comunidades

Tarta de queso con naranja y chocolate



Si, otra tarta de queso, y ya van unas cuantas, eh?: tarta oreo, cheesecake de chocolate, tarta de queso y melocotón, Pastel Filadelfia, Pastel de queso japones, .... pero es que me pierden y cuando veo alguna con un toque diferente, allí que me lanzo a ver que tal; y me gustan todas, no sabría por cual decidirme. En éste caso la receta es del estupendo blog de "Ana en la cocina", me llamó la atención que va perfumada con zumo de naranja y cubierta de chocolate, y como la combinación de la naranja y el chocolate también me gusta mucho, pues no lo dudé y aquí está. La preparé para una reunión familiar y fue todo un éxito, todo el mundo dijo que estaba espectacular.



TARTA DE QUESO CON NARANJA Y CHOCOLATE

INGREDIENTES:

Para un molde de 18 cm.

Para la base:

120 gr. de galletas, (yo utilizé bizcochos de soletilla, de los duros)

40 gr. de mantequilla

Para el relleno:

300 gr. de queso crema (el de untar)

3 huevos L

25 gr. de harina

100 gr. de yogurt natural

50 ml. de zumo de naranja

Ralladura de una naranja

150 gr. de azúcar

Para la cobertura:

50 gr. de chocolate de postres

50 gr. de nata (crema de leche) para montar

10 gr. de mantequilla

Para las virutas de naranja:

1 naranja

2 vasos de agua

50 gr. de azúcar

PREPARACIÓN:
 

Sacamos de la nevera los ingredientes del relleno una hora antes de la preparación para que estén a temperatura ambiente.

Lo primero que haremos será preparar la base de la tarta; para ello forramos la base de un molde desmontable con papel vegetal, colocamos el aro y recortamos el papel que sobra.

Fundimos la mantequilla en el microondas a intervalos cortos de tiempo, para evitar que se nos queme.

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida hasta conseguir una mezcla arenosa.


Repartimos la mezcla de galleta por toda la superficie del molde apretando con una cuchara para que quede compacta y más o menos igual por todos lados.

Reservamos el molde en la nevera, mientras seguimos con la preparación.

Colocamos en la primera guía de la parte baja del horno una bandeja con agua y encima la rejilla; encendemos y calentamos a 170º, calor arriba y abajo.

Separamos las yemas de las claras de los huevos y montamos éstas últimas, con una pizca de sal, a punto de nieve suave (no demasiado dura). Reservamos en la nevera.
 


Batimos con las varillas eléctricas las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos el queso y volvemos a mezclar con las varillas hasta obtener una crema suave y homogénea.


Añadimos la harina tamizada y volvemos a mezclar.

Agregamos el yogurt, la ralladura y el zumo de naranja, mezclamos con las varillas, removiendo la masa pero sin batir, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.


Incorporamos las claras montadas, en tres veces, removiendo con movimientos suaves y envolventes hasta que la mezcla quede fina y sin grumos.

Vertemos la mezcla en el molde sobre la base de galletas y metemos en el horno sobre la rejilla, durante 45 minutos. Si vemos que la tarta se dora demasiado por arriba, apagamos el grill del horno y dejamos que siga horneandose solo con la parte de abajo.


Una vez finalizado el tiempo de cocción, apagamos el horno y dejamos la tarta dentro, con la puerta entreabierta hasta que esté templada. Cuando esté fría metemos la tarta en la nevera, mínimo 12 horas; aunque mejor de un día para otro.

Pasado el tiempo de reposo, vamos a preparar la cobertura de la tarta. Para ello ponemos la nata (crema de leche) en un cazo y calentamos hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego, añadimos el chocolate troceado, mezclamos con una espátula hasta que esté totalmente derretido, agregamos la mantequilla a trocitos y volvemos a remover para integrar.
 


Desmoldamos la tarta y la ponemos sobre la fuente de presentación. Vertemos la cobertura caliente sobre la tarta y la extendemos con una espátula por toda la superficie. Reservamos en la nevera.

Ahora vamos a preparar las virutas de naranja. Para ello lavamos muy bien la naranja, la secamos y con un pelapatatas cortamos la piel en tiras, sin nada de blanco, después cortamos las tiras en juliana fina.

Ponemos un cazo al fuego con la naranja cortada en juliana y la cubrimos de agua; cuando rompa a hervir escurrimos y volvemos a cubrirla con el agua limpia, con ésto evitamos que nos pueda amargar, y el azúcar y cocemos durante 35 o 40 minutos a fuego suave.


Volvemos a escurrir el agua, secamos las virutas con papel de cocina, las colocamos extendidas sobre una bandeja cubierta con papel vegetal y horneamos a 100º, horno precalentado, durante 20 minutos, vigilando que no se quemen, hasta que estén secas y crujientes.


Sacamos la tarta de la nevera un par de horas antes de servirla y repartimos por encima de la cobertura las virutas de piel de naranja.
 


 

Fuente: este post proviene de Blog de calandrita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En ésta época del año apetecen recetas así, rápidas, socorridas y fresquitas; de ésas que no te hacen pasar mucho rato en la cocina y quedan super bien. La receta de hoy es estupenda para una cena, co ...

Cuando hacen días más fresquitos como hoy, es cuando hay que aprovechar para hacer éste tipo de recetas, unas galletas que se hornean rapidísimo y están buenísimas. Crujientes y con las perlitas de ch ...

La receta de hoy es de ésas que siempre te hacen quedar bien; en ésta ocasión he utilizado carrilladas de cerdo, una carne que en casa nos encanta, muy tierna y melosa. Y con una salsita estupenda, de ...

Debía de ser de las pocas personas que todavía no había hecho esta famosa tarta. Y mira que es raro, porque a mi las tartas de queso me encantan, pero siempre por una cosa u otra lo iba posponiendo. ...

Etiquetas: tartas

Recomendamos