La Cuchara de Mermelada Idea guardada 19 veces
La valoración media de 7 personas es: Excelente

Tarta Naked Cake de frutos del bosque, con bizcocho genovés

















Esta Nude Cake (o tarta desnuda) de frutos del bosque, es de origen americano y es la tarta que marca la tendencia para ceremonias, bodas en espacios abiertos, mesas dulces, cumpleaños, etc. Atrévete con esta nude cake de moda, con una apariencia natural, impresionante de bonita, elegante y voluminosa. Se llama tarta desnuda porque está decorada sin cubrir los laterales con frosting, chocolate, fondant, etc. quedando al descubierto los bizcochos, con un aspecto rústico y elegante por lo que va muy acorde con este tipo de celebraciones o eventos.

La decoración puede variarse según la fruta que se quiera utilizar como sabor principal, pues se pueden poner fresas cortadas a la mitad y queda muy bonita también. Además, los macarons le da un toque sofisticado y elegante. También se puede decorar con flores.

Esta tarta, Nude Cake, salió en el programa de Máster Chef España 2017, elaborada por Miri, la cual tuvo que seguir la receta de la gran repostera, con dos Estrellas Michelín de Madrid, Patricia Smith. Yo he seguido esta receta para la composición y decoración de la tarta; a la famosa Anna Olson, (canal cocina,Anna Olson) la he tomado de referencia para elaborar la receta del bizcocho genovés y a la vloguera en youtube Quiero Cupcakes, para el relleno con un frosting de queso y nata (crema de leche). He preferido este relleno porque tiene consistencia y sabor y es más sencillo de elaborar que la buttercream de muselina que propone Patricia.

Vamos pues a la receta, y si queréis, podéis elaborarla con otro bizcocho que estéis acostumbrados a hacer. Pero si queréis un 10, seguir la receta íntegramente que yo os la explico con todo detalle y trucos para que os salga sí o sí.

INGREDIENTES:

Bizcocho genovés (o también llamado, bizcochuelo):

(Se puede hacer con días de antelación).  

1ª opción: Para hacer un bizcocho duplicando los ingredientes y así lo podemos cortar por la mitad, con lo que saldrán dos capas.


6 huevos y 2 yemas (yo usé huevos caseros que tienen las yemas muy anaranjadas), usar a temperatura ambiente.

250 gr de harina de trigo normal, todo uso

225 gr de azúcar blanca.

Una pizca de sal.

40 gr de mantequilla derretida, es decir líquida.

2 cucharillas (de 5 ml cada una) de esencia de vainilla, (no está en la foto). 2ª opción: ingredientes por capa, si haces los tres bizcochos por separado.

3 huevos y 1 yema, a temperatura ambiente.

115 gr de azúcar blanca

125 gr de harina común, todo uso de trigo

Una pizca de sal, que impulsará el sabor.

20 gr de mantequilla derretida (líquida) y a temperatura ambiente.

Una cucharilla (de 5 ml) de esencia de vainilla (opcional, pero le da algo más de sabor al bizcocho, yo la usé).

Para la decoración:



Los macarons se pueden encontrar en supermercados en cajitas de 4 unidades según el sabor y respectivo color, de la marca Dulcesol.


125 gr Moras

250 gr Frambuesas

250 gr Arándanos

De 4 a 6 unid. de Macarons

Azúcar glas para espolvorear. Opcional: poner fresas cortadas en dos y dejarles la parte verde de hojitas, (os dejo unas fotos de otra tarta decorada con fresas).





Frosting de mascarpone:
(Se puede adelantar el día anterior).
 

500 ml de nata (crema de leche) para montar (crema de leche).

600 gr de queso de untar, tipo philadelphia o mascarpone. (En la foto no se muestran las cantidades).

160 gr de azúcar glas (impalpable o molida muy fina, la del supermercado Mercadona es ideal).

Almíbar para el baño del bizcocho:

200 ml de agua

200 gr de azúcar blanca

2 cucharaditas de vainilla líquida.

---------------------------------------

-Molde de 22/20 cm.
Esta tarta da para 14 raciones o más, porque es alto y cunde mucho al córtala en trocitos estrechos. (Consejos del corte, al final de la receta).

-Horno 180ºC, arriba y abajo; para la receta doble durante 45 min.
Y 25 min para la receta individual. Podéis meter los tres moldes en la misma bandeja a la misma altura, si os caben juntos, así ahorraréis en el gasto de horno.

-Necesitaremos también:

Un plato giratorio si es posible.

Una manga pastelera con boquilla decorativa.

ELABORACIÓN: Este bizcocho podéis hacerlo con varios días de antelación, conservándolo envuelto en film transparente en la nevera o incluso podéis congelarlo.

Cuándo lo vayamos a utilizar lo bañamos con almíbar para darle humedad a la miga. Yo no lo congelé, pero lo hice un miércoles y lo usé un viernes por la mañana y quedó muy jugoso y así siguió hasta terminarlo al día siguiente.



Tener en cuenta que las fotos son del bizcocho con las cantidades duplicadas que luego corté a la mitad.



Lo primero, encender el horno, porque la masa no puede dejarse reposar pues pierde el aire, así que hay que tenerlo ya caliente.

Empezamos con la masa: Os aconsejo que leáis la elaboración detenidamente, para tener los pasos claros.

Se ponen los huevos, (es importante que estén tibios, mételos en agua caliente unos 5 min), la/s yema/s y el azúcar en un bol de batidora con el accesorio globo de batir.



Batimos durante 5 min, todo junto hasta triplicar su volumen.

Quedará más blanquecina la mezcla y muy esponjosa porque le habremos incorporado mucho aire para que sea muy esponjosa. (Los huevos que yo he utilizado son caseros, de ahí el intenso color de las yemas).



Ahora bajamos a velocidad media y vamos incorporando la harina tamizada (pasado por un colador o tamiz) con la sal, echando la harina, no de golpe, pero sí de manera continuada. Batir sólo hasta deshacer posibles grumos, es muy poco tiempo, porque se bajará la masa un poco, pero no tiene que quedar líquida, sino espesa. Es decir, en cuanto no se vea la harina ya se para.

(Pd. Si lo batís a mano, hacerlo con ritmo normal, no le tengáis miedo, ni muy lento ni muy acelerado o no subirá en el horno).







Añadir la mantequilla líquida a temperatura ambiente y la esencia de vainilla a la masa y mezclar con la espátula a mano.

(Según Anna Olson, para que no pierda volumen la masa, se pone en un bol la mantequilla y la esencia, se le añaden unas cucharadas de masa y se mezcla, a continuación se añade al resto de masa y se mezcla a mano).



Preparamos un molde de 22 cm, le ponemos en el fondo papel de horno sin engrasar o si no tenéis este papel tan sólo engrasamos la base del molde con mantequilla y harina espolvoreada y dejamos las paredes sin nada de grasa ni papel, así se irá agarrando a las paredes según va creciendo y conseguiremos que no nos baje después; es un consejo de Anna Olson, yo lo hice y funcionó.

Lo metemos al horno inmediatamente ya precalentado a 180ºC, posicionando la bandeja en el nivel 2 (de 5), empezando a contar por abajo.

(Las fotos están ordenadas en dos columnas, para poder comparar la altura, la primera columna de la izquierda y hacia abajo, es el bizcocho doble y a la derecha es el sencillo. Cada bizcocho tiene que medir de alto aproximadamente unos 2,50 cm a 3,00 cm. y tiene que quedar plano, si le sale un poco de copete en el centro hay que nivelarlo contándoselo).

Bizcocho doble.






Bizcocho para una capa.




------------------------------------------------------------------------------------------------



Los dejamos enfriar y cuando no eche humo, lo sacamos del molde ayudándonos con un cuchillo de punta redondeada y lo pasamos por el borde para despegarlo, con cuidado de no dañar esa capa exterior que luego se va a ver.


Este es el bizcocho que hay que cortar para hacer dos capas.



Una vez desmoldado, lo mejor es meterlo en la nevera para que tenga consistencia al manipularlo.

Elaboración del frosting:





Se puede adelantar el día anterior conservándolo en la nevera bien tapado con film transparente.

Ponemos el queso en un bol y le añadimos la mitad del azúcar glas y lo mezclamos bien.

Ponemos la nata (crema de leche) en un bol y la vamos montando cuando empiece a espesar añadimos el azúcar glas con batidora hasta que quede un pico que se cae, cuidado de no batir de más porque se corta y ya no nos valdría, además vamos a tener que seguir removiéndola al mezclarla con el queso, así que no hay que ponerla muy espesa pues espesará al mezclarlo.

Y ahora juntamos la nata montada (crema de leche) con el queso, a mano, con movimiento suaves y envolventes, hasta que haga un pico, (cuando lo levantéis con la espátula), que no se caiga. Lo dejamos en la nevera a enfriar al menos 15 min. para que se endurezca un poco y sea más consistente para darle la forma que deseemos.

Mientras, elaboramos el almíbar:



La elaboración del almíbar es muy sencillo y rápido, lo utilizamos para humedecer la miga del bizcocho y quede jugoso, para eso podemos utilizar un pincel de cocina, cuchara o biberón de cocina, para mojar la superficie.

Lo haremos justo cuando vayamos a empapar el bizcocho,es decir que esté caliente el almíbar.

Ponemos en un cazo 125 ml de agua y la misma cantidad de azúcar normal, podemos aprovechar para darle sabor, en nuestro caso de vainilla, así que la añadimos una cucharadita de extracto de vainilla. Es muy importante echar los ingredientes y no moverlo con nada, se hará solito y no necesita más de 5 min, porque lo que nos interesa es que esté líquido pero no espeso pues no podríamos empapar el bizcocho.

Montaje del bizcocho:





El bizcocho doble, lo cortamos ayudados de una lira o cuchillo lo más recto posible e intentado que sea la mitad justa. Les damos la vuelta y la base la usaremos para la cima de la tarta, es decir la base será la parte de arriba porque queda más recta, no suelta migas y la vamos a cubrir después.

El bizcocho de una capa, lo ponemos en la base porque subió más en proporción a las otras dos mitades y como lo vamos a decorar en el borde de la base con los frutos y va a tapar parte de la altura de esta capa, visualmente puede parecer más bajita en proporción a las superiores que van a estar totalmente a la vista.



Empapamos los tres bizcochos, podemos hacerlo según los vamos montando, por la parte de la miga, ayudados de un pincel, una cuchara o de un biberón culinario.

Es interesante montarlo en un plato giratorio para repostería porque nos será de gran ayuda. A este le ponemos la bandeja de cartón para tartas o la fuente dónde vamos a presentar la tarta.

Ponemos a esta base unos copetitos de frosting en el centro para que el bizcocho no se nos mueva. Ponemos encima el primer bizcocho (el más alto), que será la base.





Con una manga pastelera y una boquilla de decoración, podemos hacer copetitos en el borde y luego rellenar en circulo porque así nos aseguramos que llevan la misma cantidad de relleno entre las capas.



Ponemos la fruta en el borde que se vea por fuera después intercalando las distintas frutas para que sea más uniforme. Por el centro distribuimos bien la fruta.







Ponemos la otra capa del bizcocho ya humedecido con el almíbar. Repetimos lo mismo de la primera capa y por fin la última capa que empaparemos una vez puesta en la tarta.









Y cubrimos con el frosting y empezamos la decoración haciendo flores con el frosting (que podéis teñir con colorante alimenticio una parte y hacer hojitas), o dejándola lisa.



Encima ponemos la fruta y los macarons. Y en la base, todo alrededor poner las frutitas con orden pegadas al bizcocho con un poco de frosting.
Conservarla en la nevera para que además coja consistencia.



Por último cuándo vayamos a servir rociamos por encima azúcar glas, usando un colador para que salga fino y uniforme. (Si lo ponéis mucho antes absorberá la humedad y se quedará transparente y nada vistoso).



Y por fin la tenemos lista y preciosísima. Yo sentí un gran orgullo y felicidad al verla terminada y tan bonita.



Ahora a cortarla y disfrutando del corte, que queda impresionantemente precioso con ese color intenso que le da los huevos caseros al bizcocho y lo apetitoso que resulta.





Esta tarta os traerá momentos felices e inolvidables.¡Disfrutarla mucho!

Un consejo para cortar tartas y emplatarlas:

Para cortarla, seguir desde el centro y hacia los lados utilizando una espátula de tartas y un cuchillo largo, ancho y de sierra.

No se os ocurra dividirla primero en cuatro o cosas así, porque se desmoronará, no es un simple bizcocho, tiene capas y se pueden resbalar y desmontarse.

Así que, trozo a trozo y no muy grandes porque es alta.

El primer corte hacerlo del ancho de la espátula que metida por debajo podréis levantarla y ponerla de pie en el plato.

Los siguientes cortes es más fácil por el espacio que queda.

Si queréis seguir con cortes más pequeños, ayudaros con la espátula, pegando su base, al lateral vertical de la tarta, mientras lo cortáis y así, una vez cortada, lo podéis inclinar hacia la espátula y trasladarlo al plato, emplatándolo tumbado.

Espero que os sirva de ayuda estos consejos para que quede impecable el emplatado y el comensal disfrute con la vista también.  

Con cariño.  

Susana

Texto, fotografía y edición: Susana Rodríguez

Sígueme en las redes sociales, pincha en los iconos y te llevarán directamente.  

Fuente: este post proviene de La Cuchara de Mermelada, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Larpeira gallega

Cómo hacer la receta de la larpeira gallega fácil, sin masa madre, pero igual de buena. Eso sí, tanto su sabor, su textura, como la elaboración de la larpeira es similar al roscón de reyes, pero ésta ...

Recomendamos

Relacionado

recetas dulces cocinillas diy ...

