y el zumo de limón, lo llevamos al fuego hasta que se licue.

Apartamos del fuego y añadimos la gelatina escurrida removiendo con cuidado hasta que se disuelva.

Sacamos el molde de la nevera y vertemos, con cuidado, la mezcla de mermelada por encima de la crema. Dejamos que cuaje al menos una hora.

A la hora de servir desmoldamos con cuidado y decoramos a nuestro gusto.



Te cuento:

Esta tarta de queso y chocolate blanco sin horno es muy sencilla aunque requiere cierta espera para dar tiempo a que cuaje la crema primero y luego la gelatina: yo lo que hago es preparar la base y la crema por la tarde y la dejo en la nevera, al día siguiente por la mañana hago la gelatina y así está lista para la hora de la comida. La puedes adornar con lo que quieras, como mas te guste, yo le he puesto unos gajos de melocotón en almibar y unas bolitas de chocolate blanco.
Una de las ventajas de esta tarta es que no necesita horno pero también tienes en este blog la Tarta de queso de la Naina que, aunque va horneada, está también deliciosa.

Fuente: Potingues y fogones

¡Si te gustan las tartas de queso fresquitas no te la pierdas! Y ya sabes que puedes compartir la receta y pasarte por mi Facebook para ver lo que se cuece.

Te veo el jueves con otra recetilla!!

Besos
Paquita

Fuente: este post proviene de las recetillas de romo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
Etiquetas: chocolatetartas
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora