comunidades

CANELONES DE CARNE

canelones de carne


Alguien escribió una vez que cocinar era un acto de amor, sin duda, esa persona acababa de comer canelones. Hoy os traigo la que quizá sea la mejor receta de canelones de carne, una receta que transformará cualquier comida en un momento especial. Los canelones son un plato típico italiano, popularizado en la zona de Catañuña y en zonas como Argentina o Uruguay, siendo en estos sitios más consumidos que en la propia Italia. La receta que os traigo combina la carne asada a fuego lento, con unas deliciosas espinacas y un toque de especiado en la bechamel que los hacen irresistibles.


INGREDIENTES

100gr. de ternera asada
200 gr. de espinacas frescas.
25 gr. de mantequilla.
1 Loncha de jamón cocido.
2 Cucharadas de parmesano rallado.
1 Huevo.
20 placas de canelones.
Sal y pimienta.

Para la bechamel:

50 gr. de mantequilla.
50 gr. de harina.
500 ml. de leche.
Nuez moscada.
Sal y pimienta.


Si no contamos con ternera asada, precanentamos el horno y asamos la ternera con una cucharada de aceite de oliva y un poco de mantequilla por encima a 160ºC durante unos 40 min. A mitad de la cocción, le damos la vuelta. Una vez asada, sacamos del horno y dejamos enfriar. Lavamos y troceamos las espinacas, Las cocemos en una olla durante 5 min. sólo con el agua que les quede de lavarlas. Las escurrimos y las dejamos enfriar.

Para hacer la bechamel, en una cazo a fuego medio ponemos la mantequilla, cuando se deshaga añadimos la harina y removemos unos minutos hasta que comience a ponerse de color tostado, añadimos la leche y removemos bien. Bajamos el fuego y tapamos, dejamos cocer mínimo 20 min, removiendo de vez en cuando. Cuando tenga una textura espesa, retiramos del fuego, salpimentamos y añadimos nuez moscada al gusto.

Ponemos una olla grande al fuego con abundante agua salada y preparamos las placas de canelones según instrucciones del fabricante. Una vez cocidas, las escurrimos y las colocamos sobre un paño de cocina. Picamos bien la carne asada con el jamón cocido y lo colocamos un un cuenco grande con las espinacas cocidas y el huevo ligeramente batido y el parmesano, salpimentamos y mezclamos bien.

Colocamos sobre cada canelón, una cucharada de la mezcla de carne y espinacas y un poco de bechamel, los enrollamos y los vamos depositando en una bandeja para horno ligeramente engrasada. Una vez colocados todos los canelones, cubrimos con la bechamel restante y la mantequilla por encima. Horneamos unos 20 min. a 180ºC. Retiramos del horno y dejamos reposar 5 min. antes de servir.


Lo ideal es prepararlos con restos de carne asada, pero en caso de no tener a mano en el momento que a uno se le antojan los canelones, pues nada, un buen trozo de ternera y al horno a fuego medio bajo, no hace falta asarla mucho, ya que luego se volverá a asar dentro de los canelones. Las espinacas, cuanto más frescas mejor, hoy en día es fácil encontrarlas fresquísimas en casi cualquier lugar, así que desechad esas de bolsa que no tienen casi sabor y optar por unos buenos matojos.


La receta de bechamel que os doy queda perfecta para esta receta, con el espesor justo para que no se desparrame por la bandeja, ni quede bloque por encima, aunque si controláis bien vuestra receta de bechamel, no dudéis en prepararla como siempre hacéis, eso sí, siempre con bastante nuez moscada recién rallada, nada de usar la que viene en polvo en botes, ya que pierde casi todo el sabor y el aroma, nada como rallarla en el momento, eso le da un toque realmente especial y distinguido.



El sabor que tienen estos canelones, a pesar de la sencillez de sus ingredientes, resulta bastante sofisticado, así que son ideales para servir a invitados o como os decía al principio, para hacer especial la comida diaria un día que tengamos antojo, así que abrid un buen vino y a la cocina a prepararlos, os aseguro que os van a gustar muchísimo.



Para la pasta podéis usar placas rectangulares de lasaña para obtener unos canelones más grandes y con más pasta o las tradicionales placas cuadradas, cuesta, un poco más de rellenar, ya que cuentan con menos superficie de maniobra. Una vez enrollados, los depositáis en la bandeja con la parte que cierra hacia abajo, de esa forma evitaremos que se abran durante el horneado.


Esta receta la he adaptado del libro La cuchara de plata, uno de mis recetarios impresicindibles, además, que mejor que un libro de cocina italiana para esta receta. El postre esta semana un buen bizcocho de calabaza.


Fuente: este post proviene de Contigo en la playa!, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

TACOS AL PASTOR VEGETARIANOS

En casa nos encantan los tacos para cenar, con su toque picante y sus salsas para acompañar y un montón de topping por la mesa para montarlos a tu gusto. Más nos gustan si tenemos invitados en casa, y ...

ENSALADA DE PASTA SUPER FACIL

Sin duda que las ensaladas de pasta son la estrella de las mesas en verano. Son fáciles de preparar, se conservan perfectas durante varios días y lo mejor es que gustan a todo el mundo. Hoy os traigo ...

Recomendamos