Blog de lostelaresdesil Idea guardada 29 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Cómo hacer cobertura espejo con chocolate blanco (para decorar)

CÓMO HACER COBERTURA ESPEJO CON CHOCOLATE BLANCO PARA DECORAR UN PASTEL O TARTA CON COLOR


Después de pasar varias semanas pensando en cómo decorar el pastel que quería regalar a mi suegra por su 80 cumpleaños, por fin se me encendió la bombilla y opté por hacer una cobertura espejo...

Tras mirar varios tutoriales por internet, finalmente me decanté por la receta del blog Tartafantasía, siempre es un acierto y Natalia es un encanto, siempre que he tenido alguna duda, enseguida me la ha disipado.

CÓMO HACER COBERTURA ESPEJO CON CHOCOLATE BLANCO PARA DECORAR UN PASTEL O TARTA CON COLOR


Antes de nada, decirte que este tipo de coberturas quedan perfectas, completamente lisas y libres de estrías y defectos visuales, en tartas frías, ya sabes, las que no necesitan horno.
En este caso, como en el del pastel de cumpleaños de Claudia

CÓMO HACER COBERTURA ESPEJO CON CHOCOLATE BLANCO PARA DECORAR UN PASTEL O TARTA CON COLOR

PASTEL DE CUMPLEAÑOS CON COBERTURA ESPEJO, ENCAJE DE CREMA PASTELERA Y FLORES {TARTA PRIMAVERAL 60 CUMPLEAÑOS} hice un bizcocho horneado y claro está, el resultado no fue perfecto. ¡Tenlo en cuenta!, no quedará completamente liso si lo rellenas (como fue mi caso) ya que se notará la incisión del bizcocho que hayas hecho para poner el relleno.

Una vez dicho esto, también comentarte que existen "truquitos" para mejorar las imperfecciones.
En el caso del pastel de Claudia, al cubrirlo con encaje de crema de mantequilla y flores, todas las imperfecciones quedaron ocultas.

PASTEL DE CUMPLEAÑOS CON COBERTURA ESPEJO, ENCAJE DE CREMA PASTELERA Y FLORES {TARTA PRIMAVERAL 60 CUMPLEAÑOS}


Mi gran temor era saber si una vez cubierto el bizcocho, la cobertura espejo escurriría y se llevaría la cobertura de mantequilla. Por favor ¡qué nervios!.
Pues no, quedó bien fijadita al bizcocho y no se movió de su sitio. Pese a estar a una semana del verano y haberlo dejado fuera de la nevera asentar durante 2 HORAS.

Esta crema es una cobertura pegajosa y dulce, además de delicada, pero muy rica. Delicada porque cualquier roce quedará marcado en el pastel, pero para eso también hay solución, si esto ocurre, puedes pasar sobre la zona rozada, un dedo mojado en un poco de agua, y conseguirás alisar nuevamente el pastel.

Esta cobertura, nada tiene que ver con el fondant que utilizo a menudo para decorar pasteles creativos. Todo y que no soy muy golosa, la encuentro más rica. Si no eres muy dulcero, pues haces como yo, retiras la cobertura y a disfrutar del bizcocho.

Una vez hayas decorado tu bizcocho o tarta, la deberás dejar reposar unas horas en el refrigerador, tapada por ejemplo con un porta tartas. Al cabo de unas horas, comprobarás que está más resistente, continuará brillante e incluso habrá intensificado su color.

Lo ideal es dejarla reposar un día en la nevera.
También hice una cobertura espejo de chocolate negro, pero esa receta junto con el pastel de cumpleaños que regalé a mi suegra, la publicaré otro día.

COBERTURA PARA UN BIZCOCHO DE:

15 CM. DE DIÁMETRO POR 10 CM DE ALTURA

SI TU BIZCOCHO ES MÁS GRANDE, DEBERÁS HACER MÁS CANTIDAD.
"En mi caso, hice dos veces esta receta para cubrir: 2 pasteles de 21 cm de diámetro + 1 pastel de 16 cm de diámetro, y sobró un poquito".

20 gramos de gelatina neutra en láminas (sin sabor), también puedes utilizar la gelatina en polvo.

120 ml. de agua para hidratar la gelatina (embotellada)

300 gr. de azúcar

300 gr. de glucosa líquida o 225 gr. de glucosa en polvo (la que utilicé yo)

150 ml. de agua embotellada

200 gr. de leche condensada

300 gr. de chocolate blanco

Colorante comestible (utilicé marca Wilton)

Bizcocho utilicé este: EL MEJOR BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y REMOLACHA

termómetro de cocina

colador

batidora manual o thermomix  

¡IMPORTANTE!

El bizcocho o tarta deberá estar refrigerado como mínimo 30 MINUTOS.

