comunidades

GALETTE DES ROIS



Que un país republicano, Francia, que en el siglo XVIII se dedicó a guillotinar cabezas de monarcas, tenga un postre navideño que se llama Galette des Rois (Tarta de Reyes) es un contrasentido. Esta galette es el equivalente a nuestro Roscón de Reyes que se come el 6 de enero para festejar la Epifanía, el día que los tres reyes magos de Oriente ofrecieron al Niño oro, incienso y mirra, que traducido a nuestros días vendrían a ser un coche teledirigido, una tablet y un portátil. Bueno, a lo que íbamos. La Galette des Rois es una tarta de hojaldre rellena de frangipane (crema de almendra molida), redonda y plana que esconde en su interior una haba seca. Lo de la haba seca es una tradición romana pues se creía que esta legumbre traía buena suerte. Quien tiene la fortuna de encontrarla en la galette y de no tragársela con la emoción será coronado rey por un día. Lo que no queda claro es si luego es decapitado. Pero podemos aseguraros que comiendo este dulce muchos perderán el sentido.

Como nos gusta la repostería navideña de otros países os dejamos los enlaces al Panettone italiano y al Kringle de Estonia.

RECETA

.
INGREDIENTES

2 láminas de hojaldre

150 g de mantequilla cortada en dados a temperatura ambiente

150 g de almendra molida

140 g de azúcar

3 huevos

1 cucharadita de vainilla líquida

2 cucharadas de ron

1 huevo para pincelar

1 haba



PREPARACIÓN

En un bol poner la mantequilla y batir con unas varillas, añadir el azúcar y mezclar bien. Ir añadiendo los huevos de uno en uno, no echar el segundo hasta que el primero esté bien integrado.

Añadir las almendras, la vainilla y el ron y mezclar hasta conseguir una masa homogénea.

Si tenéis Thermomix o Kichenaid podéis hacer la mezcla más fácilmente.

Meter la mezcla en una manga pastelera hasta el momento de usar.

Colocar una lámina de hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Pincelar los bordes con un poco de agua (2 o 3 cm) para que la lámina de hojaldre que pongamos por encima pegue mejor. Poner la crema de almendras por encima con ayuda de la manga pastelera, haciendo como un caracol desde el centro. Colocar el haba de sorpresa.

Poner la segunda lámina de hojaldre por encima y apretar bien con las yemas de los dedos para que se peguen.

Con el revés de un cuchillo hacer unas hendiduras hacia el interior. Pincelar con huevo batido sin tocar los bordes para que suba mejor y meter en la nevera durante 2 horas.

Volver a pincelar y con el revés de un cuchillo hacer los dibujos característicos de la galette. Pinchar con la punta del cuchillo por la superficie a modo de chimenea.

Meter en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo durante 15 minutos, bajar el horno a 180º y mantener 20 minutos más. Si veis que se dora demasiado podéis poner papel de aluminio por encima para evitar que se queme.

Preparar el almíbar mientras está en el horno. En un cazo poner 50 g de azúcar y 50 de agua. Llevar a ebullición hasta que el azúcar esté desecho. Retirar del fuego y añadir una cucharada de ron.

Nada más sacar del horno pincelar con el almíbar y colocar sobre una rejilla para que se enfríe.

Se puede tomar templada o fría.






RECETA ADAPTADA A PARTIR DE LA PROPUESTA EN EL CANAL "JUSTINCOOKING" DE YOUTUBE.

Fuente: este post proviene de Juego de Sabores, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nacer en el medio rural, marca. Sentimos pasión por la Naturaleza y por hacer excursiones a la montaña. Y con mayor razón en este tiempo de confinamiento que nos ha tocado vivir. Hacer una ruta por el ...

Es un brazo distinto. No tiene los supuestos poderes del bazo incorrupto de Santa Teresa porque no da tiempo a que se corrompa. Tan pronto se deposita en la mesa y se hacen las pertinentes porciones e ...

Etiquetas: POSTRESNAVIDAD

Recomendamos