Blog de calandrita Idea guardada 66 veces
La valoración media de 35 personas es: Excelente

Bizcocho con crema de cacao casera

 


Bueno como ya hace algunos días que dejamos atrás los excesos navideños, pues como que ya va apeteciendo algo dulce. Y quién se puede resistir a un delicioso bizcocho, que además lo vamos a rellenar y decorar con una fantástica crema de cacao y avellanas casera. Yo ya os aseguro que no me puedo resistir, la bollería casera me encanta, y los que me conocéis sabéis que el chocolate me pierde, por eso ésta crema de chocolate y avellanas es una perdición, eso sí, sana; nada de grasa de palma, ni ningún conservante ni aditivo; una forma segura de darle a nuestros hijos la tan deseada "nocilla o nutella", pero sabiendo que comen sano y natural. Se conserva en la nevera hasta dos semanas, y congela estupendamente bien, por eso como con las medidas de la receta sale bastante cantidad, podemos envasarla en varios botes y bien congelarla o guardarla en la nevera, según nuestras necesidades. Podéis utilizar el tipo de bizcocho que más os guste, yo prefiero hacer éste sencillo, sin ninguna historia, para poder apreciar mejor el fantástico sabor de la crema.



BIZCOCHO CON CREMA DE CACAO CASERA

INGREDIENTES:

Crema de cacao:

100 gr. de avellanas peladas y tostadas

150 gr. de azúcar

100 gr. de chocolate fondant

100 gr. de chocolate con leche

100 gr. de chocolate blanco

200 gr. de leche entera

150 gr. de aceite de girasol

Bizcocho:

4 huevos L

180 gr. de azúcar

125 gr. de aceite de oliva suave

200 gr. de harina de reposteria

Medio sobre de levadura

1 cucharadita de aroma de vainilla

Una pizca de sal

PREPARACIÓN:
 

Lo primero que haremos será preparar la crema de cacao. Para ello trituramos las avellanas, con el accesorio picador hasta que estén molidas. Reservamos.

Troceamos los chocolates. Reservamos.

 


En un cazo ponemos la leche, el aceite de girasol y el azúcar, removemos, calentamos a fuego bajo, removiendo para que se disuelva el azúcar y no se pegue.
 


Cuando la mezcla esté caliente, añadimos el chocolate y las avellanas y mantenemos a fuego bajo removiendo con las varillas siete u ocho minutos, hasta que todo esté completamente disuelto y tengamos una mezcla homogénea.

 


Retiramos del fuego y colocamos en un bol de cristal hasta que enfríe. Reservamos.
 



Ahora vamos a preparar el bizcocho. Para ello separamos las claras de las yemas y colocamos éstas últimas en el bol, de nuestro robot de cocina, junto con 100 gr. de azúcar, colocamos las varillas y montamos varios minutos hasta obtener una mezcla cremosa y blanquecina que haya doblado el volumen de la mezcla inicial.

Añadimos la cucharadita de vainilla y el aceite, quitamos las varillas y colocamos la pala de mezclar y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Precalentamos el horno a 180º.



Tamizamos la harina con la levadura, la añadimos a la preparación anterior y mezclamos hasta que se integre por completo. Reservamos.

Limpiamos el bol, ponemos las varillas y montamos las claras con una pizca de sal, cuando estén casi montadas añadimos el resto del azúcar y seguimos batiendo hasta obtener un merengue firme y que haga picos.

Con la ayuda de una espátula, vamos añadiendo las claras montadas a la preparación anterior, en varias tandas y con movimientos envolventes, para evitar que nos baje la mezcla.



Colocamos la mitad de la mezcla, en un molde con un papel de hornear en el fondo.

Ahora vamos cogiendo cucharadas de la crema de cacao, que ya estará fría, y las vamos poniendo encima de la masa de bizcocho, por todo el molde.

Después colocamos el resto de la masa encima de la crema.


Damos unos golpes al molde contra la encimera, para quitar posibles burbujas de aire.

Horneamos a 180º, durante 45 o 50 minutos, eso como siempre digo, depende de cada horno. Comprobamos que esta hecho, pinchando con una aguja, si sale limpia ya está, si no mantenemos unos minutos más. Sacamos del horno, esperamos cinco minutos, para no quemarnos, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Cuando el bizcocho esté completamente frío, lo pasamos a la bandeja donde lo vayamos a servir.


En un decopen, o una manga pastelera con una boquilla fina y lisa, colocamos un poco de crema de cacao y vamos haciendo hilos de chocolate, o lo que nos guste, por encima del bizcocho.
 


   

Fuente: este post proviene de Blog de calandrita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pastelitos de coco

Ya tocaba algo dulce y éstos pastelitos lo tienen todo, están de muerte, fáciles de hacer y son una verdadera delicia, sobretodo para los amantes del coco. Esta es una de esas recetas que se prepara r ...

Huevos rellenos de langostinos

Se aproxima el fin de semana y como nos gusta preparar tapitas y cenas de picoteo, para familiares y amigos. Los huevos siempre dan mucho juego en éste tipo de preparaciones, son un clásico de todas l ...

Conejo en salsa de almendras

Bueno, después de pasado el verano, las vacaciones y mi querida feria de Albacete, ya toca ir volviendo a la normalidad, aunque nos cueste. Tantos eventos han pasado factura, y algún kilito de más se ...

Crema fría de pepino y aguacate

Hoy un entrante que se prepara en cinco minutos y fresquito, que es lo que más nos apetece en éstos días tan calurosos. Y además muy vistoso, si lo queremos preparar en uno de tantos eventos y reunion ...

Etiquetas: bolleriadulcemasas

Recomendamos