comunidades

TARTA RED VELVET



Tenía muchas ganas de preparar ésta tarta, todo un clásico de la repostería americana y por fin le llegó su hora, la hice para el día de San Valentín. Y fue todo un éxito, un bizcocho super jugoso, con ese color rojo aterciopelado tan bonito , y un frosting de queso crema suave, lo que hacen de ella una tarta delicada. Para conseguir ese rojo intenso en el bizcocho hay que utilizar un gel en pasta, si no conseguiríamos un color más amarronado en el bizcocho que no le daría ese aspecto tan bonito; para ello yo he utilizado el colorante rojo extra sugarflair. Y para el frosting hay que utilizar un azúcar glas muy fino, yo he utilizado el azúcar icing sugar glass extrafino; así nos aseguramos que la crema de queso nos quede perfecta con una textura muy fina.



TARTA RED VELVET

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

280 gr. de harina

3 huevos L

275 gr. de azúcar

120 ml. de aceite de oliva suave

2 cucharaditas de vainilla líquida o pasta de vainilla

15 gr. de cacao puro en polvo

240 gr. de buttermilk (que prepararemos con 220 gr. de leche y 20 ml. de zumo de limón)

1 cucharadita de levadura en polvo

1 cucharadita de bicarbonato

1/4 de cucharadita de sal

2 cucharaditas de vinagre de vino blanco

1 cucharada de colorante en pasta rojo

Para el frosting:

300 gr. de azúcar glass, preferiblemente icing sugar

500 gr. de queso crema tipo philadelphia

400 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.

PREPARACIÓN:

Empezaremos preparando la buttermilk, para ello añadiremos el zumo de limón a la leche, removemos y dejamos reposar mínimo 10 minutos. Cuando veamos que la leche parece que tiene grumitos, como que está cortada, ya la tenemos. Esto le aportará una jugosidad enorme al bizcocho.

Ahora vamos a tamizar los ingredientes secos, la harina, el cacao, la levadura y la sal. Reservamos.

Precalentamos el horno a 170º.

Con las varillas eléctricas, colocamos los huevos en el bol y batimos un par de minutos hasta que espumen un poquito. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo a velocidad 4 dos o tres minutos hasta que la mezcla tenga un color más clarito.


Agregamos el aceite en forma de hilo y dos cucharaditas de vainilla. Batimos un par de minutos más a velocidad 4.



Quitamos las varillas y colocamos la pala K de nuestro robot. Añadimos los ingredientes secos que habíamos reservado tamizados y batimos a velocidad mínima, solo lo justo hasta que tengamos una mezcla homogénea.

A éstas alturas ya tendremos lista la buttermilk, la agregamos al bol y batimos a velocidad mínima hasta que esté integrada; pero sin batir en exceso.



Quitamos el bol del robot e incorporamos el colorante en pasta, vamos removiendo con la espátula con movimientos suaves hasta integrarlo todo, y nos quede de un bonito color rojo intenso brillante. Podemos añadir un poquito más hasta conseguir el color deseado.



Ponemos las dos cucharadas de vinagre en un vaso, añadimos el bicarbonato, disolvemos y cuando está espumando lo añadimos rápidamente a la masa y lo repartimos por toda la mezcla.



Engrasamos el molde a utilizar con mantequilla y un poco de harina. Podemos utilizar 3 moldes de 15 cm. y repartir en ellos la mezcla por igual. Para ello la podemos pesar y repartir según peso, o bien con una cuchara de helados ir poniendo cucharadas de masa en los moldes. Yo he utilizado un molde de 20 cm. y he preparado dos bizcochos.

Metemos el molde, o los moldes, en el horno precalentado y horneamos, si es un molde de 20 cm. unos 40 minutos, si es en moldes de 15 cm. unos 25 o 30 minutos, hasta que al pincharlos con un palillo salga limpio.

Recién salidos del horno los dejamos reposar sobre una rejilla durante diez minutos. Dejamos que templen un poco más y con una lira o cuchillo afilado cortamos la parte superior del bizcocho y los envolvemos en film transparente, aun templados. Llevamos a la nevera y dejamos reposar mínimo 4 horas antes de rellenar. Aunque es preferible preparar los bizcochos el día anterior, ya que así tienen más tiempo de reposo y la receta no se hace tan laboriosa.



