Cómo usar el te en tus recetas: green tea pie y algo más

green tea pie - pan uvas y queso


En los últimos años el té, y las infusiones en general, se han puesto de moda. ¿O sólo me lo parece a mí? En todos los supermercados ha crecido su lineal de una manera obvia y cada vez son más las tiendas especializadas en esta bebida. Ya conté el otro día que mi marido es un gran consumidor de te y según su experiencia, una buena opción para comprar tés de calidad es la tienda de Aromas de Té

green tea pie - pan uvas y queso


Aunque la manera clásica de tomar el té es bebido (¡obvio!), en la cocina también podemos sacarle provecho. Si haces una búsqueda en Google verás un montón de recetas que puedes preparar con él, como estas tres recetas. En mi caso, he querido crear este green tea pie y endulzar mi mesa con él. Para esto era la green tea curd que te enseñé el otro día

Como ves, es una versión del clásico lemon pie hecho con te verde. Prometo que ha triunfado muchísimo

INGREDIENTES (para un molde de X centímetros):

Masa quebrada: una lámina.

Green tea curd.

Claras de huevo: 3.

Azúcar: 150 gramos.

Sal: una pizca.

Limón: unas gotas.

Elaboración del green tea pie:

Enciende el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Cubre el molde con la masa quebrada. Coloca unos garbanzos en la base de la masa para evitar que suba durante la cocción. Mete el molde en el horno y hornea durante 20 minutos, aproximadamente. Los bordes tienen que quedar dorados y la base de la masa dura. Si no es así, deja que se hornee unos minutos más. Una vez horneada, deja que la masa se enfríe sobre una rejilla.

Mientras la masa se hornea, prepara el merengue. En un bol pon las 3 claras de huevo (con las yemas puedes hacer yemas curadas) y bátelas con unas varillas hasta que empiecen a montarse. En ese momento vete añadiendo el azúcar poco a poco, una pizca de sal y unas gotas de limón y sigue batiendo hasta que estén montadas y firmes. Pasa el merengue a una manga pastelera con una boquilla bonita, ya que va a ser la decoración de tu tarta. Deja la manga pastelera en la nevera mientras la masa se cocina y enfría.

Cuando la masa quebrada esté fría, echa encima la green tea curd y cubre la tarta con el merengue. Enciende el gratinador del horno y mete la tarta dentro hasta que el merengue se dore un poco. Con unos pocos minutos es suficiente, así que no te separes del horno

Mete la tarta en la nevera para tomarla bien fría.

green tea pie - pan uvas y queso


Fuente: este post proviene de Pan, uvas y queso, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bolla cenceña de Torás

Esta semana nos vamos de viaje hasta Torás (Alto Palancia). Después de probar su fredura, vamos a comer la bolla cenceña de Torás, una torta de pan que puedes hornear sola o con unas sardinas saladas, ...

Patatas revolconas

Las patatas revolconas son típicas de Salamanca, Ávila y Cáceres. Hace tiempo que había guardado esta receta de Eventicooks y decidí prepararlas. Son una delicia, pero es uno de esos platos que hay qu ...

Patatas rellenas

Hay muchas formas de preparar patatas rellenas: guisadas, en forma de croqueta o fritas, como estas. El relleno puede ser el que más te apetezca, aunque estas que estás viendo van rellenas de atún con ...

Etiquetas: Reposteríatartas

Recomendamos