comunidades

Ensalada César





Mi Ensalada César; motivo de orgullo de mi cocina después de muchos años de experimentar. Favorita del menú semanal de mis niños... (cosa rara, una ensalada!!!!). Hoy he descubierto algunas cosas nuevas...

Un clásico atemporal. En esencia, sus ingredientes han permanecido inalterables a lo largo de sus más de 90 años de edad. ¿Porqué? ¿Como ha sido posible?
Origen de la ensalada cesar

Años 20. César y Alex Cardini, emigrantes italianos, llegaron junto a sus hermanos a América para hacerse una vida. A consecuencia de la Ley Seca, los hermanos César y Álex decidieron abrir un hotel en Tijuana, dejando atrás la ciudad de San Diego. Es en el restaurante de dicho hotel (Hotel César) en donde se obró la magia: fruto de la casualidad y de la escasez de la época. El jóven César -cuenta su sobrinonieto, Alex César Cardini-, que había servido en Europa durante la Gran Guerra, se sentó a la mesa con dos amigos del ejército y una serie de ingredientes (reunidos de entre lo poco que tenía en su cocina), y allí ocurrió. La mezcla perfecta que sobreviviría más de tres generaciones... En poco tiempo, los astros holliwoodienses asiduos a su restaurante hicieron su trabajo: la Caesar Salad Original conquistó América. La sociedad de consumo hizo el resto.



Es la historia de cómo todo lo bueno trata de meterse siempre en una botella. Y así, de una ensalada que se servía con la hojas de lechuga romana sin cortar, con croutons en rodajas sin trocear untados con las anchoas, fresco queso parmesano rallado gordito y una salsa cuyos ingredientes se mezclan con las manos, directamente sobre las hojas de lechuga... se pasó la versión práctica (más o menos emocionante según el gusto del cocinilla): una lechuga cualquiera troceada con picatostes de bolsa, queso parmesano? rallado envasado y una salsa césar embotellada, que puede costar de 1 a 5 en el súper de turno, dependiendo de la marca.


¡Y he de reconocer que en esto tengo mis preferencias! ...mi receta vino años después. La mejor de las salsas embotelladas es sin duda (recordad que esta es mi personal opinión), la salsa homónima Cardinis The Original Caesar Dressing, seguida de la Kenns Creamy Caesar y, por último, la Heinz Salad Dressing.



A esto hay que sumarle la común convicción de que esta ensalada lleva pollo... pues no, la receta original de la ensalada caesar NO LLEVA POLLO! aunque yo siempre se lo he puesto (jjjjjj) y en su amplio espectro además (pollo empanado, los restos del pollo asado del domingo, a la plancha, alitas adobadas tipo grill, fiambre de pollo, pechuga cocida... ). En fin, era joven e inexperta, pero ahora... ahora no lo soy tanto, y no perdono fácilmente (espero que se perciba el sarcasmo, porque estoy quedando como la bruja mala del oeste!).

Dolor profundo en mi corazón... cuando esta mañana me he puesto a investigar por la red y he visto lo equivocada que estaba yo en particular... y el mundo en general; ya no con respecto a la receta sino a la forma de combinar los ingredientes. Qué crédula y confiada he sido, cuando muchos grandes cocineros del siglo XX y XI (que no mediáticos) me han asegurado que esto se hacía así. No es que digamos que fuera un secreto de estado... No es la fórmula de la Coca Cola, aunque bajo su nombre también se mueva algún que otro millón. Digo yo que entre tanta exaltación de "la auténtica receta de..." que se encuentra por You Tube, gastroblogs y otros medios, alguien se hubiera parado a investigar de verdad y se hubiera atrevido a decir "oiga, la Ensalada de este señor, César Cardini,se hace así (...) pero yo, que soy partidario de la fusión y del crecimiento culinario personal, prefiero hacerla de esta otra forma (...) por un montón de razónes (...). Esto es como mirar un cuadro; como tocar o cantar una canción: el intérprete... interpreta y el público agradece.

Superados los traumas provocados por mi toma de conciencia -gracias a la televisión Mexicana por sacarme de mi oscuridad- y tras estas palabras, con las que me quedo muy a gusto, os emplazo más abajo de este post para que podáis dar cuenta de mi versión de esta magnífica estrella gastronómica y al final de los finales de esta página para poder ver la entrevista, que realizara Eddy Warman al ya mencionado Alex Cardini.


Ensalada César
(inspirada en la receta original de
César Cardini en Tijuana, México, 1924).

Tuve que mudarme a Suiza para abandonar mi hábito a esta salsa embotella. La compraba en un supermercado de mi pueblo, por 4,75; era muy cómoda, sí que es verdad... pero nada comparado con lo que vino después, que no está pagada, pero... ¡qué rica!