Ahora vamos a preparar el frosting. Para ello ponemos en el bol del robot la mantequilla, que tendremos bastante rato a temperatura ambiente, en trocitos. Y con la pala K batimos a velocidad máxima durante 5 minutos. Así conseguimos que la mantequilla nos quede más blanquita y esponjosa.

Tamizamos el icing sugar (azúcar glass), este paso es muy importante para evitar que se apelmace por la humedad. Lo incorporamos al bol con la mantequilla y batimos a velocidad baja hasta que se integre un poco, para que el azúcar no salpique por todos sitios. Cuando esté integrado subimos la velocidad al máximo y batimos durante 5 minutos.

Pasado el tiempo tendremos una crema blanquita y aireada.


Agregamos el queso crema y seguimos batiendo durante 2 minutos más para integrarlo por completo en la mezcla.


Ahora vamos a montar la tarta.

En una base para tartas o en la fuente donde la vayamos a presentar, ponemos 3 puntitos de frosting para fijar el primer bizcocho. Con el frosting en una manga pastelera lo cubrimos haciendo una espiral. Esta es una manera muy fácil de repartir la crema por igual en toda la capa. Ponemos el siguiente bizcocho y repetimos el paso de antes. También podemos poner el relleno con una espátula, procurando dejar la superficie lo más recta posible. Ponemos la última capa de bizcocho, boca abajo para conseguir un borde superior perfecto.

Ahora con la espátula ponemos crema en los laterales de la tarta, no es necesario poner demasiada, ya que ahora únicamente estamos haciendo la capa recoge migas. Esta capa es importante para que todas las migas del bizcocho queden selladas y no se desprendan al poner la capa definitiva. Cubrimos la parte superior y con la espátula igualamos para dejar la tarta recta. Llevamos a la nevera y dejamos reposar 15 minutos para que la capa de frosting endurezca un poquito y sea más fácil poner la cobertura definitiva.



Sacamos la tarta de la nevera y ponemos nuevamente crema por todo el lateral creando una capa más gruesa. Cuando terminemos los laterales cubrimos la parte superior. Con un alisador o la paleta igualamos la superficie de la tarta. Por los laterales vamos pasando el alisador o una rasqueta hasta que la dejemos lo más lisa posible.


Ahora ya la podemos decorar a nuestro gusto. Yo la he decorado haciendo flores con el mismo frosting, 4 en blanco de tamaño medio, con la boquilla 1M de wilton y tres más pequeñas tiñendo el frosting con el colorante rojo, con otra boquilla estrellada y unas perlas de azúcar encima. El contorno bajo de la tarta lo he rodeado de bizcocho desmigado, de los trozos que le cortamos para igualarlos



Imprimir


Fuente: este post proviene de Blog de calandrita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dejamos atrás los dulces típicos de Semana Santa, que me encantan, para poder degustar un bizcocho, muy saludable, ya que está preparado con harina de avena, harina que cuenta con múltiples beneficios ...

Cuando leemos el título de la receta lo primero que nos viene a la mente es el tradicional Potaje de garbanzos y bacalao; pero nada más lejos de la realidad. Si hay un pescado típico de la cuaresma es ...

Hoy una receta que bien nos puede servir como un entrante o como un aperitivo. Me encanta el foie y combinado con unos buenos champiñones portobello y un huevo de codorniz, ya son una verdadera delic ...

Tenía muchas ganas de preparar ésta tarta, todo un clásico de la repostería americana y por fin le llegó su hora, la hice para el día de San Valentín. Y fue todo un éxito, un bizcocho super jugoso, c ...

Etiquetas: TARTAS

Recomendamos

Relacionado

POSTRES SIN LACTOSA RECETAS PARA SAN VALENTIN SIN LACTOSA TARTAS SIN LACTOSA ...

Hoy, día de San Valentín, os traigo la receta de la tarta red velvet sin lactosa. La tarta red velvet o terciopelo rojo es tradicional americana, y se caracteriza por su intenso color rojo aterciopelado y un delicioso frosting de buttercream de queso, que nosotros haremos sin lactosa. Esta tarta está buenísima y es super bonita y vistosa, aunque tenemos que seguir una serie de consejos para que q ...

