Boroña, pan asturiano de maíz

La boroña (también llamada borona, broa, boroa o burona) es el pan de maíz que se comía en Asturias y en gran parte del norte de España antes de la llegada del pan blanco. Antes del descubrimiento de América la boroña se hacía de mijo, de cebada o de centeno. Es un pan denso pero muy rico y muy fácil de hacer. También es famosa la famosa boroña preñada, que está rellena de carne y embutido, pero nosotros os presentamos la más básica, con la que podéis sustituir al pan de trigo para probar nuevas experiencias.

*La receta lleva un poco de harina de trigo, pero en caso de intolerancia al gluten se puede cambiar por harina de maíz.



INGREDIENTES:
5 partes de harina de maíz
1parte de harina de trigo (en caso de intolerancia al gluten se puede sustituir por más harina de maíz u otra harina sin gluten)
2 o 3 partes de agua (preferiblemente templada)
Sal al gusto

1. En primer lugar mezclamos los ingredientes secos.
2. Añadimos el agua poco a poco y amasamos hasta conseguir una masa homogénea que no se nos pegue a las manos.
3. Dejamos reposar mientras precalentamos el horno a 180 o 200 grados Celsius.
4. Daremos forma a la boroña (de bollo u hogaza, por ejemplo. Nosotros siempre hacemos bollos del tamaño de un puño).
5. Si tenemos hojas de berza (o de castaño) envolveremos con ellas la boroña (humedeciéndolas previamente para que doblen mejor) y lo colocaremos todo sobre la bandeja de horno. Si no tenemos hojas podemos usar papel de aluminio o incluso no envolver la boroña con nada, aunque nos quedará más seca.
6. Hornearemos la boroña entre una o dos horas, dependiendo de su tamaño (tal vez se precise más tiempo si es muy grande). Del tamaño de un puño, como  las hacemos nosotros, se cocinan bien durante hora y media.
7. Listo. Sólo queda dejarla enfriar para disfrutar de ella. Si quieres ver cómo la hacemos nosotros puedes echarle un ojo al vídeo que dejamos a continuación. ¡Buen provecho!

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: