comunidades

SOPA FRANCESA DE CEBOLLA



Hoy os traigo una de mis sopas preferidas, se trata de la sopa francesa de cebolla gratinada, con tostas de ajo y queso, suena de maravilla verdad? Una sopa estupenda tanto para una noche fría o como entrante para nuestra mesa de navidad, en cualquier situación que se tome va a quedar de maravilla. Una sopa de origen popular muy querida por "cazadores, gente de mala vida y muy venerada por borrachos" en palabras de Alejandro Dumas. Una sopa sencilla, de origen humilde y muy económica, seguro que vamos a disfrutar mucho en las noches frías de invierno.

INGREDIENTES
4 Cebollas dulces.
2 Cucharadas de aceite de oliva.
2 Cucharadas de mantequilla.
1 Diente de ajo.
1 Litro de caldo de verduras.
2 Cucharadas de harina.
2 Cucharadas de brandy.
Trozos de baguette o pan de barra.
Queso gruyere rallado.


Pelamos y troceamos en juliana la cebolla. Ponemos al fuego una cacerola con el aceite y la mantequilla. Cuando estén calientes añadimos la cebolla y el diente de ajo bien machacado. Removemos, salpimentamos y pochamos a fuego lento hasta que la cebolla comience a pocharse, pero sin que llegue a oscurecerse y freírse.
Espolvoreamos con la harina y removemos bien hasta que coja un poco de color, incorporamos el brandy y seguimos removiendo unos minutos para que el alcohol evapore. Cubrimos con el caldo, tapamos y dejamos cocer durante unos 40 min. o hasta que la cebolla quede tierna.
Precalentamos el horno en función grill. Tostamos el pan, lo frotamos con un ajo y cubrimos con el queso. Introducimos en el horno hasta que el queso quede gratinado. Servimos la sopa en tazones acompañada con el pan tostado.

Otra forma de terminar la receta, sería colocar la sopa ya terminada en tazones o una recipiente hondo, colocar encima el pan tostado y sobre este el queso. Gratinaríamos el pan directamente sobre la sopa, una opción un poco más laboriosa pero con un resultado estupendo.

Si utilizais cebollas dulces, la sopa quedará mucho mejor, ya que se realiza con este tipo de cebolla, que cocinada a fuego lento queda casi confitada. En caso de utilizar otro tipo de cebolla, podemos compensar la falta de dulzor con una cucharadita de azúcar unos minutos antes de añadir la harina.

Esta sopa aguanta perfectamente varios días si la conservamos de forma adecuada, es decir, en frío y con un recipiente de cierre hermético, con lo que la podemos preparar con antelación y dejar las tostadas para el momento de servir.

Una sopa deliciosa, os va a encantar, sobre todo si la cebolla está dentro de vuestros ingredientes preferidos. Es suave de sabor, reconfortante y en los días de mucho frío un plato estupendo para entrar en calor.


Receta adaptada de Recetas de Rechupete
Fuente: este post proviene de Contigo en la playa!, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Llegamos una semana más con la ensalada del lunes. Hoy os traigo una manera diferente de comer ensalada y verduras, mezclando todo junto con un buen aliño que una los sabores y las texturas. El result ...

En casa nos encantan los tacos para cenar, con su toque picante y sus salsas para acompañar y un montón de topping por la mesa para montarlos a tu gusto. Más nos gustan si tenemos invitados en casa, y ...

Recomendamos