Deberás haber quitado las posibles migas del bizcocho con ayuda de una brocha de silicona, para que no queden adheridas a la cobertura.

Hidrata la gelatina en los 120 ml. de agua y reserva.

Añade a un cazo el azúcar, los 150 ml. de agua y la glucosa. Lleva a ebullición a fuego medio. No dejes de remover con ayuda de unas varillas.

Una vez haya alcanzado el hervor, retira del fuego y añade la gelatina junto con el agua que habías reservado.

Seguidamente incorpora la leche condensada.

Integra muy bien los ingredientes y añade el chocolate blanco en dados. Remueve bien con la espátula o las varillas.

Una vez tengas todos los ingredientes integrados, bate con una batidora de mano o thermomix, y si quieres dar un poco de color este es el momento de añadir el colorante en gel a la crema. Sigue batiendo hasta conseguir un color homogéneo.


A continuación, pasa por un colador y deja reposar para que enfríe y desaparezcan las burbujas obtenidas por el batido de la crema.


Con ayuda de un termómetro de cocina, controla la temperatura. Deberá alcanzar los 30ºC.

Una vez alcance unos 32ºC si lo deseas podrás pasar la cobertura a un recipiente que te sea más cómodo de manipular (este paso es opcional).

Cuando alcance la temperatura de 30ºC remueve suavemente (para evitar que se creen muchas burbujas) porque se habrá formado una capa por encima por el reposo de ésta. Tranquilo porque desaparece de inmediato.

A continuación deberás poner una bandeja para recoger la crema sobrante que caerá una vez derrames la cobertura sobre el bizcocho. Yo puse sobre la bandeja film transparente.

Seguidamente, sobre la bandeja, deberás poner un recipiente más pequeño que el diámetro de tu bizcocho.

Y por último, ya podrás verter sobre el bizcocho la cobertura espejo uniformemente.


Una vez hayas vertido la crema sobre el bizcocho, puedes hacer una primera capa de cobertura y dejarla escurrir en el refrigerador unos 10 MINUTOS (paso opcional). Si ves que con una capa ya queda bien, no hará falta que repitas el paso una segunda vez.

De mientras, deberás mantener la cobertura sobrante a 30ºC.

Pasado el tiempo de reposo, retira el bizcocho del refrigerador y derrama una segunda capa sobre la primera capa de cobertura espejo.

Si se forman pequeñas burbujas, las puedes pinchar con un palillo.

Deja escurrir el sobrante y pasa por debajo del bizcocho una espátula o cuchillo para que no queden gotas colgando.

ANTES DE DECORAR, Refrigera nuevamente 30 MINUTOS COMO MÍNIMO.

Una vez refrigerada la tarta, ¡CON MUCHO CUIDADO! puedes pasarla a la bandeja donde la presentarás.

Si en ese momento no quieres decorarla, o tienes pensado hacerlo en unas horas o incluso al día siguiente, deberás taparla. Lo ideal sería dejarla dentro de un porta tartas cerrado herméticamente para evitar que se seque. Si no tienes, utiliza trozos de cartón alargados (como los que utilizan en las pastelerías) para poner sobre el cartón una bolsa o film transparente. El cartón evitará que toque directamente con el pastel o tarta decorada.

Te diré que a mí este punto tan importante se me olvidó, y dejé toda la noche la tarta sin tapar. Creo que me "salvó" el tipo de bizcocho que utilicé. Al llevar remolacha le aportó la humedad necesaria que evitó que se secara. ¡MENOS MAL!.

El bizcocho o tarta deberá estar refrigerado como mínimo 30 MINUTOS
Deberás haber quitado las posibles migas del bizcocho con ayuda de una brocha de silicona, para que no queden adheridas a la cobertura.
Una vez batida la crema, deberás pasarla por un colador.
Deberá alcanzar los 30ºC
ANTES DE DECORAR, refrigera nuevamente 30 MINUTOS COMO MÍNIMO  

FUENTE: Tartafantasía

   

Fuente: este post proviene de Blog de lostelaresdesil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Peras de San Juan en almíbar

La semana pasada hice estos nísperos en almíbar. Como tenía muchas peras de San Juan, aproveché la ocasión y también preparé estas peras de San Juan en almíbar. Las peras de San Juan aparecen a finale ...

Nísperos en almibar

Hace una semana me regalaron un montón de kilos de peras de San Juan y nísperos recién cogidos del árbol... ¡Madre mía, qué voy a hacer con tanta fruta! -pues la regalas... Eso hice. Regalé varios kil ...

Los macarrones de mi abuela

Recuerdo de pequeña que mi abuela hacía unos macarrones que me encantaban. El día que había macarrones en casa era una fiesta. Por supuesto estos no son como los de mi abuela, ya que por entonces no ...

Recomendamos