Idea guardada 23 veces
La valoración media de 16 personas es: Muy buena

MILLIONAIRE SHORTBREAD (galleta con caramelo y chocolate)



 
Imagen 1
  
Imagen 0


MILLIONAIRE SHORTBREAD

Pese a que el nombre puede resultar raro el Millionarire shortbread no es más que una gran galleta de mantequilla cubierta de una gruesa capa de caramelo y ésta de nuevo cubierta por una capa de chocolate más fina y crujiente. Es un dulce típico de Escocia, y la verdad, no puede estar más bueno!! Para los amantes de lo muy dulce ésto es toda una delicia, no podréis comer solo uno!!
Vayamos con la receta!!

INGREDIENTES

Para la capa de galleta

- 350gr harina
- 250 gr mantequilla
- 100 gr azúcar glas
- 1 cucharadita esencia de vainilla
- 1 huevo

Para la capa de caramelo

- 1 lata de leche condensada (740ml)
- 100 gr azúcar moreno
- 100 gr mantequilla

Para la capa de chocolate

- 300 gr chocolate para postres
- 30 gr manteca de cacao, o mantequilla

Imagen 2


RECETA

Vamos a ponernos manos a la obra. Empezamos precalentando el horno a 180ºC.
Primero la capa de galleta. En un bol ponemos la mantequilla que tiene que estar a punto de pomada. Añadimos el azúcar glas y batiamos. Después pondremos la esencia de vainilla, y el huevo. Batimos para integrar todo bien.
Pasamos a poner la harina que previamente habremos tamizado. Amasamos, y cuando tengamos la masa preparada la vertemos sobre un molde engrasado, aplastamos la masa con una cuchara para igualarla. Horneamos la galleta unos 20' aunque dependerá del grosor. Cuando los bordes comiencen a tostarse ya estará lista. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Pasamos a la capa de caramelo. En un cazo ponemos la leche condensada, la mantequilla y el azúcar. Lo ponemos a fuego, y sin parar de remover esperaremos que a que coja textura y color. El color característico del caramelo. Nos llevará entre 20 y 30'. No dejéis de remover para que no se pegue. Una vez listo lo vertemos sobre nuestra mega galleta de mantequilla.

Es el turno del chocolate, nos pondremos a prepararlo cuando el caramelo esté frío, o casi. En un bol, y al baño maría ponemos el chocolate y la manteca de cacao.Lo de la manteca no es obligatorio, pero si que recomendable. Conseguiremos que el chocolate no pierda textura ni brillo. Al enfriarser volverá a estar crujiente y brillante como al principio. Si no lo conseguimos lo sustituiremos por la mantequilla.
Cuando el chocolate esté fundido lo vertemos sobre el caramelo.

Imagen 3
  
Imagen 4


Y ahora toca lo más duro, esperar a que enfríe para poder meterle mano!! 

A la hora de servir lo cortamos en cuadritos para hacer pequeñas porciones. 

Si os ha gustado ésta receta, y os apetece seguir conociendo recetas de La Cuchara Azul no tenéis más que seguirnos por Facebook. Hasta pronto

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos