Brioche


Estamos muy equivocados sobre lo que pensamos de un Brioche. Nos suelen vender un pan llamado Brioche y que no tiene nada que ver con el PAN BRIOCHE. El supuesto Brioche que nos venden por ahí es como el pan de molde, suave y con un simple sabor a pan. El Brioche es un pan con un sabor increíble, con textura diferente a la del pan de molde y con diferente elaboración.
Te invito que pruebes a realizar la receta que te dejo a continuación. A mí me gustó mucho. ¡No pensé que me fuera a quedar tan rico!


No hay ningún momento específico para hacer un Brioche, cualquier ocasión es digna de ello.


Cuando puse las bolas en el molde, pensé que no me iba a quedar una presentación nada bonita.
Pensé que me iba a quedar un pan homogéneo, es decir, que no se iban a ver las 6 bolas, pero se vieron.
Se vieron y me quedé muy contento, oiga :).


Un montón de gente de mi familia gritando en voz alta alrededor de la mesa diciendo: ¡queremos probar ese lindo pan con tan buena pinta! ¡Qué bonito! ¡Qué rico!


Brioche
Primera masa
100 g de harina de fuerza
100 g de leche
5 g de levadura seca de panadero

Segunda masa
400 g de harina de fuerza
200 g de mantequilla
4 huevos
50 g de azúcar
5 g de sal
La primera masa preparada

Primero empezamos con la elaboración de la primera masa. Para prepararla, mezclamos todos los ingredientes en un bol amplio. Cuando tengamos una mezcla homogénea, tápala con un trapo y déjala reposar hasta que doble el volumen dentro de la nevera.
Cuando la primera masa esté lista, comenzamos con la la segunda masa. En el bol de la batidora, pon la harina, los huevos, la sal y la primera masa. Amasa todo muy bien hasta que la masa empieza a estar elástica. Cuando sea así, añade el azúcar y continúa batiendo durante unos 10 minutos.
Cuando hayas batido todo muy bien, añade la mantequilla cortada en trozos pequeños a la mezcla. Continúa batiendo hasta que la mantequilla se haya incorporado totalmente a la mezcla. Sin duda, es necesario tener un robot a la hora de poner la mantequilla, ya que la mesa se vuelve bastante pegajosa y es un poco incómodo estar despejando la mezcla de la mesa. A su vez también es incómodo el estarle añadiendo más harina de la que lleva, ya que se va añadiendo más harina a la mezcla y se va secando la masa.
Cuando hayamos añadido la mantequilla y veamos que se nos ha quedado una masa blanquita y elástica, la añadimos a un bol que habremos engrasado previamente con aceite. Tapamos la masa con un trapo y la dejamos fermentar durante una hora o dos horas. No hace falta que doble su volumen.
Una vez fermentada la masa, le quitamos el exceso de aire con las yemas de los dedos y la ponemos sobre una superficie limpia y enharinada. Dividimos la masa en 6 bolas iguales (una un pelín mas grande porque es la que pondremos en el centro). Engrasamos un molde redondo y ponemos todas las bolas en su interior, es decir, la bola más grande en el centro y el resto de bolas a su alrededor. La dejamos fermentar.
Mientras dejamos fermentar la masa, calentamos el horno a 200 ºC.
Cuando el horno esté caliente, metemos el molde en el horno y horneamos el Brioche durante 40 - 45 minutos. Si vez que a mitad del horneado se empieza a dorar por encima, tápalo con un poco de papel de aluminio para que deje de dorarse.
Caundo esté bien cocinado, lo sacamos, lo dejamos enfriar unos minutos dentro del molde y luego lo pasamos a una rejilla. Espectacular.


¡Gracias por suscribirte!


¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: