Cómo hacer magdalenas caseras fáciles y esponjosas



Hola, hola, golosos y golosas. ¿Qué tal? Axel por aquí. El último post fue el recopilatorio de Galletas fáciles de hacer (si aún no lo has leído, te recomiendo que lo hagas. Tuvo una excelente aceptación entre los lectores y, además, la colaboración de los bloguer@s fue increíble).

Hoy quiero compartir con ustedes la receta de todo un clásico: Magdalenas Caseras. ¿Quién no las ha comido? ¿Quién no las compra con frecuencia? Pero… ¿Y si te explicase cómo hacer magdalenas caseras fáciles y esponjosas paso a paso? ¿Y si te contase mis secretos de cómo las hago? Si quieres saber todo esto, sigue leyendo.

Magdalenas Caseras: Un poco de historia (que nunca viene mal)

Como-hacer-magdalenas-caseras-fáciles-y-esponjosas


Las magdalenas son un dulce clásico de la repostería y son mundialmente conocidas. Son propias de la región de Lorena (Francia). De aquí se extendió a toda Francia, España y América en general.

Es un bizcocho suave que se deshace en la boca. La receta tradicional francesa de las magdalenas lleva limón. Se cocinan en el horno en moldes metálicos o de silicona con agujeros con forma de concha en los que se vierte la masa. También, se usan moldes de papel rizado.

Se comen, principalmente, en el desayuno y merienda. Tienen una textura suave, esponjosa y ligera. Además, la masa de las magdalenas es muy versátil pudiendo obtener, de la misma masa base, otros sabores, colores y presentaciones. Por ejemplo, se pueden hacer dulces o saladas. También de chocolate. Si alguna vez te has preguntado cómo hacer magdalenas de chocolate haz clic aquí. Los CupCakes también son otra alternativa interesante que deberías conocer. Si tienes imaginación te encantarán. Si haces esto último, llevarás tus magdalenas a otra dimensión en aspecto visual, textura y sabor. El límite de la creatividad lo pones tú. Si no sabes qué son los CupCakes mira este enlace.

Ingredientes para hacer magdalenas

Huevos, azúcar, mantequilla o aceite de girasol, harina de trigo, levadura o impulsor y ralladura de limón.

Receta de magdalenas caseras

2 huevos
175 g de azúcar
60 ml de leche entera
200 gr de mantequilla fundida (o 200 ml de aceite de girasol)
200 g de harina floja
7 g de impulsor (también se le conoce como levadura química o en polvo tipo Royal).
Ralladura de limón (al gusto)
Una pizca de sal

Cómo hacer magdalenas caseras paso a paso y esponjosas: Elaboración.

¡Es momento de ponerse el delantal y empezar ya mismo!

Primero, separamos las claras de las yemas. Añadimos a las claras una pizca de sal y las batimos a punto de nieve (puede ser con varillas eléctricas o manuales). Cuando ya estén montadas, agregamos el azúcar y batimos durante 5 minutos más o hasta que la mezcla doble su volumen. El tiempo total de este paso suele rondar los 5-10 minutos con batidora eléctrica a velocidad media (hacerlo a mano te llevará un poco más de tiempo).

Luego, incorporamos a la mezcla de las claras, la leche y la mantequilla fundida (o aceite de girasol). Batimos durante un minuto a velocidad media.

Como tercer paso, añadimos la harina, levadura o impulsor y ralladura de limón. Esta vez, batimos a velocidad baja hasta que todos los ingredientes se hayan integrado y obtengamos una mezcla homogénea y sin grumos.

Ahora toca dejar reposar el batido durante 2 a 24 horas en la nevera. El impulsor actuará pero de una manera más lenta que si lo dejáramos descansar a temperatura ambiente. ¿Qué obtenemos haciendo esto? ¿Para qué queremos un reposo lento? Pues, para que la masa coja más fuerza y las magdalenas queden más esponjosas y con copete tras su cocción (dos características típicas de esta elaboración).

Pasado el tiempo de reposo, preparamos los moldes metálicos o de silicona de magdalenas. También podemos usar moldes o cápsulas de papel rizado. Estos los colocaríamos dentro de los agujeros que tienen los moldes metálicos o de silicona para evitar que la mezcla rebose por ensancharse el molde de papel tras verter la mezcla. La idea es impedir que la elaboración sea distinta a la deseada.

Llenamos una manga pastelera con el batido de magdalenas. Es importante que solo rellenemos ¾ del molde para que durante su cocción no se derrame la mezcla.

Cocción

Horno medio a 180 º C con calor arriba y abajo durante 12 a 20 minutos según el tamaño de la elaboración y del horno (cada uno debe conocer ya sus electrodomésticos, jeje).

Dos buenos indicativos que la elaboración está cocinada son:



Que las magdalenas tengan un color dorado ligero y homogéneo

O pincharla con un palillo y si éste sale seco es que está cocinada

Un consejo importante es que NUNCA abras el horno a mitad de cocción y que tampoco lo abras con mucha frecuencia. El motivo es obvio ¿no? Pues, para los que no lo sepan, si abrimos la puerta del horno varias veces, el proceso de cocción óptimo de las magdalenas se interrumpirá, la elaboración no subirá como tiene que subir, la temperatura del horno bajará (con lo cual, no será la adecuada), el tiempo de cocinado será aún mayor y al final obtendremos un resultado espantoso.

Cuando estén cocinadas, las dejamos enfriar ¡y listo! Magdalenas caseras para todo el mundo.

Conservación

Lo idea es guardar las magdalenas en un recipiente hermético una vez que estén frías. De esta forma, se conservarán durante 3 a 4 días sin problema.

Diferentes presentaciones, sabores y rellenos

Además de la forma típica de concha que tienen las magdalenas, se puede utilizar la misma mezcla en diferentes moldes y obtener presentaciones diferentes. Por ejemplo, se pueden usar moldes rectangulares pequeños y medianos o moldes cuadrados. En estos casos, el tiempo de cocción será mayor porque son piezas más grandes y no hará falta rellenar ¾ partes. Bastará con hacerlo hasta la mitad.

En cuanto a sabores, se pueden hacer magdalenas de chocolate, de limón, naranja, vainilla, etc. También, se pueden hacer rellenas con chocolate o de la mermelada que prefieras.

Antes de hornearlas, se puede agregar un poco de azúcar común por encima, añadirle gotitas y pepitas de chocolate, pistachos, nueces u otros frutos secos.

Por último, para decorarlas una vez frías, se puede espolvorear un poco de azúcar glas por encima.

Conclusión

Como habrás podido comprobar, la mezcla o batido de las magdalenas es muy versátil pudiendo obtener de ella diferentes presentaciones, sabores y rellenos. Además, se pueden hacer dulces o saladas (estas últimas, ideales para aperitivos si se hacen de un tamaño pequeño y se elige un buen relleno).

Espero que esta receta para hacer magdalenas te haya gustado. Es la que hago en casa y aquí se acaban en 2 días. Si te gustó este artículo, suscríbete a mi blog y regálame un Me Gusta o un +1 que eso a ti no te cuesta nada y a mí me ayuda un montón

Si quieres más recetas, no puedes perderte la que hice de Bollería Casera, Pan Casero y Galletas con Chispas de Chocolate.

¡Hasta la próxima receta!
 

 

 

Suscríbete

Cada vez que publique contenido nuevo te enviaré un Email a tu correo. Nada de Spam.



 

Tu Nombre

Tu Email



 

 

 

 

 

 




La entrada Cómo hacer Magdalenas Caseras Fáciles y Esponjosas aparece primero en Los Postres De Axel.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: