comunidades

Hojaldre relleno de paté de tomate seco, jamón serrano y quesos

Muy buenas, para este fin de semana vuelvo sin dulce, lo he vuelto a cambiar por salado, este entrante, aperitivo, tapa, pincho...como queráis llamarlo, es muy sencillo de preparar, además, siempre nos viene bien tener en nuestro cuaderno de recetas de este tipo de platos para cuando tenemos una reunión familiar o con amigos y queremos preparar comidas sencillas y variadas, vamos, lo que viene siendo el clásico tapeo.

Veréis, a mi me gusta un buen plato de comida como a cualquiera, pero el llegar a una mesa y encontrarme muchos platos diferentes con tapitas así, en pequeñitas, es que me alegra, me encanta probar esas mezclas de sabores en presentaciones tan pequeñas, disfrutas de ricos sabores en un par de bocados... se nota que me gusta el tapeo, jeje. La receta que yo os traigo no tiene nada que ver con esas tan sofisticadas que pruebas fuera de casa, esas en las que puede haber unas ocho preparaciones para poder terminar la tapa o pincho en cuestión, más que nada por el tiempo que necesitas a la hora de prepararlas, y porque a mi no me saldría muy rentable si quiero poner mucha variedad en la mesa, en mí casa son de presupuesto más humilde.
Bueno, vamos con la receta que para ser tan sencilla la estoy liando con la entrada, jeje.
Buen finde para tod@s¡¡


Ingredientes: Para 12 Unidades

1

Lamina de hojaldre

1

Huevo

Paté de tomate seco

Jamón serrano

Queso havarti

Queso cheddar

Semillas de sésamo

Preparación:

Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 200º.

Mientras se calienta el horno extendemos la masa de hojaldre y con ayuda de un cuchillo o corta pizzas dividiremos la masa en 12 partes iguales formando cuadrados.


Ahora cogeremos el paté de tomate y pondremos en el centro de cada cuadrado como una cucharada de postre sin llegar a los filos, encima le pondremos unos trocitos de los dos tipos de queso que tenemos y por ultimo le pondremos un poco de jamón.


Ahora en un cuenco batiremos el huevo y con ayuda de un pincel pintaremos los filos de los cuadrados, los cerramos y con ayuda de un tenedor presionaremos por todos los bordes para que luego no se nos abran.


Una vez que los tengamos todos cerrados pintaremos con huevo por fuera, le pondremos unas pocas de semillas de sésamo y los meteremos en el horno para dejarlos durante unos 15 minutos hasta que se pongan dorados.


Una vez los tengamos listos los sacamos del horno y dejamos que se enfríen un poco.

Listos para comer.




¡Buen provecho!

También te puede interesar.


Fuente: este post proviene de Mis recetas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Arroz con curry y mostaza

En muchas ocasiones ya he dicho que el arroz me gusta de cualquier forma, me da igual si es en dulce o en salado. Lo que más me gusta de este cereal es que te permite prepararlo de muchas formas difer ...

Bizcocho de Piña.

Esta semana volvemos con el dulce, algo sencillo pero rico de sabor. Los bizcochos son un clásico en desayunos y meriendas, la verdad es que son muy socorridos, ya sabes, esas veces en la que se prese ...

Etiquetas: H

Recomendamos