Cook Slow Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Evento #AirbnbMadresfera & pollo con arroz asiático

AirBnb


La semana pasada tuve el placer de asistir a este evento organizado por Madresfera y Airbnb que tuvo lugar en uno de los pisos anunciados a través de Airbnb en Barcelona, era un piso precioso y muy amplio en pleno centro que nos encantó a todos.

Una vez allí descubrí que habían muchas caras conocidas como Ruth2m, Mis chicos y yo, La Nave del bebé, Mami Stars Cook, Mami happy fit, Había una vez BLW, Planeando ser padres, Mummystrip, Mama Cuchufleta. Primero desayunamos una comida riquísima y después pasamos a la parte interesante, en la que nos explicaron cómo funciona la plataforma Airbnb.

AirBnb


Primero de todo decir que nosotros hace casi 4 años que somos usuarios activos de esta plataforma, principalmente por la comodidad que supone alojarse en apartamentos con cocina propia en la que prepararnos los desayunos y las cenas. Además de eso, decir que muchas veces viajamos con mis padres y entonces somos 6 personas, aquí está presente el tema económico (fundamental para nosotros) ya que si contamos en hoteles el precio de una habitación doble + una cuádruple y ya no digo el precio de desayuno y cena para los 6 no hay punto de comparación con buscar un alojamiento que cumpla nuestras necesidades a través de Airbnb.

Cristina nos presentó un poco mejor la misión de Airbnb, que es que las personas puedan sentirse un habitante más del lugar que visitan. La empresa tiene más de 6 millones de anuncios de alojamientos en más de 100.000 ciudades de 191 países.

Nos explicó que hay un filtro llamado “Viajes para familias” que se puede aplicar en las búsquedas de Airbnb y hace que los alojamientos que aparezcan tengan todos ellos televisión, cocina, lavadora, wifi y con valoraciones excelentes de otros usuarios.

También nos descubrió las  experiencias disponibles a través de Airbnb, actividades únicas, organizadas por anfitriones locales que podemos hacer en nuestro destino y que nos permiten descubrir la cultura local, gastronomía, clases de baile o recorridos que solo conocen los locales todo ello en grupos pequeños.

A continuación Júlia Farré (www.centrojuliafarre.es), dietista-nutricionista especializada en educación nutricional nos dio una charla muy interesante y consejos para la hora de viajar con niños pequeños.

Los puntos más importantes que destaco de su parte son:

Elegir alojamientos con cocina propia nos proporciona adaptabilidad horaria que con los niños es muy importante, así como mantener una dieta saludable, ya que al comer de restaurantes aunque intentemos no caer en la tentación siempre acabamos comiendo productos con más aceite y sal de lo que utilizaríamos nosotros, grasas de peor calidad y encima muchas veces pedimos en exceso, dejándonos llevar por la vista y acabamos pidiendo más comida de la que realmente comemos con lo cual nos acaba sobrando y es como tirar el dinero.

Comer de restaurante en algunos países puede resultar realmente caro desde el punto de vista de un salario español, y por muy caro que sea el supermercado siempre se puede ahorrar si vamos a comprar y cocinamos en el alojamiento, aunque en la maleta siempre nos podemos llevar alguna cosa desde casa jejeje en mi caso llevo garbanzos secos y los cocino en destino, así me aseguro que las niñas tienen comida que les guste.

Otro punto importante es la inmersión cultural, viajando con niños puede que se nieguen a probar los alimentos del restaurante ya que según el país pueden tener un aspecto diferente, estar muy condimentados o ser muy picantes pero si gamificamos la comida, yendo con ellos al mercado, que vean productos nuevos, que tengan que descubrir que son o como saben, juguamos a reconocer marcas en el supermercado incluso conseguiremos que prueben alimentos nuevos que en otras circunstancias se negarían a probar.

Y el último punto es nuestro punto débil, la planificación. Nosotros somos muy de levantarnos y ver qué día hace antes de decidir la excursión del día, y eso muchas veces hace que no sepamos de antemano si comeremos de picnic o si volveremos pronto por la noche como para poder cocinar algo más elaborado o menos, así que normalmente el primer día compramos carnes, huevos, pasta, embutidos y en función de la hora y el plan vamos preparando. Júlia nos propone que preparemos menús en forma de calendario (igual que hacemos el resto del año) y así podamos organizar mejor las comidas y los tentempiés, así como preparar la lista de la compra, ya que si planifico el menú pero no hago la lista luego es probable que no lo sigamos. Ella recomienda utilizar el rato de los traslados (avión, tren, momentos de copiloto) para pensar que comeremos cada día.
AirBnb


Como bonus te dejo una frase de ella que me encantó:

Las vacaciones de educar a nuestros hijos no existen.

A continuación conocimos a Sara Caste (www.lasalsamenta.com ), que es una anfitriona de alojamiento y de experiencias en Airbnb que enseña a cocinar paellas en el jardín de su casa. Lleva 2 años y dice que funciona muy bien. Van sobretodo familias con niños y de esta manera luego se puede trasladar lo aprendido al propio hogar e involucrar a los niños en la cocina, ya que para ellos es como un juego y luego se lo comen con más ilusión.

Nos explicó que en su casa tiene una habitación en la que se pueden alojar familias con niños, y que es una experiencia muy positiva ya que comparten todo con ellos, y tanto sus hijos como los huéspedes interactúan y juegan, muchas veces sin comprender unos el idioma de los otros.

A continuación pasamos a cocinar uno de los platos que nos propuso Júlia, el nombre de la receta es Pollo con arroz en olla de barro, ya que es una receta de la gastronomía de Malasia, Hong Kong y Singapur y en esos países se sirve en una olla de barro caliente, pero nosotros lo haremos sin problemas en un wok

Te pongo la receta tal como me la han pasado, ya que como nos la daban no tomé apuntes jejeje

Solo deciros que el resultado estaba delicioso!

Ingredientes para 4 personas:

Para el pollo

150 gramos de setas chinas

250 gramos de pechuga de pollo en taquitos

Una cucharada de salsa de soja

Una cucharada de salsa de ostras

1/2 cucharada pequeña de azúcar moreno

Una cucharada pequeña de aceite de sésamo

1/2 cucharada pequeña de harina de maicena

Para el arroz

350 gramos arroz cocido (3 tazas)

20 gramos cebolleta o cebollino

1/2 cebolla

2 dientes de ajo

2 cucharadas de salsa de soja ligera

1/2 cucharada sal

Un poco de pimienta blanca

Aceite vegetal

Pepino y lima para acompañar (opcional)

Para la salsa

Una cucharada de salsa soja

Una cucharada de salsa de ostras

1/2 cucharada pequeña de azúcar moreno

1/2 vaso de agua

Una cuchara pequeña de harina de maicena

Otros ingredientes

Aceite de oliva

Cebolla tierna

Guindilla

Elaboración

Ponemos el arroz con agua fría, jengibre, ajo y sal al fuego y dejamos que hierva durante 5 minutos.

Retiramos del fuego, colamos la mezcla y la dejamos enfriando.

Dejamos el pollo a marinar con la salsa de soja, la salsa de ostras, el azúcar moreno, el aceite de sésamo y la harina de maicena.

En un vaso, mezclamos la salsa de soja, la salsa de ostras, el azúcar moreno, el agua y la harina de maicena. Cocinamos la salsa durante unos minutos hasta que queda espesa. La sacamos del fuego y la dejamos apartada.

Salteamos el pollo junto al tallo de las setas. Una vez esté cocido, lo reservamos aparte.

Freímos un poco de ajo y jengibre, añadimos el arroz y el pollo y lo freímos todo junto un par de minutos.

Tomamos la parte superior de las setas y las cocinamos aparte con un poco de salsa, para ponerlas encima a la hora de servir.

Emplatamos decorando el arroz con cebolla tierna y guindilla y echamos un poco de salsa por encima.
AirBnb


Espero que te haya gustado tanto como a mí, y a la hora de reservar el próximo viaje pienses en los beneficios que puede tener un alojamiento con cocina, que a pesar de tener que cocinar y limpiar, con niños pequeños es infinitamente mejor que los pollos que pueden llegar a montar cuando están cansados y hambrientos y tienen que esperar sentados y tranquilos a que les sirvan la comida aunque cada niño es un mundo, y quizá al tuyo no le importe demasiado jejeje.

Cuéntame cuáles son tus trucos para vacaciones, ¡entre todos podemos ayudarnos mutuamente!

Un abrazo,

Mónica

Fuente: este post proviene de Cook Slow, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Receta de pollo con sésamo

El pollo al sésamo o con sésamo es un plato muy habitual en la comida asiática, así como en muchos restaurantes asiáticos de américa, en cambio en España no es habitual encontrarlo en los restaurantes ...

Receta de Frittata de espinacas y bacon

La Frittata, del italiano fritto, es como se llama a la especialidad italiana similar a las tortillas, no se prepara exactamente igual que la omelette francesa o la tortilla española pero todas compar ...

Limpiar con vinagre

Hoy no te traigo una receta de cocina, ¡te traigo una receta de limpieza! Todos sabemos que cocinar es muy divertido, que a todos nos gusta cocinar, pero limpiar… a nadie le gusta limpiar despu ...

Receta de tosta de presa ibérica

Hoy vengo a hablarte de carnes ibéricas: presa, secreto, lagarto y abanico y te voy a dar una idea de una tosta (o tostada o torrada) que queda buenísima, ya que muchas veces por inercia servimos la c ...

Etiquetas: RecetasSlow cook

Recomendamos