Orielos Kitchen. Recetas sin lactosa Idea guardada 27 veces
La valoración media de 14 personas es: Excelente

Tarta de queso mascarpone sin lactosa y frutas de bosque

Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque


Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque


Estoy feliz, y mis amigos también :) Mis amigos porque porque la otra tarde vinieron a casa a comer una deliciosa tarta de queso mascarpone sin lactosa y frutas del bosque y fliparon de lo buena que estaba. Y yo más feliz aún porque me encanta compartir todo lo bueno que tengo y que la gente que quiero disfrute con lo que hago :)

Un café, unos con leche de avena, otros con leche sin lactosa y otros con leche desnatada (jeje en mi casa hay de todo tipo de leche... menos mala leche, claro), velitas, buena música y un trocico de esta pedazo tarta de queso mascarpone sin lactosa.

Y es que desde que aprendimos a hacer nuestro propio queso mascarpone sin lactosa casero se nos ha abierto un mundo de posibilidades a los intolerantes a la lactosa. Y no sólo para hacer un delicioso tiramisú sin lactosa, si no para hacer cremas, mouses o tartas tan increíbles como esta tarta de queso mascarpone sin lactosa y frutas del bosque. ¡¡Buaaah!! sublime.

¿No me digáis que no es preciosa? Y es que en realidad, todas las tartas son bonitas, pero las tartas de queso dan mucho juego para adornar con frutas del bosque (arándanos, fresas, frambuesas, moras...) Algunos toman la tarta de queso sola, tal cual (y es que está buenísima). Otros le echan mermelada por encima (generalmente de frutas del bosque, porque la acidez de estas frutillas funciona genial con el dulzor del queso en el paladar). Yo he preferido usar las frutas del bosque prácticamente enteras, repartidas por encima de la tarta de queso mascarpone de manera casi tosca, aunque ordenadas con mucho cariño :)

Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque
Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque


Hay muchísimos tipos distintos de tartas de queso. Para empezar, nuestra tarta de queso es sin lactosa, lo cual ya es un reto de por sí. Podemos usar queso crema tipo Philadelphia sin lactosa, queso de cabra sin lactosa (como en esta tarta de queso de cabra sin lactosa en vasitos que hicimos hace tiempo). Pero os recomiendo que probéis esta tarta de queso mascarpone sin lactosa mmm está súper suave, compacta, buenísima. 

Además tiene unos toques de vainilla y raspadura de limón que le dan un toque definitivo para hacerla perfecta :)

La base la hemos hecho de galleta Digestive y mantequilla sin lactosa. Tenéis que mirar bien las etiquetas de las galletas, porque muchas de ellas llevan suero de leche en polvo. Las que yo he usado no llevan ningún derivado lácteo pero pueden contener trazas de leche, pero eso no quiere decir que nos vayan a hacer daño, ya sabéis (lo ponen para curarse en salud por si existiese alguna millonésima posibilidad de contaminación cruzada).

El relleno lo hemos hecho con una suave mezcla de queso mascarpone sin lactosa, queso crema sin lactosa y nata (crema de leche) sin lactosa sedimentada. Harina, huevos, esencia de vainilla y raspadura de limón. Hemos separado las claras de las yemas para montarlas e incorporárselas al final para que la tarta de queso mascarpone sin lactosa tenga más cuerpo.

Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque


Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque


Pero antes de nada es fundamental dejar macerar las frutas del bosque con un poco de azúcar y vinagre, a ser posible toda la noche, para dejar que las frutillas suelten todo su jugo, que usaremos después como almíbar para calar el bizcocho en la cobertura y darle un brillo espectacular a las frutas del bosque.

La cobertura y la decoración ya podéis hacerla como más os guste. Si usáis sólo fresas podéis laminarlas o cortarlas en trocitos pequeños y rodear la tarta con nata montada (crema de leche) sin lactosa con la ayuda de una manga pastelera. Si usáis sólo frambuesas podéis ponerlas hacia arriba y quedan genial. O hacer como yo, todas las frutas del bosque mezcladas ahí en una orgía deliciosa de frutillas de todos los colores ^_^ pero ordenadas con muuuucho mimo. ?

Como veis en la siguiente videoreceta, hacer una tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque casera es muy fácil. Sólo tenemos que mezclar los ingredientes y hornearlos a fuego lentito (unos 140ºC) durante una hora y media. Y veréis que queda espectacular. Os va a encantar :)

  La semana que viene habrá un concurso entre los seguidores del blog Orielo"s Kitchen. Poco más os puedo desvelar hasta ahora... sólo os daré una pista  #FinishBrilloyProtección. Ahora a disfrutar de esta estupendísima receta de tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque. Ahí os dejo la receta en versión imprimible lista para descargar.

   

  Ingredientes

  Base de 23 cm:
- 15 galletas Digestive
- 85 gr. de mantequilla sin lactosa

Relleno de la tarta

- 300 gr. de queso mascarpone sin lactosa
- 200 gr. de queso crema sin lactosa
- 200 gr. de nata (crema de leche) sin lactosa
- 3 huevos grandes
- 150 gr. de azúcar
- 40 gr. de harina
- 1 cdita. de levadura
- Ralladura de un limón
- Esencia de vainilla
- 1 pizca de sal

Relleno de la tarta

- 500 gr. de frutas del bosque
- 2 cdas. de azúcar
- 1 cda. de vinagre

Preparación de la tarta de queso mascarpone sin lactosa

Base de la tarta

1.     Trituramos las galletas Digestive con una picadora o machacándolas en mortero.

2.     Derretimos la mantequilla sin lactosa en el microondas unos 15 segundos.

3.  Mezclamos la galleta triturada con la mantequilla derretida y la distribuimos en el molde del bizcocho aplastándola bien para formar una base.

4.     Refrigeramos unos 20 minutos para que endurezca la base.

Tarta de queso mascarpone sin lactosa  

En  un bol semimontamos la nata (crema de leche) sin lactosa. No es necesario montarla del todo.

A la nata (crema de leche) semimontada añadimos el queso mascarpone sin lactosa y el queso crema sin lactosa.

Añadimos también el azúcar y batimos con las varillas para mezclar bien todo e integrar bien el azúcar.

Separamos las yemas de las claras, y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

Añadimos las yemas una a una a la crema de queso y mezclamos bien.

Añadimos la raspadura de un limón y una cucharadita de esencia de vainilla. Mezclamos.

Añadimos la harina con la levadura tamizándola. Integramos bien con la espátula hasta que no quede ni un grumo.

Por último agregamos las claras a punto de nieve poco a poco, con movimientos envolventes hasta tener una crema homogénea.

Sacamos el molde de la nevera (la base ya estará dura) y vertemos la crema sobre ella.

Horneamos durante 90 minutos con el horno precalentado a 140ºC. Comprobamos con un cuchillo o palillo la cocción.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente unas dos horas y luego la dejamos enfriar toda la noche en la nevera. Cobertura de frutas del bosque

Ponemos todas las frutas del bosque en un bol, bien lavadas, y las fresas cortadas por la mitad, sin tallo.

Añadimos dos cucharadas colmadas de azúcar y una de vinagre y mezclamos muy bien.

Dejamos macerar las frutas del bosque en la nevera toda la noche para que suelten su jugo.

Al día siguiente, cuando vayamos a decorar la tarta, colamos bien el jugo y colocamos las frutas del bosque por encima de la tarta de queso.

Mojamos con el jugo que han soltado para darle brillo a las frutas y calar la tarta.
Fuente: este post proviene de Orielos Kitchen. Recetas sin lactosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos