Cocina

Hogar Diez Idea guardada 4 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

¿Qué podemos hacer si al volver de la playa nos encontramos con incómodas humedades?

Llega el momento de volver a casa después de unos días en la playa y lo único que queremos es dejar las maletas y descansar del viaje. Pero a veces nos podemos encontrar sorpresas desagradables como incómodas humedades. Abrir la puerta de nuestra vivienda y encontrar feas manchas de humedad en las paredes o el techo, moho u olores desagradables nos puede amargar la vuelta de las vacaciones.

Eliminar humedades hogar


Aunque existe la creencia general de que las humedades aparecen estaciones frías y húmedas como el otoño o el invierno, también pueden aparecer en verano. Las humedades no solo dependen de la estación del año, sino que puede influir para su aparición el clima de la zona de la vivienda o la calidad del aislamiento de los edificios. Incluso en verano nos podemos encontrar viviendas con manchas de humedad en los techos, incómodas goteras, olor a humedad o paredes en las que se ha caído la pintura. Además, en las viviendas afectadas pueden aparecer hongos o proliferar los incómodos ácaros.

Para prevenir estas desagradables situaciones lo primero que tienes que hacer es contratar un seguro multirriesgo para sentirte protegido durante todo el año. Llamarán a un especialista que valore el problema y pueda solucionarlo cuanto antes. Lograrán que esta agobiante situación sea reparada lo antes posible.

No solo porque las humedades pueden ser desagradables e incómodas, sino que también por algunas de sus consecuencias como pueden ser la presencia de moho y ácaros que puede suponer un riesgo para la salud de nuestra familia. Las esporas de moho se pueden propagar a través del aire de nuestra vivienda y ser inhaladas por los habitantes de la casa. Tanto el moho como los ácaros pueden agravar enfermedades como el asma y las alergias respiratorias.

Eliminar humedades hogar


Tipos de humedades

Las humedades más habituales en verano son las debidas a la condensación. Un fenómeno natural que consiste en la transformación de un gas a un estado líquido o sólido y que se produce en nuestra vivienda cuando el aire está saturado de humedad. Este exceso de agua se deposita en los lugares más fríos de las habitaciones y se producen humedades por condensación sin que podamos remediarlo. Cuando el vapor de agua supera el 45% en el ambiente del interior de una vivienda, aparecen las temidas humedades. Unas humedades difíciles de prevenir si hemos estado un tiempo fuera de casa y no se ha ventilado en ningún momento.

También podemos sufrir humedades por capilaridad que se producen cuando los materiales de la vivienda entran en contacto con el agua subterránea y con la tierra húmeda. El resultado es que estos materiales dejan subir la humedad por sus paredes de las viviendas y aparecen unas incómodas humedades en las paredes que pueden llegar al metro y medio de altura.

Por último, nos podemos encontrar al volver de nuestras vacaciones con humedades por filtraciones. En este caso aparecen si las aguas subterráneas atraviesan los muros de nuestra vivienda. Suelen aparecer en sótanos, garajes o bodegas situados bajo la vivienda y al nivel del suelo. Estas filtraciones son peligrosas porque pueden producir daños en muebles, aparatos electrónicos, marcos de las puertas e incluso en instalaciones eléctricas.

Buscar soluciones rápido

Estos tres tipos de humedades son incómodas y poco agradables, pero además pueden afectar a nuestra salud y al estado de nuestra vivienda. Una situación peligrosa que tenemos que solucionar lo antes posible. Si no lo hacemos nos arriesgamos a que se produzca a corto o largo plazo algún daño a nuestra vivienda o a algún miembro de la familia.

Un profesional con experiencia podrá localizar la humedad con facilidad y solucionar cuanto antes el problema. Los especialistas conocen numerosos tratamientos para mantener a raya a las humedades con seguridad y rapidez. Si arreglamos estas humedades en este momento, seguro que durante el invierno no sufriremos nuevas humedades ni se agravará el problema. Protegeremos nuestra vivienda de este incómodo riesgo y lograremos por fin volver a la rutina después de las vacaciones.

Espero que el post de hoy te sirva para poner fin a las humedades en tu hogar.

Si tienes cualquier duda o sugerencia, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

Un abrazo y hasta nuestro próximo post.

Y tú ¿sabes cómo poner fin a las humedades en tu hogar?

Fuente: este post proviene de Hogar Diez, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ensalada campera con y sin thermomix

Esta receta de ensalada campera, es una de mis preferidas y en casa la hacemos bastante y más ahora en verano, que no me apetece prácticamente cocinar y sólo me apetece comer cosas frías. En esta ocas ...

Recomendamos