Trucos para hacer un pollo al horno perfecto

Uno de los elementos más utilizados en nuestra cocina es el pollo, ya que es una carne blanca que gusta prácticamente a todo el mundo. Hay cientos de formas de preparar un plato con esta ave, pero una en especial que es perfecta para reunir a familiares o amigos alrededor de una mesa.

El pollo al horno es una receta que tiene más preparación de la que podemos imaginar. No es simplemente condimentar y esperar a que esté listo, sino que hay algunos trucos que te permitirán dejar la corteza crujiente, la carne jugosa y, en general, un pollo exquisito para compartir con los tuyos.

Y para acompañarlo, qué mejor que unas patatas con alioli o una ensaladilla, de las que todos puedan ir picando algo mientras se termina el almuerzo. Unas cervecitas (con o sin alcohol) y algún refresco, y ya tenemos uno de los momentos más esperados de este verano.
 



 
CONSEJOS PARA QUE EL POLLO AL HORNO QUEDE PERFECTO

Pero vamos ya con los consejos de hoy, antes de que se nos caiga la baba a todos. Lo primero es contar con una buena materia prima, un pollo entero de calidad, limpio por dentro y por fuera. Debemos lavarlo un poco con agua para asegurarnos de que no quedan restos de grasas o plumas, y lo secamos bien con papel de cocina. Esto último es importante para evitar que el pollo al horno se cocine a través del asado, no de la cocción.

Rellenar

Hay un truco muy antiguo, que sigue usándose en muchos lugares de España, que es introducir un limón en el pollo para conseguir más jugosidad y sabor. Si queremos que el aroma del limón sea más fuerte, podemos cortarlo en dos mitades o hervirlo un poco y darle un pequeño corte con un cuchillo.
Otra de las recomendaciones que puedes encontrar en programas de cocina o libros de receta es, además del limón, rellenar el interior con una cebolla (entera o troceada), chorizo, champiñones…

Condimentar

Esto puede quedar a discreción de cada uno, pero lo único que necesitas para obtener el mejor sabor a pollo es sal y pimienta. Espolvorea todo el interior del pollo para que las pechugas tomen sabor en el horno, pero en el exterior puedes evitar la sal para que no quede muy seco a la hora de cocinarse.
Más allá de salpimentarlo, al pollo le podemos agregar otras tantas especias que nos gusten. Pimentón, cúrcuma, chile picado, comino… A estas especias secas le podemos agregar alguna salsa o concentrado, como aceite, cítricos o tomate, kéfir, yogur… Obtendremos así una pasta con la que podemos untar bien todo el pollo, por dentro y por fuera, sin olvidar ningún rincón.

Engrasar la carne

Con un poco de mantequilla puedes conseguir una carne sabrosa y bien jugosa de manera muy sencilla, entre la piel y la carne. Con la manteca a temperatura ambiente, vamos untando todo el pollo con nuestra propia mano, tratando de despegar lo mínimo la piel para que vuelva a quedar sellada al llevar el plato al horno.
Como ya hemos comentado en el momento de condimentar el pollo, podremos combinar esta mantequilla con pasta de ajo, sal y pimienta, hierbas, ralladura de limón… Todo lo que se te ocurra para conseguir un sabor único y diferente. Procura formar una mezcla homogénea para que todas las partes reciban la misma cantidad del preparado.

Reposar

Esto es algo que no hace mucha gente, quizás porque empezamos a prepararlo todo con muy poco tiempo de antelación. Cuando ya hayamos condimentado, rellenado y engrasado el pollo; debemos intentar que repose durante, al menos, una o dos horas. Si hace mucho calor, mejor meterlo en la nevera; pero si no, puedes dejarlo a temperatura ambiente para que no absorba frío.
Este tiempo permitirá que se vayan mezclando los sabores, y la carne se impregne de los aromas que hayamos utilizado. Así quedará un pollo muy sabroso, y no solo unas notas de color cuando lo probemos. Mientras esperas, puedes hacer uso de las tapas y bebidas que antes hemos mencionado, claro.

Hidratar

Durante el asado en el horno, puede que nuestro pollo empiece a secarse y termine poco jugoso al sacarlo. Para evitar este problema, puedes frotarlo con aceite o caldo (o agua), utilizando tus manos para alcanzar todos los lugares del pollo.

Cocinar el pollo

Llega la hora de meterlo en el horno y es importante mantener la temperatura y el tiempo controlados. Como norma general, debemos precalentar el horno a 180º e introducir el pollo cuando se alcance esa temperatura. Después, dejarlo cocinar durante 30 minutos por cada 500 gramos de peso, dándole la vuelta a mitad de cocinado. En caso de estar relleno, incrementamos unos 15 minutos el tiempo total.

Un reputado chef, Heston Blumenthal, propone utilizar un sistema de doble cocción para asar el pollo. Primero lo introduce en el horno a 90º durante una hora y media, para después dejarlo reposar 45 minutos a temperatura ambiente y darle un último golpe de calor (a más de 250º) durante 10 minutos.

Estas son unas directrices generales, pues cada horno funciona de manera ligeramente distinta. A lo largo el tiempo habrás ido aprendiendo a ajustar las recetas al tuyo, así que prueba diferentes combinaciones para que quede un pollo al horno perfecto.

Colocarlo en el horno

Aunque no te lo creas, la mayoría de hornos domésticos actuales incluyen una varilla en la que puedes ensartar el pollo y girará como en los asadores tradicionales. Pero muchas personas no lo saben o ni siquiera lo tienen, así que vamos a lo sencillo. Lo colocamos a media altura directamente sobre la rejilla del horno o en una rustidera con rejilla.

