comunidades

Chocolate a la taza sin azúcar

¿Sabíais que es perfectamente posible disfrutar de un chocolate caliente de forma saludable? Con esta receta de chocolate a la taza sin azúcar os lo demostramos.

chocolate a la taza sin azucar


Y el ingrediente estrella para preparar este chocolate caliente saludable es… ¡El boniato!

¿Sorprendidos? Nosotras también nos sorprendimos al probarlo por primera vez y descubrir el resultado.

No os asustéis, de verdad, porque la textura que queda al seguir nuestra receta es perfecta. El dulzor dependerá de lo acostumbrado que esté cada uno a tomar más o menos azúcar, pero eso se puede ajustar.

Por supuesto, si no le ponemos nada de azúcar, será una opción más que saludable, que puede acompañar un desayuno en algún día especial o ser una merienda.

Yo, personalmente, me lo preparo algunas tardes frías. Cuando quiero tomar algo caliente y también me apetece algo dulce o con chocolate.

A continuación os dejamos todos los pasos e indicaciones que necesitáis para seguir la receta y que os quede un chocolate a la taza sin azúcar tan apetecible como el nuestro:

Chocolate a la taza sin azúcar



Una versión saludable y muy fácil del típico chocolate a la taza, con un ingrediente estrella: ¡el boniato!

1 boniato (o batata)

4 onzas chocolate (negro 85%)

1 cucharada cacao en polvo

500 ml bebida de soja (o leche (se puede variar la cantidad))
Opcional:

1 cucharada pasta de dátiles (o un puñado de pasas trituradas con agua)

Pelamos el boniato y lo cortamos en cubos. Lo cocinamos en el microondas, en un recipiente tapado con papel film, durante unos 5 minutos o hasta que veamos que está tierno. También se puede cocinar en el horno, durante unos 30 minutos.

En un cazo, ponemos la bebida de soja o leche y el boniato cocinado. Lo calentamos a fuego medio, sin dejar que hierva. Añadimos el chocolate y el cacao en polvo, y vamos removiendo hasta que se integre bien. Añadimos también la pasta de dátiles o las pasas, para darle un toque más dulce.

Con una batidora de mano, trituramos la mezcla para que quede con una textura cremosa y uniforme.

Si lo vais a tomar como bebida caliente, se le puede añadir más bebida vegetal, leche o agua, hasta obtener el espesor deseado. 

 

Si lo dejáis enfriar en la nevera, también lo podéis tomar frío como si fuera una natilla, o añadirlo al yogur, con fruta, etc. 

Aquí encontraréis el audio en el que os contamos la receta paso a paso, por si preferís escucharnos:

Esperamos que a partir de ahora, sobre todo los meses de más frío, no os tengáis que reprimir cada vez que os apetezca un chocolate caliente. Nunca habíais pensado en que podría ser hasta saludable, ¿verdad?

Pues ya sabéis, ¡a probarlo!

Cualquier duda sobre la receta o pregunta que os surja, la podéis dejar en los comentarios.



Fuente: este post proviene de Tasty details, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Como hemos visto que hasta ahora todos los “currys” os han encantado, aquí va otro más. Hoy toca curry de coliflor y garbanzos. Como ya habréis visto, si cogéis la idea básica de este tipo ...

La típica receta, pero como siempre, con nuestro toque personal: hoy preparamos espinacas a la crema con huevo al horno. ¿Cuánto hace que no os preparáis unas buenas espinacas a la crema? Pues aquí es ...

Recomendamos