comunidades

Croquetas de berenjena y queso azul

Croquetas-de-berenjenas-y-queso-azul


En casa gustan las croquetas, de hecho, creo que le gustan a todo el mundo. Normalmente las preparo de jamón o de setas, pero esta vez he hecho croquetas de berenjena y queso azul.

Llevaba días sin hacerlas, pero empieza el curso y la actividad normal, y tener algunas preparaciones en el congelador te saca de más de un apuro.

Aunque las croquetas son muy típicas en España, parece ser que su origen es francés. La palabra deriva del vocablo francés “croquette”, diminutivo a su vez de ”croquer” (crujir).

Podemos preparar croquetas de carne, pescado, verduras, e incluso dulces. Cada uno tiene sus favoritas. Y creo que a todos nos gustan las de mamá, que son las mejores del mundo. Las de la mía lo eran, os lo aseguro. Pero llega el momento en que tenemos que hacerlas nosotros y queremos que sean sublimes, ¿o no?

Me encantan las croquetas. ¿Cuáles? De jamón, de setas, de marisco, y ahora las croquetas de berenjena y queso azul. He utilizado roquefort, pero quedan igual de bien con Cabrales, la Peral, Gorgonzola o Valdeón, por citar solo algunas variedades que quesos azules.

Si no os gusta el queso tan fuerte siempre podéis substituirlo por otro más suave.

Preparar croquetas no tiene ningún secreto, solo se necesita paciencia y tiempo. No os voy a engañar, no se preparan en media hora, pero merece la pena hacer una buena cantidad y congelarlas. Así tienes para varias veces.

   Ingredientes

1 berenjena

1 cebolla

100 g de queso Roquefort

1 l de leche caliente

60 g de harina

60 g de mantequilla

Sal

2 huevos

Pan rallado

AOVE

   Preparación

1.- Pon a calentar el horno a 200 º C.

2.- Mientras tanto lava pela y parte la berenjena. Pártela en tiras o en cubos, como prefieras. Ponla en un colador con sal y déjala reposar para que suelte las sustancias amargantes. Déjala una media hora, verás que suelta un líquido pardo.

3.- Lava la berenjena bajo el chorro de agua y sécala. Ponla en el horno con un poco de AOVE. Ves dándole la vuelta y cuando esté tierna, trocéala y reserva.

4.- En una sartén pon la mantequilla a calentar. Pica la cebolla muy fina y ponla a pochar con la mantequilla.

5.- Cuando empiece a coger color, añade la harina y remueve para conseguir una pasta suave y lisa. Como vas a preparar una bechamel, no dejes que el roux (es así como se llama esta pasta de grasa y harina) coja color.

6.- Ves añadiendo poco a poco la leche, que ya tendrás caliente. Remueve continuamente para que no se pegue. Mantén la sartén en el fuego, removiendo la salsa mientras va espesándose.

7.- La bechamel estará cuando veas que se empieza a separar de las paredes de la sartén. Entonces añade la berenjena y el roquefort desmenuzado y remueve para integrar.

8.- Para dar forma a las croquetas la masa tiene que estar fría. Yo la dejo en un recipiente tapado a piel con film, toda la noche, en la nevera.

9.- Da forma a las croquetas y rebózalas. Pásalas primero por pan rallado, luego por huevo batido y otra vez por pan rallado. Si las vas a hacer en el momento, deja que reposen un rato para que el pan rallado se seque. Si no, congélalas.

   Trucos/Consejos

Verás que no he puesto peso ni para la cebolla ni para la berenjena. Depende de si te gustan las croquetas con mucho o poco relleno. En el queso si he puesto peso porque al ser un queso muy fuerte, un exceso puede resultar excesivo.

A todos nos ha pasado alguna vez que la bechamel nos ha hecho grumos, que no cunda el pánico. Si es el caso, tritura con la batidora la bechamel. vuelve a ponerla en la sartén y continua con el proceso.

Es importante darle en punto adecuado a la bechamel para que la textura final sea la correcta. Para ello recuerda que la salsa debe despegarse de los laterales de la sartén. Esto te indica que está en su punto.

A la hora de darles forma puedes optar por hacerlas redondas u ovaladas. Yo suelo darles forma con las manos, aunque esta última vez he probado con una manga pastelera y estoy encantada. Todas me han quedado muy iguales.

Para conseguir una fritura perfecta ten en cuenta un par de puntos. Deja atemperar las croquetas una media hora antes de freírlas, y calienta bien el aceite. Si cuando las frías, el aceite no está muy caliente, las croquetas se te abrirán.

Imprimir

Subscríbete al Newsletter

Si no quieres perderte ninguna receta, subscríbete. Recibirás todas las recetas que vaya publicando.

GDRP CheckBox Acepto la política de Privacidad

Subscíbete!

You have Successfully Subscribed!

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Loreto de la Osa Beltrán.

Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos, nada de SPAM.

Legitimación: tu consentimiento (que estás de acuerdo).

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de tastyfooftastycook.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos

Derechos: evidentemente tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Información adicional: puedes consultar información adicional y detallada en mi Política de Privacidad.

   También te pueden interesar …

Crema-fría-de-pepino-y-aguacate


Crema fría de pepino y aguacate

Ensalada-fría-de-pasta


Ensalada fría de pasta

Salmorejo-cordobés


Salmorejo cordobés, a mi manera

Fuente: este post proviene de Tasty food tasty cook, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Comer pollo en pepitoria me transporta siempre a mi niñez. Está asociado a días frescos de otoño, ratos de juegos con mis hermanos y, sobre todo, a mi madre tarareando en la cocina, entre fogones. ¿Os ...

Preparar zarzuela de pescado me devuelve a mi niñez, a la cocina de mi madre. Es de esos platos que tienes en la memoria, asociados a días de fiesta, reuniones alrededor de la mesa, y eternas sobremes ...

Etiquetas: Vegetarianas

Recomendamos