Mil recetas de cocina Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Pechugas de pollo a la parmesana



Filetes de pechuga gratinadas con una exquisita capa jugosa de queso parmesano.

Ingredientes:

4 mitades de pechuga de pollo deshuesadas y sin piel

Sal y pimienta molida al gusto.

2 huevos

1 taza de pan rallado panko, o más según sea necesario

1/2 taza de queso parmesano rallado

2 cucharadas de harina

1 taza de aceite de oliva para freír

1/2 taza de salsa de tomate preparada

1/4 taza de mozzarella fresca, cortada en cubos pequeños

1/4 taza de albahaca fresca picada

1/2 taza de queso provolone rallado

1/4 taza de queso parmesano rallado

1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:

1. Precaliente un horno a 230º grados Centígrados. Coloque las pechugas de pollo entre dos láminas de plástico (las bolsas resellables del congelador funcionan bien) sobre una superficie sólida y nivelada, Aplane firmemente el pollo con el lado liso de un mazo para carne. Sazone el pollo a fondo con sal y pimienta.

2. Batir los huevos en un recipiente poco profundo y reservar. Mezcle las migajas de pan y 1/2 taza de queso parmesano en un tazón aparte, deje a un lado. Luego coloque la harina en un tamiz o colador; espolvorear sobre las pechugas de pollo, cubriendo uniformemente ambos lados.

3. Sumergir la pechuga de pollo recubierta de harina en huevos batidos. Luego pásalas a la mezcla de migas de pan, presionando las migas en ambos lados. Repita para cada porción.

4. Caliente 1 taza de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto hasta que comience a brillar. Cocine el pollo hasta que esté dorado, unos 2 minutos por cada lado. El pollo terminará de cocinarse en el horno.

5. Coloque el pollo en una fuente para hornear y cubra cada pechuga con aproximadamente 1/3 de taza de salsa de tomate. Coloque en capas cada pechuga de pollo con cantidades iguales de queso mozzarella, albahaca fresca y queso provolone. Espolvoree de 1 a 2 cucharadas de queso parmesano encima y rocíe con 1 cucharada de aceite de oliva.

6. Hornee en el horno precalentado hasta que el queso esté dorado y burbujeante, y las pechugas de pollo ya no estén rosadas en el centro, de 15 a 20 minutos. Un termómetro de lectura instantánea insertado en el centro debe leer al menos 74º grados Centígrados.



Fuente: este post proviene de Mil recetas de cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos