comunidades

Remolacha asada, crema de queso y Granada





Tengo que reconocer que no soy muy fan de la remolacha. Pero en Instagram vi un plato con ella que me inspiro mucho y últimamente estoy abierto a dar nuevas oportunidades a platos que no me gustaban tanto hace años. Y me estoy dando cuenta de que en todos ellos influye la forma de cocinar el producto y el como lo acompañes. En este caso la remolacha con el queso azul es un equilibrio perfecto de sabores.

Por cierto, no os asustéis cuando unas horas después de comerlas tengáis que ir al wc. Sé de alguien que se asusto y se metió en Google. Y después de la búsqueda se quedó más asustado porque no decía nada de que podría ser por comer remolacha. Hasta que hablo con la madre. Que una madre lo sabe todo

Por ultimo deciros que las especias que le pongo al finalizar el emplatado las podéis variar con lo que tengáis en casa o alguna hierba aromática.

Ingredientes:

Un manojo de remolacha fresca *

100 gr de queso azul

200 ml de nata (crema de leche) para montar (35%mg)

Sésamo. (En este caso yo sésamo wasabi)

Kala namak (sal de huevo frito)

Granada

*Las hojas de la remolacha no las tiréis. Podéis utilizarla para vuestras ensaladas.

Elaboración:

Cortamos los tallos a las remolachas y lavamos bien bajo el grifo del agua. Si queda tierra le podéis dar con un cepillo.



Envolvemos cada remolacha individualmente con papel de plata y metemos al horno a 185ºc. El tiempo dependerá del tamaño de cada remolacha. Las mías eran mas bien pequeñas y en 1 hora estaban tiernas. Esto se sabe pinchándolas con un palillo.

Las dejamos enfriar y reservamos en la nevera.

Para la crema de queso:

Llevamos a ebullición la nata (crema de leche) junto con el queso. Si vemos que nos queda algún grumito podemos darle con la batidora.

Dejamos enfriar y llevamos a la nevera hasta su uso.

Montaje del plato:

Montamos con unas varillas la crema de queso hasta que coja consistencia (tiene que estar bien fría) y metemos en una manga pastelera para servirla fácilmente.

Pelamos las remolacha (la piel sale sola) y cortamos en rodajitas finas. La distribuimos en el plato.

Hacemos montoncitos de la crema de queso.

Espolvoreamos el sésamo y la Kala namak y terminamos con unos granos de granada y algún pétalo de flor.

¡Que aproveche!





Fuente: este post proviene de Blog de tapasconestilo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En cuanto a postres estas fechas navideñas para mi tienen el sabor del pastillo de calabaza. Pocas cosas hay más invernales que este alimento que nos sirve tanto para elaboraciones saladas como dulce ...

Como fan de todos los tipos de chocolate, en mis inicios cocinillas, hacia la típica tarta de 3 chocolates con los sobres de cuajada. Estaba rica y era facilita. Esta que os muestro hoy es muy sencill ...

Etiquetas:

Recomendamos