Tarta de frutos del bosque

Aunque para la mayoría de la gente verano es sinónimo de más tiempo libre, seguro que a más de un@ le pasa lo que a mí... que es justo al revés. Bien porque, como es mi caso, vive en un lugar de veraneo y el trabajo se multiplica en julio y agosto, bien porque los niños no tienen cole y hay que dedicarles el tiempo a ellos... espera... ¡ese también es mi caso! Jajaja, ¿me pilláis, verdad? Para mí ...

recetas dulces postres tartas y pasteles

Tarta fría de crema de yogur con frutos del bosque

"Por esos días calurosos de verano en los que no puedes despegarte de la sombra" Y como toda ayudita es buena para combatirlos y hacerlos más llevaderos, una fresca y refrescante tarta nos vendrá a las mil maravillas. Así qué ... todos a sus puestos. Mandíl colocado, cuchara en ristre ... ¡allá vamos! TARTA DE CREMA DE QUESO Y YOGUR DE FRUTOS DEL BOSQUE (con base de bizcocho de chocola ...

recetas dulces bizcochos dia de la madre ...

Tarta de frutos del bosque con bizcocho de almendras

Hola amigos, hoy vamos a preparar una ¡Tarta de frutos del bosque con bizcocho de almendras! Es una tarta que tiene un par de pasos pero nada complicados y con un resultado estupendo así que animaros y preparar esta magnífica tarta. ¿Por qué he elegido esta tarta? Porque me encantan las fresas, arándanos, frambuesas y demás frutos del bosque. Es por eso, que para mí esta tarta tiene una combinació ...

bizcocho genovés bizcochos canal cómo se hace ...

BIZCOCHO GENOVÉS

Unos de los bizcochos más utilizados en repostería y pastelería es el bizcocho Genovés. Con él se puede hacer innumerables recetas; tarta helada al whisky , pastel media luna, y brazo gitano. Hoy en el canal cómo se hace vamos a prepararlo de una forma sencilla, para ello necesitaremos los siguientes ingredientes y un molde de unos 20 cm. INGREDIENTES BIZCOCHO GENOVÉS (Molde 20- 22 cm) 4 huevos 9 ...

recetas postres postres

Tarta de queso con frutos del bosque

Tarta de queso con frutos del bosque Ingredientes: 2 paquetes de galletas María. 1 bote de leche condensada de 740 gr. La misma cantidad de queso de untar tipo Philadelphia. 4 yemas. Mermelada de fresa o frambuesa. 100 gr de mantequilla. Frutos del bosque (moras, arándanos, frambuesas) Elaboración: Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla hasta formar una masa homogénea. Colocamo ...

COCINA Indice de recetas Indice por temas ...

Bizcocho genovés

El bizcocho genovés es ideal para preparar una tarta, se puede congelar y usar en cualquier ocasión, también se puede preparar como base para un brazo de gitano que se preparar en la bandeja del horno extendiendo la masas. Podemos poner simplemente mojado con almibar y cubierto de chocolate por ejemplo o preparar esta Tarta de Whisky (os dejo el enlace) que es mas elaborada pero queda de lujo. Los ...

Italia repostería tradicional sin lactosa

Bizcocho genovés

La verdad es que este bizcocho italiano es una maravilla, puede utilizarse solo (con un poco de azúcar glass por encima) o rellenarse para hacer las más diferentes y variadas tartas: de frutas, con crema pastelera, nata, trufa, San Marcos, fraisier, incluso sustituyendo parte de la harina por cacao puro, podemos usarlo como base para una tarta Sacher... Pero además de hacerlo con molde para una fu ...

general

MERMELADA DE FRUTOS DEL BOSQUE

Ya puse más abajo en otra entrada como hacer gelatinas caseras llenas de proteínas. Pues la mermelada se hace de igual forma, sólo que luego la movemos. Está muy buena de sabor Ingredientes:- 2 sobres de infusión de frutos del bosque (mercadona)- 3 láminas de gelatina- un vaso de agua natural- 1 cucharadita de edulcorante Preparación:Primeramente ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua ...

recetas postres bizcochos

Bizcocho Genovés

Es un bizcocho básico, ideal para preparar cualquier tipo de tarta con el relleno que mas nos guste, ligero y esponjoso que permite que se bañe con cualquier almíbar y siempre queda delicioso. ¡¡¡Vamos a comprar un bizcocho industrial!!! Con lo fácil, rápido y sano que es este. Ingredientes: 5 Huevos grandes 250 gAzúcar 250 gHarina repostería tamizada Preparación: Con la ayuda de una batidora eléc ...

recetas dulces tartas frutos del bosque ...

Tarta de frutos del bosque

Esta deliciosa tarta dulce llena de frutos del bosque es un postre perfecto para otoño-invierno y muy fácil de preparar. Ingredientes para 8 personas aproximadamente. Tiempo de preparación 10 minutos Tiempo refrigeración 20 minutos Tiempo de cocción 50 minutos Ingredientes 230 g bloque de masa quebrada 1 huevo mediano, batido 1500 g de frutos del bosque congeladas, descongeladas 2 cucharadas de h ...