Contigo en la playa! Idea guardada 10 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

Galette de tomates cherry, parmesano y tomillo



A pesar de que estos días estamos teniendo un calor un poco fuera de lo normal, no me he podido resistir a comprar unos deliciosos tomates cherry y preparar un delicioso pastel con ellos. Un pastel salado con producto de temporada y un aire muy mediterráneo. Sin duda a merecido la pena pasar un poquito de calor y poder disfrutar de esta delicia en la mesa. Ideal para llevar en el tupper o para comer al día siguiente, así que si tenéis tomates por casa, no dudéis en preparar esta receta.

INGREDIENTES

250 gr. de harina.
150 gr. de mantequilla.
1 Huevo.
1 Cucharadita de sal.
300 gr. de tomates cherry.
100 gr. de parmesano rallado.
Unas ramitas de tomillo fresco.
Sal y pimienta.


En un cuenco mezclamos la harina con la mantequilla fría cortada en dados, el huevo y la sal. Una vez mezclados todos los ingredientes, formamos una bola y cubrimos con papel film. Dejamos enfriar en la nevera durante 40 min.

Colocamos la masa entre dos hojas de papel de hornear y con ayuda de un rodillo, vamos estirando y dando forma circular, hasta conseguir un grosor de 1/2 cm aproximadamente. Quitamos el papel de encima y con cuidado, cubrimos un molde de horno.

Rellenamos con el parmesano, encima los tomates y, con cuidado, vamos cubriendo los bordes del pastel con la masa. Salpimentamos y horneamos a 180ºC unos 40 min o hasta que veamos que comienza a dorarse. Servimos con tomillo fresco por encima.


Hacía mucho que no preparaba un pastel de tomates, al menos para el blog, recuerdo una época cuando preparaba varios al mes, ese verano comimos pasteles de tomatitos hasta acabar con media producción por lo menos. Que ricos y que bonitos quedan en la mesa, hay pocas cosas que me puedan gustar más que un pastel salado, con ese color tan bonito que le aportan los tomates.



Este pastel es ideal si tenemos invitados en casa, van a quedar encantados, por un lado, con su delicioso sabor, el toque del parmesano, el dulzor de los tomates, la masa crujiente y el aroma del tomillo fresco. Os aseguro que es un placer para los sentidos tener este pastel sobre la mesa y disfrutar de un plato sencillo y con producto de temporada.



La masa es un poco difícil de trabajar, pero con un poco de cuidado, estoy seguro de que os va a quedar perfecta. Podéis añadirle especias a la masa, romero, orégano, tomate seco, pimienta, incluso un poco de parmesano, le aportará un toque estupendo a esa masa. Yo en muchas ocasiones la enriquezco con algún ingrediente, pero es verdad que hoy no contaba con mucho tiempo, así que he preparado la receta de manera rápida y sencilla.



Intentad que los tomates y el tomillo sean frescos y de calidad, son elementos clave en esta preparación, ya que le aportan todo el sabor, con lo que intentad que sean de primera calidad. El parmesano mejor si lo rallais en casa de una cuña, si no es posible, comprad alguno en polvo que sea de calidad, no hay nada peor que un mal parmesano, nos puede arruinar cualquier preparación.



La receta la podemos preparar con antelación y tomar al día siguiente o llevar en tupper a la oficina, o mejor, para compensar el calor del horno, llevarlo a la playa o a la piscina, sin duda, seréis la envidia de quién esté a vuestro alrededor.



Espero que os animéis a prepararlo, estoy seguro de que os va a encantar, a pesar del calor, es muy rápido de preparar y como podéis ver, el resultado merece la pena!



Fuente: este post proviene de Contigo en la playa!, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ensalada calabrese

Una de las cosas que más me gusta preparar en verano, son ensaladas con patata cocida o asada, me chifla la patata, así que incluirlas en las ensaladas era sólo una cuestión de tiempo. Descubrí esta e ...

Recomendamos