Bizcocho Postre Receta ...

Cualquier día es bueno para preparar una tarta. Y hoy vengo con una de las tartas más famosas. Por su belleza, su textura y sabor. La tarta Red Velvet, o terciopelo rojo, es una de las tartas que seguramente la mayoría ya la habréis probado. Para ver más vídeos, Suscríbete al Canal !ES GRATIS¡ Esta receta la saqué de la página Maria Lunarillos, y me parece la más buena que he probado. Aun así, ...

recetas postres bizcocho tartas

INGREDIENTES: 250 gr harina repostería 1 cucharadita de levadura 15 gr de cacao en polvo 125 gr aceite de girasol 300 gr azúcar 2 huevos 250 gr de leche + 1 cucharada de zumo de limón, será el buttermilk 1 o 2 cucharadas de colorante rojo 1 cucharadita de postre de vinagre blanco 1 cucharadita de postre de bicarbonato sódico 1/4 cucharadita sal 1 cucharadita de postre de extracto de vainilla EL ...

Dulces

Tarta terciopelo rojo. Red velvet. Una tarta muy popular en Estados Unidos  Esta tarta, de procedencia  sureña, podríamos decir que es una de las mas consumidas conjuntamente con la tarta de zanahorias Carrot cake. ¡Buen provecho! INGREDIENTES: Para el bizcocho: -250 gr de harina. -250 gr de azúcar. -120 gr de mantequilla. -2 huevos. -1 yogurt natural. -1 cucharadita de sal. -1 cucharada de vainil ...

Recetas birthday birthday cake ...

En realidad esta tarta no es más que una adaptación de la tarta Red Velvet. Me iba de perlas con la temática “bajo el mar” del cumpleaños de Carla (lo podéis ver aquí). Sobre la decoración, solo he rellenado las capas con la crema y cubierto por los bordes ligeramente dejando ver el bizcocho, estilo naked cake que tan de moda está ahora. Me encanta. Las figuritas de animales marinos de ...

recetas postres cocina del mundo dulces. ...

La tarta red velvet o terciopelo rojo fue la primera tarta que hice para el primer cumpleaños que celebramos en nuestra casa nueva. Me trajo de cabeza su elaboración, porque para no haber hecho una tarta nunca debería haber elegido una más facilita, pero por Ismael me armé de valor y con ayuda de mi madre conseguimos que nos quedará buenísima. Y fue entonces cuando me enamoré de la red velvet por ...

dulces recetafit recetassaludables ...

El domingo es San Valentín, así que durante la semana os iremos proponiendo recetas para celebrar ese día. Hoy os proponemos la tarta red velvet keto o terciopelo rojo que es una de mis tartas favoritas, para mi la joya de La Corona de las tartas. Es una tarta perfecta ya que lleva un delicioso y húmedo bizcocho de cacao y una fantástica crema buttercream que le aporta una cremosidad y textura bru ...

recetas postres t

Que frío que esta haciendo esta semana, ojo. que no me quejo, no me molesta nada, al contrarío, me gustan estos días en los que te apetece estar metida en el sofá debajo de una manta con un cafe con leche calentito, si hay chimenea ya es lo más, pero por desgracia, yo no la tengo... que pena. Bueno vamos al asunto, hoy os traigo esta tarta que tenia muchas, pero muchas ganas de hacer, siempre que ...

Postres y dulces Tarta red velvet con frosting de queso crema

En el post de hoy, te voy a mostrar cómo preparar una deliciosa Tarta Red Velvet con frosting de queso crema, una receta típica americana, que queda deliciosa tanto para fiestas de aniversario, San Valentín, o simplemente, para cualquier ocasión. Otras recetas que podrían interesarte: Mousse de mango, Bizcocho de nata con chocolate. Ingredientes para molde de 20 cm 300 gr de harina 300 gr de ...

Tartas

Tarta Red Velvet, la receta: Este pastel es originario de Norteamérica. Tradicionalmente, con los racionamientos de la segunda guerra mundial, se utilizaba zumo de remolacha para dar el color rojo al bizcocho. Se dice que su origen se disputa entre Estados Unidos y Canadá. La versión estadounidense se sitúa en los años 50, en el Hotel Waldorf de la ciudad de Nueva York. La versión canadiense dice ...