comunidades

El tomate y sus propiedades


El tomate y sus propiedades

El tomate es la especie hortofrutícola más comercializada de toda Europa. En España, la agricultura aporta cerca del 2,5% al Producto Interior Bruto (PIB) español. España produce tomates, trigo, remolacha azucarera, cebada, aceitunas, cítricos, uvas y corcho, además de ser el mayor productor de aceite de oliva del mundo y el tercero de vino. También es el mayor productor de limones, naranjas y fresas.



El tomate es un producto fundamental en el seno de la horticultura española, ya que ocupa el 14% de la superficie del cultivo nacional y aporta el 23% del valor de la producción del sector.

Zonas de producción de tomate

De entre las diversas zonas dedicadas al cultivo del tomate, se diferencian dos dependiendo del uso que se le quiera dar. Por un lado, está el sureste peninsular con las provincias de Valencia, Alicante, Murcia y Almería, además de las Islas Canarias, cuya producción se basa en el tomate fresco.



Y, por otro, la Región del Ebro, comprendida por Navarra, La Rioja y Zaragoza, así como Extremadura, más dedicadas a la producción de tomate para industria. Debido a ello, es donde se asientan la mayoría de industrias transformadoras, como conserveras, peladoras, zumeras...

Estos lugares son los mayores productores a nivel nacional de tomate, alcanzando el 73% de la producción. Otro dato significativo es el uso que se hace del tomate, mientras que el 70% se destina al consumo en fresco, el 30% restante se destina a la industria del tomate, transformados de tomate y sus derivados. Respecto a las exportaciones, España es el mayor proveedor de tomate en Europa y uno de los primeros en el mundo.

España es el segundo productor de tomate (3,8 millones de toneladas en 2013) tras Italia (5,2 millones de toneladas) según datos de la edición 2014 del libro estadístico sobre la agricultura, la silvicultura y la pesca, “Facts and figures on agriculture in the European Union”, publicada por Eurostat en febrero de 2015.



I+D+i en el sector del tomate

España ocupa una posición relevante en el sector internacional del tomate gracias a las excelentes condiciones del suelo y climáticas, que favorecen la producción de esta hortaliza, y también por la fuerte inversión en I+D+i y biotecnología que llevan a cabo las empresas del sector y centros de investigación, tanto públicos como privados.

Apostar por la innovación es desarrollar nuevas variedades que sin sacrificar el sabor ofrezca un producto abundante, duradero y resistente a los peligros que acechan al tomate como plagas y enfermedades.

Dos de los resultados más conocidos de este compromiso de España con la investigación en el sector del tomate son las variedades RAF y Kumato.

Los tomates RAF se crearon en Almería (Andalucía) tras cruzar diversas variedades de tomate tradicionales, cultivadas en zonas de esta provincia. La variedad Kumato también tiene su origen en España, aunque su patente pertenece a la compañía de biotecnología suiza Syngenta, para quien trabaja como genetista el almeriense Luis Ortega. España exporta tanto esta variedad como la RAF a todo el mundo.

Nuestro país cuenta con numerosos centros de investigación centrados en el área de ciencias y tecnología de alimentos, entre los que destacan el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) o el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos "José Mataix Verdú" de la Universidad de Granada (INYTA). La agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desarrolla igualmente investigaciones en esta área.

Propiedades del tomate

El tomate es uno de los ingredientes principales en la mayoría de las cocinas del mundo por sus propiedades y beneficios, por lo que está muy bien valorado en la alimentación. El tomate puede consumirse de múltiples formas, aunque podríamos dividirlo en dos categorías según su consumo: tomate fresco y tomate procesado.

Para empezar, cabe explicar que el tomate es el fruto de la planta conocida como tomatera, una especie herbácea que pertenece a la familia de las solanáceas y es nativa del continente americano. Los tomates son bayas de color rojizo que se caracterizan por su pulpa con múltiples semillas y por su jugo.

Generalmente, el tomate tiene un aspecto esférico con un diámetro de unos ocho centímetros. Antes de madurar, son verdes y a medida que avanza el proceso de maduración se vuelven rojos, gracias al licopeno, una sustancia antioxidante que le otorga ese color rojo intenso.

Entre las propiedades y beneficios del tomate, destaca que es un alimento con pocas grasas y calorías. De hecho, 100 gramos de tomate aportan solamente 18 kilo calorías. La mayor parte de su peso es agua (94%) y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono.

Su sabor oscila entre el dulce y el ácido por la presencia de ácidos orgánicos y de azúcares simples y es una fuente importante de minerales como el potasio y el magnesio. Además, contiene vitaminas B1, B2, B5 y C y si se consume con piel es rico en fibra y ayuda a hacer bien la digestión.

Información nutricional del tomate

100 gramos de tomate aportan:

Calorías

17 kcal

Proteínas

1,1 g

Hidratos de carbono

2,9 g

Grasas totales

0,2 g

Colesterol

0 mg

Vitaminas

Minerales

Vitamina A

133 ug

Potasio

297 mg

Vitamina B1

0,06 mg

Calcio

13 mg

Vitamina B2

0,04 mg

Fósforo

27 mg

Vitamina C

24 mg

Magnesio

20 mg

Vitamina E

0,8 mg

Hierro

0,5 mg

Consumo del tomate

Como hemos apuntado con anterioridad, el consumo del tomate puede ser fresco o procesado. A continuación, te explicamos las características de consumirlo de una forma u otra.

· Tomate fresco: la forma más sencilla de consumir este alimento es crudo en ensaladas. Con solo lavar y condimentar puedes lograr un acompañante exquisito para tus platos. El mejor sabor del tomate crudo es aquel que combina una alta cantidad de azúcares y una alta concentración de ácidos.

· Tomate procesado: es el resultado de un proceso industrial para conseguir nuevos productos derivados del tomate a los que se les añaden conservantes. Dentro de la categoría del tomate procesado, existe una amplia gama de variedades. Conesa nos propone: tomate triturado, tomate en dados, tomate en polvo, fibra de tomate, cubos de tomate, oleorresina de tomate, tomate para pizzas, tomate para pasta, tomate para servir frío o caliente. Además, podemos encontrar tomate seco o deshidratado, concentrados de tomate, mermeladas de tomate o salsas de tomate, generalmente conocidas como kétchup.

Fuente: este post proviene de Todo Tomate, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El tomate es conocido científicamente como Solanum lycopersicum, se trata de la baya de una planta de la familia de las nenúfares, nativa de América del Sur. Los tomates son la principal fuente dietét ...

Le Cordon Bleu o Cordón Azul es una escuela de alta cocina, la más grande del mundo en hostelería, donde se enseñan las artes culinarias y la administración hotelera. Le Cordon Bleu está presente en m ...

Para brindar por la llegada de la Primavera, os traemos una receta fácil, deliciosa y apropiada del chef Martín Berasategui para los días de calor intenso que están por llegar con nuestro ingrediente ...

Recomendamos