Tiempo de preparación 50 (con el acompañamiento, que es totalmente susceptible de ser cambiado, sustituido o eliminado)

Tiempo de horno: 40
Ingredientes (para dos personas)

Para la ensalada:

-lechuga romana (orejona, dicen en México, aquí yo uso Kopfsalat) -pan del día anterior cortado en dados o rodajas, como una taza)

-queso parmesano (un trozo)

-8 filetes (2 para la salsa)



Para la salsa:

-200 ml mayonesa (equivalente casero: 1 huevo hervido durante 1 minuto a partir de agua hirviendo, 200 ml. aceite girasol, sal, zumo de limón)

-50 ml de aceite de oliva

-1 poco de ajo rallado fino (1/4 c.t. ajo en polvo)

-1 c.t. mostaza

-1 c.t. zumo limón

-1 c.t. vinagre de manzana (o de vino blanco)

-1 c.t. salsa Worscestershire

-2 c.s. de nata (crema de leche) (esto es opcional, no es necesaria)

-pimienta recién molida, a ser posible

-2 anchoas

-2 c.s. de parmesano rallado



Ingredientes del acompañamiento:

-6 alitas de pollo (en este caso adobadas) pero puede ser cualquier tipo de pollo, cocinado como te guste, o ninguno en absoluto, no hay problema.

-dos o tres patatas

-pimienta, sal y aceite de oliva
Elaboración de la ensalada

Elaboración del acompañamiento:

-Lo tendremos previsto en primar lugar: si vas a hacer alas, necesitas unos 40 minutos de horno. Precaliéntalo y prepara mientras en una bandeja de horno, las 6 alitas y las patatas cortadas en rodajas finas (algo más gordas que panadera). Salpimienta y riega con un chorrito de aceite. Mételo en el horno.

Elaboración de la salsa:

-En un envase apto, pondremos todos los ingredientes de la salsa, menos el queso y la pimienta. Trituramos hasta integrar. Agregamos el queso parmesano y la pimienta recién molida mezclando con un tenedor. Dejar en la nevera hasta su uso.

Aquí procede un apunte. El porqué utilizo mayonesa de bote: como yo no utilizo toda la salsa en la ensalada, lo que sobra puede ser guardado por unos días en la nevera sin problema. Si estuviera hecha con mayonesa casera, el sobrante iría a la basura, ya que no es conveniente conservar preparaciones de este tipo por más de un día.

Elaboración de la ensalada:

Con la lechuga lavada y debidamente seca, córtala en un bol o sobre los platos en los que vas a servir (así puedes personalizar). Si gustan o no las anchoas, más o menos salsa, etc... Sobre ésta, corta con el pelapatatas o la mandolina si la tienes unas lascas de queso parmesano. Distribuye las anchoas en trozos no muy pequeños. No pongas el pan hasta que vayas a ponerla en la mesa. Vamos a los picatostes.

Yo no frío. En una sartén caliente, pongo el pan en dados (también lo puedes hacer entero y luego cortarlo con las manos, cuan Jamie Oliver) y sobre este unos hilos de aceite de oliva, procurando que esté repartido. A fuego suave, iremos moviendo para que no se queme y salteando. El pan irá perdiendo la humedad, incorporando el aceite en su interior y poniéndose crujiente. Está en unos minutos. Hazlo a tu gusto.



Una vez que el asado está listo, pon las patatas y las alitas en un plato en el centro. Si pones el pollo sobre la lechuga en ese momento se pondrá pocha. No queremos eso. Distribuye unos picatostes sobre la lechuga y unas cucharadas de salsa. Acaba con un poco de parmesano y pimienta recién rallados. Pon el resto de la salsa en la mesa para mojar las patatas.





Lo que tenga yo con esta ensalada, no lo acabo de superar a pesar de tantos años que han pasado desde que comenzáramos nuestra relación. Espero que la pongáis en vuestra lista de ILoveYou y disfrutéis hasta el último trozo de lechuga.

¡Gracias por leer! Por tu me gusta y por compartir.
xxx

*La verdadera Ensalada César con Alex Cardini
Este artículo aparece por primera vez en el blog "Mariví en su cocina".

Fuente: este post proviene de Mariví en su cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Para los amantes de las tapas típicas murcianas, las tapas de aquellos mesones que fueron tan abundantes en la Murcia en los años 80. Para los buscadores de la autenticidad y de la esencia local: cómo ...

Mis asignaturas pendientes: guisos europeos tradicionales sin artificios. Hoy, un Gulasch húngaro de elaboración clásica para morir dos veces. No siempre cocinar una receta es tan fácil como decir & ...

Recomendamos