comunidades

Bircher muesli





Sin analizar demasiado, sólo atendiendo a sus ingredientes, el Bircher muesli ya se muestra como una de esas combinaciones de alimentos que pueden obrar magia en el interior del cuerpo humano. De supermoda por todas las razones correctas, nunca es un mal momento para elegir tomar un cuenco de esta preparación.

Dice la Wikipedia (copio-pego):

Desde su invención por el médico suizo Maximilian Bircher-Benner a principios del siglo XX, inspirado en la cena de un pastor en una de sus excursiones con su esposa por la zona de los Alpes, se ha ido popularizando como alimento sano, nutritivo, energético y saciante y por ser un cóctel bastante completo de vitaminas y minerales, proteínas e hidratos de carbono, y para normalizar las modernas dietas desequilibradas, o para personas con problemas de estreñimiento.




Amigos del deporte, de lo vegetariano, golosillos yogurteros, hipsters, bloguers de tendencias gastronómicas y pseudofrikis de la alimentación... en todas las casillas me tacho oye! Complemento perfecto para mi ensalada de esta noche, en cantidad suficiente para repetir mañana y con suerte pasado! Ahí queda eso. ;)

Bircher muesli (receta personal)

Tiempo de preparación: 15 (mejor con un par de horas de antelación)
Ingredientes:

-500 ml de yogur

-250 ml quark desnatado

-3 c.s. copos refinados de avena

-3 c.s. azúcar moreno

-3 c.s. mezcla de frutos secos (pasas, arándanos, almendras, avellanas, piñones, nueces... )

-1 manzana rallada

-1 plátano en cuadraditos o rallado

-100 gr frambuesas (frescas o congeladas, o cualquier tipo de fruto rojo que te guste)

-canela opcional al gusto



Elaboración:

En un bol con tapa de tamaño mediano, verteremos el yogur y el queso, mezclando con el azúcar.

Añadiremos los frutos secos y las frutas ralladas (una cucharadita de limón en la manzana evita la oxidación y aporta un puntillo).





A continuación los copos de avena. Mezclamos bien y en último lugar incorporamos las frutas rojas sin chafar, intentando que queden enteras.



Guardar en la nevera pero si lo sacas un rato antes de consumir... para que pierda un poco el frío... será todavía mejor. Si lo coméis de un día para otro, observaréis que se ha vuelto un poco pastoso. No hay problema: rebájalo con un poco de leche y todo solucionado.



Esta combinación, tan buena como cualquier otra, es el resultado de mi gusto y de mi fuente de fruta. Que no tienes manzana... pues pon pera... quién dijo miedo! Por una cosa tan pequeña no me quedo sin mi Bircher muesli!

Ya sabéis que yo siempre miro por ahí lo que se ofrece y cómo se ofrece... y he encontrado esta receta, que os dejo para que podáis apreciar la diferencia entre mi receta y la original (o una de ellas):

https://www.swissmilk.ch/de/rezepte/LM200806_89/birchermueesli/

Pues hasta aquí. ¿Tu receta es la más rica? Déjala en los comentarios...jjjj Gracias por tu Me Gusta y por leer!

Este artículo aparece por primera vez en el blog "Mariví en su cocina".

Fuente: este post proviene de Mariví en su cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Para los amantes de las tapas típicas murcianas, las tapas de aquellos mesones que fueron tan abundantes en la Murcia en los años 80. Para los buscadores de la autenticidad y de la esencia local: cómo ...

Mis asignaturas pendientes: guisos europeos tradicionales sin artificios. Hoy, un Gulasch húngaro de elaboración clásica para morir dos veces. No siempre cocinar una receta es tan fácil como decir & ...

Recomendamos