comunidades

La Cataluña más foodie II





Si os quedasteis con ganas de más, después de leer La Cataluña más foodie I, no podéis dejar de leer la segunda parte porque os va a requeteencantar. Mi deseo con este reportaje de mi viaje por las preciosas tierras catalanas, es que os guste tanto como a mí y os animéis a visitarla, yo desde luego lo tengo claro y el año que viene ya se donde serán mis vacaciones.



¡Vamonos de viaje!





Tercer día

Aborigens

A las 9h de la mañana nos recogieron en el autobús para dirigirnos hacia Rasos de Peguera. El paisaje mientras nos dirigíamos hacía el lugar indicado, era majestuoso entre montañas, lejos de ser un mero trámite para llegar a nuestro destino, se convirtió en un disfrute y parte de la experiencia. Las nubes atrapadas entre las montañas, la luz azul todavía por el amanecer y las montañas imponentes, hacían del viaje un deleite.



Sobre las 10.30 llegamos a nuestro destino para poder realizar nuestra actividad de la mano de los chicos de Aborígens, con ellos fuimos de recogida de setas, ya que en Cataluña hay una gran tradición de recolección de setas y al llegar las lluvias de otoño estas proliferan por doquier, por lo que grandes y pequeños llenan los bosques para poder recogerlas y disfrutarlas en casa bien cocinadas.



Aborigens es un proyecto de dos profesionales catalanes con experiencia en periodismo y comunicación, con ellos nos adentramos en la sierra de Queralt y aprendimos a distinguir los Robellones “buenos de los malos”.

Por supuesto también es época de Boletus y estos montes están repletos de ellos, como pudimos disfrutarlos en los distintos restaurantes que visitamos durante todo el viaje.





La búsqueda y la charla fue súper instructiva, pude estar hablando con nuestro guía Pere, experto boltetiero, sobre como se llaman los robellones en La Mancha ya que por aquella zona los llamamos Níscalos.

Me dijo que los de mi tierra se llamaban Niscalos Deliciosus, por lo que yo me puse tan contenta y orgullosa pensando que los “míos” eran mejores, pero se me borró la sonrisa de la cara en un pis pas, cuando me dijo que se llamaban así por su color rojo óxido intenso pero que eran menos finos y menos delicados en sabor, mal que me pese, cuando los probé en el restaurante La Cabana de Berga, le tuve que dar la razón





También encontramos los llamados “Pedos de Lobo” que son unas setas que, al apretarlas por la base, expulsan las esporas como si fuera gas para poder reproducirse. Ahí nos volvimos locas haciendo fotos y stories a cámara lenta y nuestro paciente guía Pere, tuvo que apretar la seta más de una decena de veces.



Después de la caminata, monte arriba y monte abajo, necesitábamos reponer fuerzas y los chicos de Aborigens nos sirvieron un almuerzo a base de embutido de la zona, pan y vino servido en porrón, lo de beber en porrón es una cosa que se queda para nosotras



Nos volvimos a poner en marcha, disfrutando una vez más del paisaje durante el trayecto, para dirigirnos a la Cabana de Berga





La Cabana De Berga

Los hermanos Badía, transformaron lo que era un hostal, en un maravilloso restaurante, La Cabana de Berga que se han enfocado en recuperar y reinventar la cocina tradicional, primando sobre todo los productos de KM0 cosa que se nota y mucho en su maravillosa cocina.



Un lugar con mucho encanto, con unas vistas a la sierra espectaculares, con un menú delicioso; El Menú de la Seta 2020

De su estupendo menú me encantó su arroz y sus níscalos escabechados, donde tuve que darle la razón a nuestro setero de la mañana, porque esos níscalos o rebollones eran delicados y con un sabor exquisito.

Nos sorprendieron con los postres presentados en una cajita que se abría y se convertía en un expositor de postres a cada cual más delicioso, uno de los que más me gustaron fueron sus trufas, realmente espectaculares.








De allí nos encaminamos hacia el Penedés, tierra de vinos, donde se cultivaban vides desde antes de la llegada de los romanos.

Esta parte del viaje me hacía especial ilusión, ya que como manchega la cultura del vino la he vivido desde pequeña. Por eso verme entre viñedos me transportaba a mi juventud cuando vendimiábamos en la huerta de mis suegros.



Llopart



Ya sabéis que a mí me gusta un negocio con historia lo que no está escrito, y en Llopart tienen una bien bonita y bien antigua historia.

Según un documento escrito en latín fechado en el 7 de enero de 1385 que se encontró de manera accidental al realizar unas obras y tirar un muro, Bernat Llopart (o Bernardus Leopardi) recibió la cesión de unas viñas situadas en la actual Heredad de Can Llopart de Subirats.

Es la primera referencia a la vinculación entre los Llopart del Penedés y la viticultura, una relación que se ha mantenido de manera ininterrumpida hasta hoy en día.

Durante siglos, la familia Llopart compaginó el cultivo de los productos tradicionales de la mediterránea: la viña, el trigo y el olivo.

Fue a finales del siglo XVIII, cuando los Llopart deciden dedicarse de manera exclusiva a la vitivinicultura, como sucedió de manera generalizada en el Penedés.







Llegamos a Llopar justo en la hora dorada, que puede que a vosotros nos os diga nada, pero para los fotógrafos es una hora maravillosa, porque la luz del ocaso lo inunda todo, lo vuelve todo dorado y recorta las siluetas con su luz preciosa luz, haciendo que las fotografías capten una luz increíblemente bonita.

Ver todos los viñedos inundados por la luz del atardecer fue una delicia, daban ganas de quedarse y no irse.



Hicimos una visita guiada por sus viñedos con las montañas de Montserrat de fondo, donde nuestra guía nos habló “del ciclo vegetativo de la vid” del cual, como os decía me sentí muy identificada, ya que comenzamos a hablar de la temible xilofera que tanto daño hizo al cultivo de la vid, suponiendo un gravísimo problema.

La xilofera fue importada cuando se trajeron parras americanas, que eran inmunes a esta plaga, pero las vides autóctonas no lo eran, con lo que diezmo las plantaciones, para poder sobrevivir a esta plaga se tomó la decisión de sembrar parras americanas e injertarlas con las variedades de las vides de la zona, como resultado teníamos una estupenda vid inmune a la xilofera, dando fruto de la variedad injertada.

Nos siguió hablando de su agricultura ecológica y el proyecto pusieron en marcha para divulgar “la vida secreta de las plantas “ con el que pretenden transmitir la pasión y respeto por el ecosistema que conforman las hectáreas de viña de montaña y bosque mediterráneo dando lugar a una biodiversidad única, y a los grande vinos de Llopart .





Después de ver los viñedos, nos fuimos a merendar con su Brut Rosado y un buen surtido de dulces típicos de la zona. Disfrutamos muchísimo esas horitas que estuvimos allí porque nos trataron a cuerpo de rey y además nos permitió hacer muchas fotografías bonitas.

Al caer la noche nos acercamos a las cavas, para poder hacer una visita rápida por las instalaciones, que nos dejó fascinados por la historia que contienen.







Cavatast-Bodegas Freixenet



De allí nos dirigimos hacia Sant Sadurní dÁnoia, para asistir al Cavatast donde se recoge la muestra de cavas y gastronomía referente del sector en Cataluña.

En esta ocasión reunió una treintena de expositores entre elaboradores de cava y empresas de restauración, charcutería, chocolate y cerca de 1.300 visitantes. Las diferentes actividades se repartieron en cuatro espacios singulares de Sant Sadurní: Cavas Codorníu, Cavas Freixenet, Cavas Vilarnau y las Cavas Canals & Munné. Esta distribución permitió controlar el aforo y garantizar todas las medidas y protocolos de seguridad, además estaba amenizado con música en directo lo que lo hacía si cabe más ameno y acogedor.





Las Bodegas Freixenet son sin duda un referente en el mundo de los espumosos, está presente en tres continentes, con una veintena de bodegas y embotellando alrededor de 1 millon de botellas por día.



Cal Blay Vinticinc

Para rematar la jornada nada mejor que ir a cenar a Cal Blay, un restaurante que ha sabido preservar su historia y a la vez modernizarse, cosa que ya sabéis que a mi me gusta horrores.



Los orígenes de Cal Blay Vinticinc se remontan en el momento en que Pere Carda y Maria Torner inician una nueva etapa en el local más emblemático de Sant Sadurní dAnoia, inicialmente ofreciendo sólo el servicio de bar.

Posteriormente El matrimonio Carda-Torner, con sus cuatro hijos, abre un restaurante propio con el objetivo de ofrecer una cocina honesta y tradicional, pero buscando un alto nivel gastronómico y nace el Cal Blay.

En cuanto a la gastronomía apuestan por una de categoría se inicia con una cuidada selección del producto, ya que en su cocina el producto es el protagonista primordial. Así, trabajando con productos de proximidad y de temporada, es como dotan de singularidad, autenticidad y categoría a sus platos.







Bien cenados y con el corazón contento por la experiencia vivida y por el espumoso, no lo vamos a negar, nos dirigimos al hotel que nos iba a dar alojamiento por última vez en esta aventura.



Hotel Double Tree Hilton Barcelona Golf

Como os decía, esta era nuestra ultima noche en esta gran experiencia que ha sido Catalunya Experience.

Para descansar después de un dia tan lleno de actividad nada mejor que el DoubleTree Hilton Barcelona Golf, ubicado en la antigua Masía Bach.

Un hotel moderno, muy bonito, con un confort espectacular, con zona de spa, de golf y centro de belleza, que lamentablemente no tuvimos tiempos de disfrutar, pero que sin duda alguna lo haremos en nuestra próxima visita. Todo ello situado en un entorno espectacular, en medio del Penedés.

Cuentan con un sistema premiun de higiene para que te sientas siempre seguro en cuanto a las medidas COVID19, ya que cuenta con la “Digital Key” con la que puedes hcer el checkin y checkout a ctravés de la aplicación móvil Hilton y el sistema “Clean Stay” que garantizan todos los protocolos de seguridad.








Cuarto día de aventura.

Después de una noche de reparador descanso y de un magnifico desayuno en el hotel nos dirigimos hacia otra de las cavas más importantes de la zona; Gramona.








Mireia fue nuestra guía y la encargada de contarnos que en Gramona trabajan sus tierras ininterrumpidamente desde mediados del siglo XIX.

Son la quinta generación de una familia de tradición vitivinícola y creen que su mayor valor es la experiencia y la humildad que ésta proporciona. Creen que en su zona y en sus tierras de las cuencas de los ríos Noia y Bitlles, cerca de Sant Sadurní dAnoia, es posible elaborar un espumoso digno de estar en la mesa de los mejores del mundo y, para ello, se alían con una variedad única: la xarel·lo, columna vertebral de sus espumosos. Durante esta quinta generación han empezado a elaborar vinos tranquilos y dulces con la ambición de reflejar en ellos su paisaje y su terruño, y de complacer a los amantes del vino.

Fieles a una filosofía sostenible para su entorno, recurren a la agricultura ecológica y a la biodinámica en el cultivo de sus viñedos.

Y es que la biodinámica va más allá de los cultivos ecológicos. La agricultura biodinámica es un método de agricultura ecológica basado en las teorías de Rudolf Steiner, fundador de la antroposofía. En la práctica 2 aspectos fundamentales la distinguen de la agricultura orgánica y otros métodos: el empleo de preparados obtenidos con el procesamiento muy particular de ciertas plantas medicinales como la manzanilla y el diente de león y el tomar en cuenta las influencias de los astros para la realización de las labores agrícolas y pecuarias.





Este tipo de agricultura considera las granjas como organismos complejos. Hace hincapié en la interrelación entre suelos, plantas y animales, tratando el conjunto como un sistema en equilibrio, buscando equilibrar la disposición de nutrientes debido a la salida de las cosechas y otros productos fuera de la finca con la producción de estos elementos nutritivos mediante la cría de animales que proveen el estiércol para hacer compostas y el cultivo de plantas como abonos verdes








Como en otras formas de agricultura ecológica, se prohíbe el uso de fertilizantes, pesticidas y herbicidas industriales. La agricultura biodinámica se diferencia de otros tipos de agricultura ecológica en el uso de preparados vegetales y minerales como aditivos para el compost y aerosoles para el terreno, así como en el seguimiento de un calendario de siembra basado en el movimiento de los astros.

Todo esto que os cuento se cumple a rajatabla en Gramona como nos fue contando nuestra entusiasta guía Mireia que consiguió contagiarnos de su pasión por lo que hacia y creía.



Pudimos visitar sus cavas con historia y conocer de primera mano sus espumosos de larga crianza entre ellos el premiado Enoteca Gramona y el Gramona Celler Battle, Gramona III Lustros, todos ellos pasaban los 10 años de crianza en botella.





Realizamos la cata de estos premiados espumosos en sus maravillosos salones donde nos explicaron perfectamente las diferencias entre os espumosos que estábamos catando y así, pudimos valorarlos más si cabe. No en vano sus espumosos están llenos de premios de la Guia Penin, especialmente la Enoteca Gramona.

Quedé tan encantada con la visita, que ya le dije a mi marido que tenemos que volver y contratar una visita guiada de las que Gramona ofrece.



Para Belen Cupcakes a gogo y para mí la experiencia terminó aquí, ya que teníamos que salir voladas para llegar a tiempo a la estación de Sants para coger el AVE que nos llevaría hasta nuestras casas.








Para terminar, quiero volver a dar las gracias a la Agencia Catalana de Turisme por esta experiencia impagable a María de Tryptic por ayudarme para que esta aventura fuera realidad (ya tu sabes)

A Nuria que con su dulzura y guante de seda supo llevarnos a este loco grupo para poder cumplir con los tiempos y llegar a tiempo a todas nuestras visitas.

A Alex Yummy Barcelona, que se unió al grupo como uno más y no era tarea fácil.

Y a mis chicas Virginia Swetandsour, Rocío Kidsandchic y Belén Cupcakesagogo, porque esta maravillosa experiencia no hubiera sido igual sin ellas. Gracias por las risas, por los copiapegas de los # por las @, por los cafeses, por las confesiones a media voz, por la ayuda mutua y sobre todo por estar.



Ha sido una experiencia maravillosa que espero repetir el año que viene #puxibaixa2021





Fuente: este post proviene de Un pedacito de cielo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En casa un buen bizcocho siempre es bien venido y si es con sabor a galletas de jengibre mejor que mejor. Como este bizcocho además de las galletas lleva zumo de naranja es muy jugoso y nada seco, l ...

Hola amigos, hoy os traigo un recopilatorio de panes hechos en panificadora, si ese artilugio que en un arrebato de optimismo decidimos comprar en una cadena de supermercados alemana. Ahí estaba, tent ...

Es el roscón más tierno y aromático de todos los que he hecho con diferencia, las masa madre da un sabor espectacular. Es de masa madre fácil porque le vamos a poner un poquito de levadura para ayuda ...

Etiquetas:

Recomendamos