Idea guardada 4 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Hervido valenciano o bullit

Este plato no tiene mucha ciencia. El hervido valenciano o bullit es simplemente eso, un hervido de verduras, en este caso. A pesar de lo sencillo que es, debo reconocer que siempre me ha encantado. En el pueblo de mi padre (ya les he contado que es valenciano) me sabía a gloria bendita cuando era pequeña y eso que a los niños no les suelen gustar las verduras.


INGREDIENTES (para 2 personas): 3 zanahorias pequeñas, una patata grande, un puñado de habichuelas (redondas o planas, al gusto) y una cebolla grande, un poco de sal gruesa, una cucharada de aceite de oliva y media de vinagre, agua hasta cubrir las verduras. 

ELABORACIÓN: pelar las verduras, lavarlas bien y partirlas en trozos grandes, la cebolla y las zanahorias por la mitad. Quitar las puntas, los hilos a las habichuelas y lavar. Introducir las verduras en la cacerola atendiendo al grado de dureza, primero las patatas y las zanahorias, seguidas de la cebolla y habichuelas. Cubrir con agua, salar, verter la cuchara de aceite de oliva y la media cuchar de vinagre. Poner al fuego fuerte hasta que rompa a hervir, momento en el que lo pondremos a cocción media y taparemos durante 25-30 minutos. Servir en un plato con un poco del caldo y aderezar si apetece con algo más de aceite y vinagre.


CONSEJOS:

* El hervido básico lleva únicamente habichuelas, patata y cebolla.

* Se puede incorporar alcachofa, zanahoria y/o acelgas.

* Algunas personas lo acompañan de all-i-oli, yo prefiero sólo con el caldo de la cocción y como mucho, un poco de aceite de oliva en spray para no excederme.

* Mejor programar 25 minutos de cocción y pinchar con un tenedor las verduras para saber si están hechas, en caso contrario, ampliar el tiempo necesario.

* El vinagre puede ser de vino blanco o tinto, si se prefiere de manzana. De todos modos, aconsejo vinagre de vino para la cocción y a la hora de aderezar en mesa, el que más les guste.

* Resulta preferible quedarse corto en sal que excedernos, pues en mesa podremos salar en nuestro plato. Por contra, si nos pasamos, no habrá manera de mejorarlo.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mojo de perejil a mi manera

Los mojos canarios han sido siempre una de mis perdiciones. Desde que me detectaron la proctitis me las he visto y deseado. ¿Por qué? Pues porque no podía volver a comerlos debido a las pimientas. De ...

Rollitos de jamón

Si se encuentran a dieta o no les gusta comer mucho en la cena, estos rollitos de jamón son bien ligeros y sabrosos. INGREDIENTES: 100 gramos de jamón cocido, 50 gramos de palitos de surimi, 20-30 gra ...

Ensaladilla

A mucha gente no le hace gracia la ensaladilla. Les resulta un plato de lo más normal. ¡A mí me encanta! Con unas latitas de atún me parece de lo más completo. En esta ocasión la acompañamos con unas ...

Ganadora y regalos del cuarto año del blog

Este 2015 el blog cumplió 4 años y para compartir la alegría organicé un sorteo. La ganadora de dicho sorteo ha sido Cuca (del blog Los secretos de Cuca) con el comentario con el número dos. Para el s ...

Recomendamos