comunidades

Trucos para hacer un pollo al horno perfecto

Uno de los elementos más utilizados en nuestra cocina es el pollo, ya que es una carne blanca que gusta prácticamente a todo el mundo. Hay cientos de formas de preparar un plato con esta ave, pero una en especial que es perfecta para reunir a familiares o amigos alrededor de una mesa.

El pollo al horno es una receta que tiene más preparación de la que podemos imaginar. No es simplemente condimentar y esperar a que esté listo, sino que hay algunos trucos que te permitirán dejar la corteza crujiente, la carne jugosa y, en general, un pollo exquisito para compartir con los tuyos.

Y para acompañarlo, qué mejor que unas patatas con alioli o una ensaladilla, de las que todos puedan ir picando algo mientras se termina el almuerzo. Unas cervecitas (con o sin alcohol) y algún refresco, y ya tenemos uno de los momentos más esperados de este verano.
 


 
CONSEJOS PARA QUE EL POLLO AL HORNO QUEDE PERFECTO

Pero vamos ya con los consejos de hoy, antes de que se nos caiga la baba a todos. Lo primero es contar con una buena materia prima, un pollo entero de calidad, limpio por dentro y por fuera. Debemos lavarlo un poco con agua para asegurarnos de que no quedan restos de grasas o plumas, y lo secamos bien con papel de cocina. Esto último es importante para evitar que el pollo al horno se cocine a través del asado, no de la cocción.

Rellenar

Hay un truco muy antiguo, que sigue usándose en muchos lugares de España, que es introducir un limón en el pollo para conseguir más jugosidad y sabor. Si queremos que el aroma del limón sea más fuerte, podemos cortarlo en dos mitades o hervirlo un poco y darle un pequeño corte con un cuchillo.
Otra de las recomendaciones que puedes encontrar en programas de cocina o libros de receta es, además del limón, rellenar el interior con una cebolla (entera o troceada), chorizo, champiñones…

Condimentar

Esto puede quedar a discreción de cada uno, pero lo único que necesitas para obtener el mejor sabor a pollo es sal y pimienta. Espolvorea todo el interior del pollo para que las pechugas tomen sabor en el horno, pero en el exterior puedes evitar la sal para que no quede muy seco a la hora de cocinarse.
Más allá de salpimentarlo, al pollo le podemos agregar otras tantas especias que nos gusten. Pimentón, cúrcuma, chile picado, comino… A estas especias secas le podemos agregar alguna salsa o concentrado, como aceite, cítricos o tomate, kéfir, yogur… Obtendremos así una pasta con la que podemos untar bien todo el pollo, por dentro y por fuera, sin olvidar ningún rincón.

Engrasar la carne

Con un poco de mantequilla puedes conseguir una carne sabrosa y bien jugosa de manera muy sencilla, entre la piel y la carne. Con la manteca a temperatura ambiente, vamos untando todo el pollo con nuestra propia mano, tratando de despegar lo mínimo la piel para que vuelva a quedar sellada al llevar el plato al horno.
Como ya hemos comentado en el momento de condimentar el pollo, podremos combinar esta mantequilla con pasta de ajo, sal y pimienta, hierbas, ralladura de limón… Todo lo que se te ocurra para conseguir un sabor único y diferente. Procura formar una mezcla homogénea para que todas las partes reciban la misma cantidad del preparado.

Reposar

Esto es algo que no hace mucha gente, quizás porque empezamos a prepararlo todo con muy poco tiempo de antelación. Cuando ya hayamos condimentado, rellenado y engrasado el pollo; debemos intentar que repose durante, al menos, una o dos horas. Si hace mucho calor, mejor meterlo en la nevera; pero si no, puedes dejarlo a temperatura ambiente para que no absorba frío.
Este tiempo permitirá que se vayan mezclando los sabores, y la carne se impregne de los aromas que hayamos utilizado. Así quedará un pollo muy sabroso, y no solo unas notas de color cuando lo probemos. Mientras esperas, puedes hacer uso de las tapas y bebidas que antes hemos mencionado, claro.

Hidratar

Durante el asado en el horno, puede que nuestro pollo empiece a secarse y termine poco jugoso al sacarlo. Para evitar este problema, puedes frotarlo con aceite o caldo (o agua), utilizando tus manos para alcanzar todos los lugares del pollo.

Cocinar el pollo

Llega la hora de meterlo en el horno y es importante mantener la temperatura y el tiempo controlados. Como norma general, debemos precalentar el horno a 180º e introducir el pollo cuando se alcance esa temperatura. Después, dejarlo cocinar durante 30 minutos por cada 500 gramos de peso, dándole la vuelta a mitad de cocinado. En caso de estar relleno, incrementamos unos 15 minutos el tiempo total.

Un reputado chef, Heston Blumenthal, propone utilizar un sistema de doble cocción para asar el pollo. Primero lo introduce en el horno a 90º durante una hora y media, para después dejarlo reposar 45 minutos a temperatura ambiente y darle un último golpe de calor (a más de 250º) durante 10 minutos.

Estas son unas directrices generales, pues cada horno funciona de manera ligeramente distinta. A lo largo el tiempo habrás ido aprendiendo a ajustar las recetas al tuyo, así que prueba diferentes combinaciones para que quede un pollo al horno perfecto.

Colocarlo en el horno

Aunque no te lo creas, la mayoría de hornos domésticos actuales incluyen una varilla en la que puedes ensartar el pollo y girará como en los asadores tradicionales. Pero muchas personas no lo saben o ni siquiera lo tienen, así que vamos a lo sencillo. Lo colocamos a media altura directamente sobre la rejilla del horno o en una rustidera con rejilla.

De esta forma no estará en contacto con los jugos que suelte, y su piel quedará crujiente. Además, podemos aprovechar esas grasas y recogerlas en una bandeja con verduras o con esas patatas que acompañaremos con alioli en la zona inferior del horno. Así estaremos cocinando también la guarnición, con un poco de agua o vino blanco, y disfrutaremos de una comida estupenda.

Dorar la piel

Para que la piel del pollo quede crujiente, debemos conocer bien nuestro electrodoméstico y tener un poco de práctica. Aun así, tenemos un par de recomendaciones que puedes poner en práctica. Por un lado, como hemos dicho antes, evita la sal por fuera (así no atraerá la humedad y no quedará blanda la piel). Por otro, intenta subir la temperatura en los últimos 10 o 15 minutos de asado, para que consigas ese punto perfecto en la piel.
 
Como has visto, para conseguir un pollo al horno perfecto hay que dedicarle algo de tiempo y tener práctica. Así que ya tienes excusa para invitar a diferentes grupos de amigos y familiares a casa durante el verano: preparar muchos pollos al horno.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

carnes pollo pollo adobado ...

Hoy toca una receta de pollo. Una carne muy apreciada por los más pequeños de la casa. En esta ocasión lo hacemos al horno después de haberle dado un tiempo en maceración. El Pollo en adobo al horno no tiene ninguna complicación y resulta una cocción prácticamente libre de grasas con lo que está indicado para cualquier persona del hogar. Es una receta ideal para animarse a cocinar aquellas persona ...

cocinar horno patatas ...

Hay una receta con la que nunca se falla y es la del pollo al horno con papas pues gusta tanto a mayores como pequeños, incluso a vegetarianos porque si no quieren comer la carne, siempre se pueden comer las patas que quedan riquísimas. Si te apetece triunfar en cualquier evento, no puedes dejar de hacer esa comida tan clásica y rica por ello hoy vamos a ver algunos trucos para que nos salga el po ...

La cocina de Gades Pollo al horno Aves ...

Pollo al horno, una rica comida muy fácil de hacer, prácticamente se hace solo, lo único que tenemos que hacer es añadirles las especias que más nos guste, lo demás lo hace el horno. Ingredientes para el pollo al horno: 1 Pollo. Ramas de romero. Hojas de laurel. Pimienta molida. Comino molido. Tomillo molido. Orégano molido. Sal gorda. 1 Limón. 1 Cabeza de ajo. Coñac Aceite virgen extra.El pollo l ...

Hierbas aromáticas Horno Pollo ...

Hoy, en lugar de hacer el clásico pollo asado al horno, he decidido preparar estos cuartos traseros con un toque de albahaca y tomatitos que está para chuparse los dedos. He levantado un poco la piel del pollo y he introducido unas hojas de albahaca fresca en contacto con la carne. ¡No os podéis imaginar el gustillo tan rico que le da la hierba aromática! Sólo tenéis que poner un lecho de cebolla, ...

al horno clasicos de siempre Cocina de diario ...

Receta de las fáciles, de las de cada día pero no por ello menos buena, ¿hay algo mejor que un buen pollo asado al horno con unas patatas? Me da la sensación que el pollo es como una comida de plan B, cuando no sabemos que comer por ejemplo un domingo o un día de fiesta o no tenemos ganas de cocinar siempre tenemos la opción de ir a comprar un pollo asado, pero si es por pereza hay que alegrarse p ...

general carnes y aves horno ...

Receta para hacer pollo relleno al horno Si te gustó nuestra receta de pollo al horno con patatas, no puedes perderte la elaboración que te traemos hoy. En esta ocasión, hemos ido un paso más allá elaborando un pollo relleno de diversos ingredientes, entre los que destacan; carne picada, manzana, nueces y dátiles. El conjunto se hornea durante un tiempo prolongado a una temperatura de 200ºC, dand ...

segundos platos pollo al horno pollo al limón ...

El Pollo al Limón al Horno es una receta que se hace prácticamente sola! Sólo tienes que poner los ingredientes en un recipiente apto para horno y darle la vuelta al pollo en el horno para dorarlo por ambos lados. Rico y sabroso. Ingredientes: Muslos de pollo Cebolla Zanahoria Pimiento verde Pimiento rojo Ajos Limón Laurel Sal Pimienta Caldo de pollo Vino de Jerez Aceite de oliva Elaboración del ...

segundos platos carnes recetas de pollo ...

POLLO A LAS HIERBAS PROVENZALES Sin lugar a dudas la carne más utilizada a nivel mundial es la de pollo y esto es debido a que aparte de que es económica, la podemos cocinar de mil formas distintas, .. siendo una buena fuente de proteinas baja en grasas, según la consumamos. Una de las formas de cocinar pollo que siempre es un éxito, y que no requiere de mucha preparación previa .., es al horn ...

Esta es la más popular de todas las recetas de pechuga de pollo que he publicado. Es una pechuga de pollo horneada, rociada con un simple condimento mágico y luego horneada hasta que se caramelice. Es simple, rápido e increíblemente sabroso! Una receta de pollo increíblemente fácil que es la favorita de los lectores junto con el Pollo al Ajo con Miel, este épico Pollo con Corteza de Parmesano y Po ...

Carnes Verduras

CARNES Cuando hablamos de pollo en la cocina son muchas las recetas por la que podriamos hacer, ya que su carne es muy versatil y se adapta de maravillas para poderla hacer. Hoy es turno para un delicioso pollo al horno con un pisto ma ...