historiasalahoradelté Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

TORTA DE MANZANAS SIN HORNO

por Norma Alasia

Hace unos días me desperté de dormir la siesta (cosa que no hago muy a menudo, pero ese día me sentí afortunada por haber podido conciliar el sueño a las dos de la tarde) con muchas ganas de comer algo dulce. Reflexioné unos minutos mientras veía qué tenía en casa y probé hacer una pequeña torta de manzanas en la sartén antiadherente. Fue una decisión espontánea pero con un excelente resultado para Martín y para mí. Al día siguiente la volví a preparar a la hora del desayuno para Flor y también le gustó.
En las fotos van a ver las dos tortas; una con el caramelo claro y la otra con el caramelo oscuro que, por consiguiente, resultó un poco amargo pero nos recordó a las manzanas acarameladas que comíamos en la plaza cuando éramos chicos.

IMG_0791
  
IMG_0776


Ingredientes (para una torta)
  1 manzana roja grande
  1 cucharadita tamaño té de manteca (al ras)
  3 cucharadas soperas de azúcar blanca
  5 cucharadas colmadas de harina común
  1 cucharadita tamaño té de levadura en polvo
  15 cucharadas soperas de leche fría
  Unas gotas de esencia de vainilla

IMG_0780
  
IMG_0781


Procedimiento
Ponemos sobre la sartén, la manteca dividida en dos o tres partes por toda la superficie y distribuimos 2 cucharadas de azúcar; encendemos el fuego a temperatura media y dejamos que el caramelo se vaya haciendo mientras cortamos la manzana en gajos muy finos. Los distribuimos sobre el caramelo (que aún no va a estar hecho) de manera tal que al desmoldar, quede como si fuese una flor, después colocamos encima las demás fetas de manzana pero sin la intención de que resulten decorativas. Mientras las manzanas se van cocinando y el caramelo se sigue haciendo, colocamos los ingredientes secos en un bols (harina, levadura en polvo y 1 cucharada de azúcar) y, por último, la leche y la esencia de vainilla. Unimos bien todos los ingredientes y ponemos esta mezcla sobre las manzanas, emparejando la preparación con ayuda de una cuchara. Tapamos y dejamos cocinar por 4 ó 5 minutos. Cuando la destapemos vamos a ver que la  masa va a estar cocida y, al mover la sartén, nuestra preparación se va a despegar del fondo sin problemas. La damos vuelta como si fuera una tortilla y la volvemos a colocar en la sartén para que se termine de cocinar la masa. Al cabo de unos 3 minutos va a estar lista. La pasamos a un plato y mientras se enfría unos minutos, nos preparamos un rico té. Es ideal comerla tibia.

IMG_0784
  
IMG_0790


Fuente: este post proviene de historiasalahoradelté , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos