Guía de alimentación para diabéticos


La diabetes es una enfermedad crónica en la que el páncreas de la persona que la padece no es capaz de crear la insulina necesaria para bajar los niveles de azúcar en sangre o la que produce es de mala calidad y ésta cumple su función de forma inadecuada.



Aunque se habla de diabetes en general, existen tres tipos, como nos detalla Serafín Murillo, Asesor Nutricionista de la Fundación para la Diabetes:
 

  Diabetes tipo 1: el páncreas ha perdido completamente la capacidad de producir insulina. Se manifiesta en la infancia o la adolescencia.

 

  Diabetes tipo 2: asociada a la edad y a malos hábitos de vida, puesto que estos dos factores combinados dañan la función del páncreas. Éste produce insulina, pero o no es suficiente o no cumple bien su función. Se da, sobre todo, personas de mayor edad, con sobrepeso y que son sedentarias.

 

  Diabetes gestacional: durante en el embarazo algunas mujeres la padecen debido a que experimentan una alteración de la regulación de los niveles de glucosa en sangre.

 

¿Cómo deben cuidar la alimentación los diabéticos?

En todos los casos, mantener un peso adecuado es clave, sobre todo en el caso de la diabetes tipo 2 ya que es una de las causas directas de su aparición. Es fundamental seguir una dieta equilibrada con un correcto aporte energético en toda y cada una de las personas con diabetes. Hoy te mostramos algunos alimentos para diabeticos.



Los alimentos para diabeticos deben controlarse para que la normoglucemia (valores normales de glucosa en sangre) sea una contaste. Para ello hay que tener especial cuidado y control de los hidratos de carbono que se consumen. “Se debe dejar claro que no solamente se trata de evitar o reducir el consumo de azúcares, sino que también alimentos como cereales y derivados (ricos en hidratos de carbono), lácteos, frutas y verduras influyen en los niveles de glucosa en sangre”, aclara Murillo.

Uno de los mitos más habituales que hay en torno a la alimentación de los diabéticos es que el azúcar es su principal 'enemigo'. Según apunta Murillo, “es cierto que que el azúcar es uno de los alimentos que incrementa más rápidamente la glucosa en sangre y además son calorías vacías”, sin embargo esto no quiere decir que no puedan consumir nada con azúcar. “Se puede incluir en la dieta entre los alimentos para diabeticos siempre y cuando se realice intercambiándolo por otro alimento. Un ejemplo sería tomar un helado en lugar de un trozo de pan en una merienda”, señala el experto.


 

Los hidratos de carbono en la dieta del diabético

El control de estos es fundamental porque son los que influyen más en los niveles de glucosa en sangre después de cada ingesta en comparación con otros nutrientes como las proteínas o las grasas. Esto quiere decir que causan más subidas de azúcar, lo que se conoce como hiperglucemia.



La principal duda de una persona recién diagnósticas con diabetes es cómo llevar ese control de los hidratos de carbono que se consumen en cada comida. Según nos comenta Murillo “para poder controlar la ingesta de hidratos de carbono se realizan programas de educación alimentaria” en centros de salud, fundaciones o asociaciones. En estos programas se enseñan principalmente 2 cuestiones importantes:
 

  Qué alimentos contienen hidratos de carbono y cuáles no. Aquí es importante distinguir también cuáles tienen un índice glucémico (IG) bajo o moderado y cuáles alto. Este índice mide la velocidad con la que los alimentos ricos en hidratos incrementan la glucosa en sangre. Por ello es aconsejable que las personas con diabetes opten más por alimentos con IG moderado o bajo, como frutas, verduras y hortalizas, legumbres y cereales integrales, y moderen el consumo de los que tienen un IG elevado, que son los azúcares, arroz, pan blanco, cereales, etc. 

 

 

  Se establecen equivalencias sencillas para intercambiar alimentos distintos pero que aportan la misma cantidad de hidratos. “Por ejemplo, 100g de manzana o 20g de pan contienen unos 10g de hidratos de carbono”.  Como nota aclaratoria, Murillo apunta que “estos sistemas de intercambios deben ser mas precisos en aquellas personas que utilizan insulina, pues un desequilibrio podría dar lugar a una bajada importante de los valores de glucosa en sangre (hipoglucemia)”

 

¿Existen recetas específicas para diabéticos?

Existen recetas específicas para otros problemas de salud donde la alimentación es clave, como la celiaquía o la intolerancia a la lactosa, porque en este caso tan sólo hay que eliminar la sustancia que genera el problema.


Sin embargo, en el caso de la diabetes, no existen recetas que sean aptas o no para las personas con diabetes, sino que, según palabras del experto, “se puede adaptar cualquier receta a las necesidades de la persona con diabetes”. No hay recetas específicas, “sino que solamente deben conocer las cantidades de alimento que deben tomar”.

Agradecimientos: Serafín Murillo, Asesor Nutricionista de la Fundación para la Diabetes.
También te puede interesar:  6 claves sobe los hidratos de carbono en la diabetes y Tengo diabetes, ¿y ahora qué? 5 recetas de postres para diabéticos

Imágenes por orden de aparición: ralph and jenny/Flickr; Universitetssykehuset Nord-Norge (UNN)/Flickr; Bredirish123/Flickr; samantha celera/Flickr; shirokazan/Flickr; Tavallai/Flickr y WarmSleepy/Flickr
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

Existe la creencia de que tomar azúcar produce diabetes. Esto no es así, ya que el azúcar es necesario para nuestro organismo, pero en su dosis justa. Te damos más información.

La diferencia entre la diabetes 1 y 2, es que en el caso dela primera, el páncreas de las personas que la padecenno produce insulina y deben de suministrarse ellos mismos esa hormona. En el caso de la de tipo 2, está muy relacionada con el sobrepeso, por eso es tan importante saber de alimentación para diabéticos, porquelos primeros avances de la enfermedad, el páncreas sí produce insulina, pero e ...

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el cuerpo humano es incapaz de producir insulina por sí mismo, o cuando no puede usarla como debería, lo que provoca que la glucosa o el azúcar no se absorba bien y en lugar de convertirse en energía se quede en la sangre dañando todos los tejidos que se encuentre a largo plazo. Si te han diagnosticado diabetes, o tienes algún familiar o a ...