Cocina

Pequeños Accidentes Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Asesinato en la Abadía de Fressange (Receta para una historia nº41)

Nos despedimos del primer mes del año con una nueva receta para elaborar una deliciosa historia.

Enero ha sido un mes frío, días con nevadas en los que no apetecía salir de casa, solo coger una taza de café recién hecho y disfrutar mirando por la ventana cómo caen los copos de nieve, o sentarnos en nuestro sofá, taparnos con una mantita y leer un libro, ver nuestra serie preferida o una película de esas películas que tenemos pendientes.

Bueno, como siempre, antes de ponernos con la receta de este mes, os recuerdo que aún estáis a tiempo de hacer y compartir vuestra crítica gastronómica de Nadie lo conoce.



Para la propuesta de este mes me he basado en una serie de películas francesas que estoy viendo y que se desarrollan en el sur de Francia, en este caso en Asesinato en Fressange (Le secret de labbaye).

Los ingredientes para elaborar una historia siguiendo una receta secreta ancestral son:

1 monje destilador cisterciense que sueña con la inmortalidad (Opcional: el hermano Yves)
1 capitana de investigación (Opcional: Alicia Tirard)
1 capitán de la brigada local (Opcional: Alex Lazzari)
1 asesino huérfano, dolido y ecológico (Opcional: Olivier Descotes)
4 enfermos de cáncer fallecidos
1 cementerio (Opcional: Cementerio de Montjoyer)
1 abadía (Opcional: Abadía de Fressange)
1 laboratorio farmacéutico (Opcional: Laboratorie Terruel)
1 destilería
1 crimen ritual

1 cuerpo de un monje colgado boca abajo en una cruz
1 fórmula mágica escrita con sangre en francés antiguo
1 licor de plantas que los monjes llevan elaborando 9 siglos (Opcional: Oblitus Periit Liqueur)
1/2 taza de veneno en una cantimplora (Opcional: Colchicina)
1/3 de taza de dolor
1/4 taza de venganza

1 puñado de formulas químicas
1 puñado de plantas silvestres



El secreto para elaborar un buen licor es mezclar las mayoría de los ingredientes y dejar macerar durante 9 siglos. Transcurrido este tiempo se prueba y se añade un crimen ritual, un par de investigadores, una bodega y una empresa farmacéutica. Se deja macerar durante unas semanas y listo para embotellar y consumir.

¿Cuál es tu historia? Ya sabes que tienes un mes para macerar la idea, elaborar un buen licor de hierbas e invitarnos a probarlo. A principios de marzo recibirás la crítica gastronómica correspondiente.

Bon appétit!!!

Fuente: este post proviene de Pequeños Accidentes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bizcocho otoñal de boniato

Mi madre siempre hace postres con los productos de temporada y algunas veces de su propio huerto. Recuerdo el aroma a manzana, batata, almíbar, canela, anís, clavo... para mí esos son los aromas del o ...

Murciélagos de queso

Parece que no, pero ya mismo es Halloween, así que aquí va mi sugerencia para hacer un menú para esta celebración con la ayuda de los más pequeños de la casa. Durante este mes iré publicando una sel ...

Recomendamos