comunidades

Salsa Parissiene: La reina de las salsas

Bienvenidos a Paulina Cocina mis amigos y amigas de internet! Hoy les traigo una de las salsas más ricas del multiverso: la salsa parisienne. Es ideal para acompañar tus pastas! Además es facilísima de hacer.

Amamos los tucos y las salsas de tomate, pero es necesario tener otras salsas para ir variando. Sí, necesario. Todos amamos las pastas, pero siempre con la misma salsa… Qué aburrido por favor! Por eso les traigo esta receta de salsa parisienne del amor hermoso. Pruebenla y me cuentan que les pareció!

No se olviden de suscribirse a mi canal de YouTube, haciendo click aquí pueden ir a ver todas las recetas que estoy haciendo! Se vienen una serie que van a amar. No les voy a adelantar nada. Suscribanse, haganme caso.

Sobre esta receta de Salsa Parissiene

La salsa parisienne es una salsa que deriva de la salsa blanca. Como más les guste decirle! Según mi opinión, y la de cualquier persona en este mundo: es la mejor transformación que puede tener. Es como si fuera que la salsa Bechamel es Pikachu y cuando evoluciona a salsa parisienne es Raichu. Es así? Dije bien? No sé chicos, no miro Pokemon pero lo estoy dando todo.

Si se les ocurre un mejor ejemplo soy toda ojos, los leo! Bueno, retomando el tema… La salsa parisienne es buenísima amigos. Tiene crema, Bechamel, champiñones, pollo, jamón… No puede salir mal de ninguna manera!

A esta receta que te traigo podés agregarle cebolla, un caldito, hierbas… En este caso no le puse, te traje la clásica clásica. Pero vos podés ponerle tu magia y vas a ver lo bien que va a quedar!

La base de la salsa Parissiene

¿Tengo que aprenderla a hacer sí o sí?

Primero lo primero. Para llegar a la salsa parisienne perfecta hay que hacer la base: La tan conocida salsa Blanca o bechamel.

Aparte, aprender a hacer esta salsa te va a servir para un montón de cosas. Desde salsas que vienen de ella (la salsa Mornay por ejemplo, que lleva queso, huevo, crema… De todo) hasta croquetas, soufflés, etc, etc, etc. Qué haríamos sin ella?

Ok, aquí vamos.

¿Qué necesito para hacerla?


Una cucharada colmada de harina (50 gramos)

50 gr de manteca

600 ml de leche

Nuez moscada

Sal

Pimienta

¿Y ahora?


Poner la manteca en una sartén y derretir. Cuando esté agregarle la harina y mezclar con una cuchara hasta formar una pasta.

Una vez que esté hecha la mezcla agregarle la leche de a poquito, para que no haya grandes cambios de temperatura. En este momento hay que ir batiendo con varillas para que no se formen grumos. Si quieren pueden agregar la leche caliente, pueden infusionarla con alguna ramita de tomillo o un diente de ajo, queda riquísimo!

Revolver con las varillas sin parar, en forma de ocho, para que no se hagan grumos ni se peguen a la sartén.

Una vez que se haya agregado toda la leche, ponerle sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Si quieren conseguir una salsa bien espesa hay que dejarla un rato en el fuego hasta que reduzca, siempre teniendo en cuenta que una vez que se enfríe va a estar más firme. Listo!

Truquitos para que salga perfecta


Usar la leche a “temperatura ambiente” o caliente va a ayudarte a que no se formen grumos. Algo que me encanta hacer es calentar la leche con una ramita de tomillo, o de orégano si tengo fresco y ponerle un ajo o un pedacito de cebolla. Al calentarlo se infusiona y queda buenísimo!

Usen varillas al ir agregándole la leche! No usen cuchara. Esto no es un simulacro, no usen cuchara!!

Pueden ponerle un chorrito de aceite de oliva a la mezcla de manteca y harina. Así no se quema!
Listo, no hay mucho más. Se les ocurre algún otro truco?

Una vez que tengas tu bechamel podemos seguir un paso más allá! Salsa parisienne vamos por vos!

Ingredientes


1 taza de crema de leche

2 tazas de salsa Bechamel

5 fetas de jamón cocido

1 pechuga de pollo

1 bandeja de champiñones (o una lata)

2 dientes de ajo

Manteca

Sal

Pimienta

Como hacer salsa Parissiene paso a paso

Van a amar esta salsa Parissiene!


Colocar una cucharada de manteca en una ollita. Cuando se derrita agregar la pechuga de pollo cortada en cubos y no mover hasta que se dore. Girar los cubos y hacer que se doren de todos los lados.

Agregar una poco más de manteca en la misma olla y agregar los champiñones fileteados, el jamón en tiras y los ajos cortados bien chiquitos. Saltear hasta que los champiñones estén dorados.

Agregar la crema de leche y salpimentar. Dejar que reduzca más o menos 5 minutos. Incorporar la salsa Bechamel y mezclar bien.

Probar y reajustar los sabores. Agregar la pasta y mezclar hasta integrarlos muy bien. Listo! Ya se puede servir y disfrutar!

Fuente: este post proviene de Paulina cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos