comunidades

Orejas de Carnaval



Es tiempo de Carnaval y como cualquier otra época del año también es época para tomar dulces típicos de estas fechas. En Galicia hay una profunda tradición de dulces típicos de Carnaval, y una de los exponentes máximos de lo que digo es esta receta de orejas de Carnaval. Se trata de una masa frita finita con forma de pañuelo, oreja o láminas. El secreto de esta receta está en hacer la masa bien finita, para que resulte ligera y no tengamos la sensación al comerla que estamos tomando un mazacote de masa frita.

He preparado orejas de carnaval varios años, pero ninguna de las recetas era digna de publicar porque la masa no llegaba a conseguir ese punto que os he dicho antes, hasta que he encontrado esta receta del blog De Rechupete, que me ha resultado estupenda.



INGREDIENTES:

2 huevos

50 ml. de anís

500 gr. de harina de trigo

5 gr. de sal

100 gr. de manteca de cerdo (podéis sustituirla por mantequilla)

120 gr. de azúcar glass

Ralladura de un limón (podéis usar ralladura de naranja o mandarina)

100 ml. de agua templada

Azúcar glass para espolvorear

Aceite de oliva virgen extra para freír (podéis freír con aceite de girasol si preferís)



PREPARACIÓN:

Lavamos el limón, secamos y rallamos la piel, sin llegar a la parte blanca. Reservamos. En un bol añadimos el agua templada, la sal, la manteca de cerdo ( a temperatura ambiente), el anís, los huevos, la ralladura de limón y el azúcar glass. Batimos con una batidora de varillas (yo con el globo de la Kitchen Aid) hasta que no tengamos grumos.



Vamos añadiendo poco a poco la harina, y empezamos a amasar, a mano o en la Kitchen Aid con el gancho de amasar. Tenemos que conseguir una masa elástica y lisa. Engrasamos un bol y depositamos, tapamos y dejamos reposar durante una hora como mínimo. Si vais a tardar más tiempo este reposo lo haremos en el frigorífico.



Pasado este tiempo de reposo ponemos al fuego una sartén grande con abundante aceite de oliva y calentamos. Vamos cogiendo porciones de masa, del tamaño de una nuez más o menos, y estiramos con la ayuda de un rodillo embarduñado de aceite sobre una mesa o encimera cada porción de masa, hasta conseguir un tamaño de 12 x 18 cm. más o menos.

Añadimos un porción de masa al aceite para así comprobar que está ya preparado para freír las orejas. Sacamos esta porción y vamos añadiendo nuestras orejas (podéis echarlas tal cual y ya en la sartén inmediatamente hacer un pliegue en la masa con la ayuda de un tenedor). Doramos por ambos lados cada oreja y sacamos. Dejamos escurrir sobre papel absorbente. Añadimos azúcar glass por ambos lados de la oreja y servimos.



Con esta cantidad de masa nos salen más de veinte orejas. Si veis que es complicado estirar la masa y dejarla finita podéis hacerlo con una máquina de hacer pasta, así podremos conseguir el grosor deseado.

Y si queréis ver otro postre típico de carnaval publicado en el blog os dejo en enlace de la receta de cuajada de carnaval.



Y si os apetece algún postre para San Valentín esta semana publicaba en el blog de Sabor Granada la receta de babá al ron.



Con todas estas propuestas os dejo esperando que tengáis un feliz comienzo de semana.



Fuente: este post proviene de Atrapada en mi cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

TARTA DE PIÑA Y YOGUR

Hoy para empezar el lunes con ganas os traigo otra tarta fresquita y fácil de hacer. Se trata de una tarta de piña y yogur. Queda riquísima y estupenda, aunque os recomiendo que la hagáis en un molde ...

CALABACINES RELLENOS DE ATÚN

Estamos comenzando este verano tan particular y nos apetece disfrutar al máximo de la calle, de la playa, de las terrazas con los amigos, por lo que, quizás, lo último que nos apetece es meternos en ...

Etiquetas: CARNAVALDULCES

Recomendamos