De esta forma no estará en contacto con los jugos que suelte, y su piel quedará crujiente. Además, podemos aprovechar esas grasas y recogerlas en una bandeja con verduras o con esas patatas que acompañaremos con alioli en la zona inferior del horno. Así estaremos cocinando también la guarnición, con un poco de agua o vino blanco, y disfrutaremos de una comida estupenda.

Dorar la piel

Para que la piel del pollo quede crujiente, debemos conocer bien nuestro electrodoméstico y tener un poco de práctica. Aun así, tenemos un par de recomendaciones que puedes poner en práctica. Por un lado, como hemos dicho antes, evita la sal por fuera (así no atraerá la humedad y no quedará blanda la piel). Por otro, intenta subir la temperatura en los últimos 10 o 15 minutos de asado, para que consigas ese punto perfecto en la piel.
 
Como has visto, para conseguir un pollo al horno perfecto hay que dedicarle algo de tiempo y tener práctica. Así que ya tienes excusa para invitar a diferentes grupos de amigos y familiares a casa durante el verano: preparar muchos pollos al horno.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

En este mundo con tanta información es difícil discriminar la información útil o veraz de aquella que se basa en "estudios" de no se sabe bien quién o qué organismo y sobre todo a qué intereses sirve dicho estudio. En el caso de la miel utilizada para cocinar, es cierto que pierde gran parte de sus propiedades beneficiosas al calentarse, pero no se vuelve tóxica como se puede leer en muchas partes ...

Ingredientes: 1 Pollo Limpio 6 Dientes de Ajo 2 Limones Laurel Cucharatidas de cafe: 2 Ajo en polvo 2 Orégano 2 Curry 2 Sal 1/2 Vaso de Aceite 1.- Ponemos en un bol el ajo en polvo, el orégano, el curry, el zumo de un limón, al sal y el aceite. Removemos y reservamos. 2.- Con la ayuda del cuchillo machacamos los ajos sin quitarles la piel. Reservamos. 3.- Cortamos 80 cms de papel ...

Hoy les traigo una deliciosa receta de pollo asado o pollo a last. En mi casa, cuando era pequeña, era la comida típica de los domingos, veníamos de la playa y mi padre se paraba a comprar el pollo con las patatas, ummm!! Que rico!! Lo malo, es que parece que o mi memoria me traiciona o los que venden ya no saben igual de buenos. Para disfrutar el sabor más intenso de este delicioso pollo asado ...

Hola a todos...! hace poco me compre chefomatic pro y hasta ahora mi mejor hazaña en esta maquina ha sido un delicioso pollo asado. La verdad es que nunca pensé que le daría tanto uso a mi querida maquinita. Aún estoy en período de prueba, pero puedo decir que ningún plato de los que he hecho me ha decepcionado. Antes de comprarla leí bastante acerca de los robots de cocina, ollas programablesY a ...

Sandra Novo El pollo asado o al horno, quizá sea una de las recetas más extendidas dentro del mundo gastronómico de cualquier cultura. Se trata de uno de los platos por excelencia de multitud de países, ya sea con un tipo de especias u otras, con o sin piel, aderezado en mayor o menor grado, es, sin duda, uno de los platos más fáciles y resultones que podemos cocinar. La preparación no tiene más ...

Pollo entero asado al horno Esta receta de pollo entero al horno es perfecta para los días de comida familiar; sólo te llevará el tiempo de preparación ya que lo demás lo hará el horno. Te quedará jugoso por dentro y crujiente por fuera, con ese sabor tan característico que tiene el pollo asado que compramos en la pollería. Ingredientes: 1 pollo entero (1.750kg) 3 patatas medianas 40 gramos de ma ...

Te mostramos cómo resolver tu comida de la manera más simple, rica y rendidora Una receta que no tiene mucho secreto ni requiere destreza alguna, pero igual te pasamos algunos truquitos para que te quede bien rico y presentado. Por ejemplo, en cómo disponer las veduras en la fuentes del horno par auna mejor cocción, cómo atar el pollo para que mantenga la forma y cómo condimentarlo con una amntec ...

Ingredientes para hacer pollo asado al horno para 2 personas: 2 Cuartos traseros de pollo, 3 patatas, mejorana, romero, tomillo, sal aromática, brandy y aceite.Para hacer una receta de pollo al horno fáciles, la receta de los cuartos traseros de pollo asado al horno con patatas y brandy, es una deliciosa variante a las tantas formas de asar el pollo al horno. Patatas crujientes, pollo jugoso y con ...

Cuando era adolescente, mi madre comenzó a hacer este pollo al horno, ya han pasado suficientes veranos para haber mejorado la receta, pero os aseguro que para nosotros no hay mejora que le haga falta, pues está delicioso y siempre lo hemos hecho igual. Hubo un tiempo en que experimentamos, pero el sabor a tomillo desaparecía y creo que es el punto de la receta, unas ricas patatas y unos ricos mus ...

Prosiguiendo con mis aventuras Hestonianas me complace presentar a mi última obra de tres estrellas: un pollo al horno perfecto, tierno y jugoso, cocinado con el método revolucionario de Heston.El principal problema que suele surgir al hacer este clásico de la cocina en casa, es que el pollo se seca con mucha facilidad, especialmente la parte de las pechugas. Lo normal es que cuando esto pasa, los ...