comunidades

Cuña de crema y chocolate, las de toda la vida

Quien de pequeño no ha comido una cuña de crema y chocolate. Yo las recuerdo con muchísimo cariño. Esas meriendas tan ricas cuando veías que Mamá las había traído. Que recuerdos más golosos jeje.

Cada vez que voy a Sevilla a ver a la familia mi hermana conoce un sitio donde hacen las mejores cuñas del mundo. Y están deliciosa, muy cierto. Pero yo quería aprender a hacerlas yo misma. Y encontré la receta. He buscado varias pero me convenció la receta del blog al calor de los fogones. No sé si por la terminación pero opté por esta receta, he cambiado algunos porcentajes en los ingredientes solamente.

Os puedo decir que la merienda en casa ha sido de lo más satisfactoria. Les ha gustado mucho. Y sale una buena torta, como unas 8 cuñas de un tamaño considerable. Con una cuña he quedado llena, jejeje llenísima. Pero está muy rica.

A continuación os detallo todos los ingredientes que he utilizado y su elaboración al completo. Espero os guste esta riquísima receta de cuña de crema y chocolate, las de toda la vida. ¡Vamos a la cocina!



Ingredientes:

400 gr de harina de fuerza (si no tenéis se puede usar la de trigo)

50 gr de levadura fresca

Medio vaso de leche (125 ml)

Medio vaso de azúcar (125gr)

60 ml de agua (dos dedos de agua)

Una pizca de sal

Una cucharada de aroma de vainilla

Como dos dedos de aceite de girasol (60 ml )

Usar la misma medida de vaso para las medidas por si no tenéis peso


Para el glaseado:
Una tableta de chocolate de postres 200 gr

100 ml de agua

200 gr de azúcar

 


Para la crema pastelera:
500 ml de leche entera

3 huevos

50 gr de maicena (4 cucharadas soperas colmadas)

100 gr de azúcar (8 cucharadas soperas colmadas)

Una vaina de vainilla

Elaboración:

Lo primero que vamos a preparar es el glaseado de nuestras cuñas. Así cuando la tengamos que utilizar estará con la textura perfecta. En un cazo ponemos los 100 ml de agua con los 200 gr de azúcar. Cuando empiece a hervir lo apartamos y echamos el chocolate troceado y mezclamos muy bien hasta su completa disolución. Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico.



Ahora vamos a preparar la masa. Vamos a coger un recipiente hondo para trabajar bien. Echamos la harina y la pizca de sal, como media cucharadita.



En un vaso echamos el agua, los dos dedos de agua, unos 60 ml. Calentamos en el microondas unos 10 segundos y echamos la levadura. Mezclamos hasta su completa disolución.



Añadimos en la harina, haremos como un pequeño hoyo. Así mezclaremos con mayor facilidad.



Seguidamente añadimos el medio vaso de leche (125 ml), el aceite de oliva como unos dos dedos (60 ml) y la cucharada de aroma de vainilla. También añadimos el azúcar (125 gr) Mezclamos muy bien y cuando veamos que ya no podemos con la espátula o cuchara, nos toca trabajar la masa con las manos.



Echamos un poco de harina en la mesa y ponemos la mezcla. Lo juntamos todo en una bola y empezamos a amasar de abajo hacia arriba y al centro. Así hasta que veamos que la masa está cogiendo un tono homogéneo y un poco brillante. Y dándole un pellizco se debe de estirar un poco.



Dejamos la masa en el recipiente que habíamos utilizado y tapamos con un trapo. Dejamos reposar hasta que doble su tamaño. Unas dos o tres horas.



Hacemos la crema pastelera y dejamos enfriar en el frigorífico.

En un cazo ponemos los huevos, los batimos con las varillas. Echamos la leche, la maicena y el azúcar. Mezclamos todo muy bien. Cortamos la vaina por la mitad, como un libro. Sacamos con la parte de detrás del cuchillo todos los granitos de la vaina y lo añadimos al cazo. La vaina echarla también luego al final la sacamos.

Ponemos a fuego medio y no dejamos de remover para que no se nos pegue en el fondo. Cuando empiece a hervir, ya estará la crema más espesa. La retiramos del fuego, quitamos la vaina de vainilla y seguimos moviendo un minuto más fuera ya del fuego. Este paso es opcional pero a mí me gusta mucho como queda. Metemos la batidora un poco, nos quedará la crema más lisa. La textura haciendo esto es más cremosa y fina.

Echamos en un cuenco le ponemos film por encima para impedir que cree una pequeña costra y metemos en el frigorífico hasta que tengamos que usarla.



Pasado el tiempo y con la masa en su volumen casi doble. Ponemos el horno a precalentar a 180 grados.

Echamos un poco de harina en la mesa. Ponemos la masa y con la ayuda de un rodillo le damos forma redondeada de un grosor de unos 2 centímetros como mucho, como un dedo de grosor, pero un dedo fino jejeje. No la dejéis muy gorda porque después os quedará un cuña demasiado gruesa e incomoda a la hora de comer.  Pinchamos la masa un poco solo. Como veis en la foto.

En una bandeja de horno ponemos papel de hornear y colocamos la masa sin que pierda la forma. Si veis que se pierde la forma le dais con el rodillo en la misma bandeja un poco.



Metemos en el horno a 180 grados con barra arriba y abajo. En unos 25 minutos aproximadamente la tendremos hecha. Pincháis en el centro y si sale limpio sacamos nuestra torta.



Dejamos enfriar. Una vez fría cortamos justo por la mitad y rellenamos con la crema pastelera que ya teníamos en el frigorífico. Dejamos un poco de crema pastelera reservada para ponerla en los laterales de las cuñas.



Cerramos la torta y con el chocolate reservado bañamos por encima. Metemos en el frigorífico para que coja cuerpo con todos sus ingredientes, una media hora y listo.



Cortamos la torta en cuñas y en los laterales con un poco de crema pastelera le ponemos con un cuchillo. Y ya tenemos nuestra receta de cuña de crema y chocolate terminada. Las cuñas de toda la vida. Os encantará la receta. Viajaremos por unos momentos a vuestra infancia. Salen unas 8 cuñas. Es una receta que recomiendo comer en el mismo día, su masa al segundo día se empieza a poner más dura, al ser una masa más seca y densa. Si sois pocos en casa podéis hacer la mitad. Dividir los ingredientes y listo. Os saldría para cuatro cuñas.



Aquí os dejo el enlace de la crema pastelera con todas sus fotos del paso a paso por si teneis alguna duda

Crema pastelera en menos de 10 minutos preparada

LEER MÁS


Y si queréis ver la próxima receta que suba al blog, solo tenéis que inscribiros en mi pequeña gran familia de yo, yo misma y mis cosas.

O si queréis estar al día de cualquier novedad podéis seguirme en mi página de Facebook yo, yo misma y mis cosas.

Muchas gracias por la visita y nos vemos en la próxima.

Fuente: este post proviene de yo, yo misma y mis cosas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Rollitos de pollo Crujiente

Hoy nos preparamos en casa esta receta de rollitos de pollo crujiente rellenos de queso y jamón cocido, jamón york. Son super sencillos y fáciles. Y gustan muchísimo. Y ademas crujientes con el ingred ...

Recomendamos