comunidades

Tarta al whisky Tm5

Hace tiempo que voy detrás de hacer una tarta al whisky. Hicimos una basándonos en la receta que mi chico vio en una revista, y el resultado, aunque no estuvo mal, no fue el esperado. Así que seguíamos viendo cómo hacerla, mirando por aquí y mirando por allá. La verdad es que son muy elaboradas de hacer, pero si lo haces con tiempo lo consigues.

Hasta este momento que os cuento no tenía tiempo para hacerla de un día para otro y tampoco una ocasión que requiriera tal elaboración. Pero he aquí, que en este puente de diciembre llegó la ocasión y pude lucirme en una celebración familiar con esta tarta cuya receta conseguí del blog "Cómo he puesto la cocina".

Tengo que deciros también que el tener dos vasos de thermomix, redujo bastante el tiempo de elaboración. Os lo digo porque tal y como cuenta Mar en la receta, pierdes mucho tiempo lavando los vasos para poder hacer las distintas mezclas que lleva la tarta. Las medidas del bizcocho no son las mismas que las que ella pone, ya que, hice la tarta en un molde redondo de 25 cm de diámetro y también varié alguna que otra medida e ingrediente.

Ingredientes (12 raciones):

Bizcocho base: (lo podéis comprar):
60 gr. de harina
60 gr. azúcar
2 huevos XL

Para el relleno:

400 gr. de nata (crema de leche) para montar
150 gr. de azúcar glas
80 gr. de leche semidesnatada
4 huevos
un sobre de gelatina neutra en polvo

60 gr. de leche para disolver la gelatina
90 gr. de whisky

Para el almíbar:


100 gr. de agua
100 gr. de azúcar
80 gr. de whisky

Para la cobertura:

4 yemas de huevo
150 gr. de agua
150 gr. de azúcar
2 hojas de gelatina neutra
azúcar para quemar la cobertura

Para la decoración (opcional):

4 claras de huevo
20 g de azúcar glas

Preparación:

1.- Lo primero que haremos es el bizcocho (si lo compráis, os ahorráis este paso y pasáis a hacer el paso 4), para ello, precalentaremos el horno a 180º y preparamos el molde con papel de hornear en la base.

2.- Colocamos la mariposa en las cuchillas y ponemos en el vaso el azúcar y los huevos y programar 4 minutos, 37º, velocidad 3. Volvemos a programar otros 4 minutos a velocidad 3 sin temperatura.

3.- Añadimos la harina y mezclamos 10 segundos, velocidad 3. Volcamos la mezcla del bizcocho en el molde y horneamos arriba y abajo, durante 7 minutos. Lo dejamos enfriar.



4.- Mientras se hornea, haremos el almíbar en un vaso limpio e introduciremos el agua y el azúcar. Programamos 10 minutos, 100, velocidad 2. Añadimos el whisky y programamos 5 segundos, velocidad 3. Vaciamos la mezcla en un bol y la dejamos enfriar.



5.- Ahora es el turno del relleno. Lo primero que haremos es separar, las yemas de las claras y las reservamos. En un vaso limpio, ponemos la mariposa y añadiremos la leche, las yemas y 50 gr. del azúcar glas. Programamos 5 minutos, 90º, velocidad 3,5. Disolvemos la gelatina en la leche y la incluimos en el vaso, junto con el whisky. Mezclamos 2 segundos, velocidad 2. La volcamos en un bol y la dejamos enfriar.





6.- Seguimos la receta montando la nata (crema de leche) en un vaso limpio. Ya sabéis que la nata (crema de leche) tiene que estar bien fría para que se monte bien. Para ello, ponéis la mariposa en las cuchillas y añadís la nata (crema de leche) junto con otros 50 gr. de azúcar glas, sin tiempo a velocidad 3,5. Cuando veáis que está montada, quitadla del vaso y en un bol meterla en la nevera.



7.- En un vaso limpio, colocamos otra vez la mariposa para montar las claras a punto de nieve con el resto del azúcar glas y reservar en la nevera en un bol.


8.- Mientras atemperan las mezclas que hemos ido haciendo hasta ahora, emborrachamos con almíbar el bizcocho, para que vaya calando bien por todos los lados.


9.- Ahora uniremos en un recipiente hondo todos los ingredientes del relleno, de la siguiente manera. Primero pondremos la mezcla de las yemas y después vamos añadiendo la nata (crema de leche) que tenemos reservada, poco a poco, con movimientos envolventes que haremos con una espátula. Cuando esté bien integrado, haremos lo mismo con las claras montadas y meteremos el molde en el congelador, durante una hora más o menos.




10.- Durante el tiempo de congelación del relleno, nos dispondremos a hacer la cobertura y para ello, pondremos a hidratar la gelatina neutra en agua fría. Después en un vaso limpio, pondremos la mariposa en las cuchillas y añadiremos todos los ingredientes de la cobertura, a excepción de la gelatina que se está hidratando y programaremos 5 minutos, 90º, velocidad 3,5.



11.- Cuando la gelatina esté bien hidratada, la escurrimos y la añadimos a la mezcla que hemos hecho para cobertura y mezclamos 3 segundos, a velocidad 2. Sacamos del vaso y la dejamos enfriar.

12.- Pasado el tiempo de congelación, sacamos el molde y añadimos la cobertura y volvemos a meter en el congelador otra hora.



13.- Con la cobertura ya congelada, echaremos azúcar blanca por toda la superficie y la quemaremos con un soplete de cocina.


14.- Para decorar la tarta, he utilizado las claras sobrantes que tenía y las he montado a punto de nieve con 50 gr. de azúcar glas. Luego las he metido en una manga pastelera y con la boquilla rizada, he ido haciendo montoncitos por toda la tarta. Si no queréis decorarla con merengue, lo podéis hacer con nata montada (crema de leche), o simplemente dejar tal cual.



15.- Una vez decorada, la metemos en el congelador hasta el día siguiente. Como no es un relleno muy compacto, basta con sacarla a la nevera una hora antes de utilizarla.


Aunque es muy elaborada, el resultado es fantástico. La verdad es que me quedó muy bien y triunfó en la celebración.



Fuente: este post proviene de Blog de Cantarina66, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sharlotka Rusa

Este postre ruso tiene su origen en el amor de un pastelero ruso a una dama llamada Charlotte, (de ahí la adaptación del nombre de Sharlotka) a la que quería cautivar con este dulce y que con el tiemp ...

Napolitanas de bacon y queso

En otro post anterior, habéis visto que con una lámina de hojaldre hice napolitanas de jamón y queso. Pues bien, para no hacerlas siempre iguales, esta vez, las rellene de bacon curado y queso. La ver ...

Napolitanas de jamón y queso

En la nevera tenía una lámina de hojaldre y no sabía muy bien qué hacer con ella. Coca de mollitas, no, hojaldre de puerro, no, croissants, empanada, tampoco... Pero uno de mis tres chicos, me sugirió ...

Etiquetas: Postres

Recomendamos