Cocina

El blog de Eloweyn Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Gorros de bruja encantados



Mis amigos y yo nunca olvidaremos aquella noche de Halloween y el origen de estos gorros de bruja encantados... Hace muchos años, decidimos alquilar una casa en la montaña para celebrar la noche de Halloween y, de paso, acabar de pasar el fin de semana. La casa estaba en medio de la montaña, y era de acceso bastante difícil. Tuvimos que ir con varios 4x4 para llegar al lugar, pero la casa valía la pena.

Lo recuerdo como si fuese ayer. Aquella noche caía una tormenta tremenda, pero no nos importaba. Estábamos a refugio y muy bien preparados para pasar la noche de Halloween y celebrar una fiesta de las que hiciesen historia. Todos íbamos con nuestros disfraces y nuestras copas de garras con calaveras. Teníamos un montón de comida que preparar y estábamos felices.

Todavía estábamos preparando la fiesta cuando cayó un relámpago al lado de la casa y se fue la luz. Nos asustamos bastante, pero por suerte, en la casa ardía una chimenea con fuego y también teníamos unos cuantos quinqués con los que pudimos volver a iluminar el comedor entero. Al cabo de unos momentos, alguien llamó a la puerta dando golpes...

No esperábamos a nadie, y nos quedamos todos en silencio, mirándonos los unos a los otros. ¿Quién podía estar por esta zona donde sólo había montaña y con esta tormenta?

Volvieron a llamar a la puerta... esta vez, un poco más fuerte. Cogí uno de los quinqués y fui a ver quién era... no era una noche para estar a la intemperie. Cuando abrí la puerta me encontré con una señora mayor, encorvada, casi a punto de desvanecerse y con un atuendo extraño, por decirlo de alguna manera.

Estaba lloviendo a cántaros y, para que no se mojase más, la cogí como pude y la hice pasar. Me dijo que necesitaba ayuda, y que era urgente. La llevé al comedor para que se calentase un poco con el fuego de la chimenea y nos explicase su problema. Tuve que guiarla cogiéndola con cuidado, ya que parecía que se fuese a desmayar de un momento a otro.

Llevaba como una especie de capa de color marrón con capucha muy grande que cubría una especie de gorro. Al entrar al comedor la sentamos en una silla y se quitó la capucha. Debajo de la capucha... ¡La señora llevaba puesto un gorro de bruja! Un gorro de color negro acabado en punta, un poco doblado, con unas estrellas y lunas de varios colores y con una banda de color lila ¿Qué hacía una señora de avanzada edad en la montaña, a punto de desmayarse en medio de la tormenta y con esa pinta?

La señora se quitó el gorro de bruja y lo dejó tirado en el suelo como pudo. Tenía el pelo largo y gris. Con un hilo de voz nos dijo que teníamos que hacerle un favor importantísimo, que su vida dependía de ello.

Sólo os puedo decir que el favor que nos pidió no fue fácil de cumplir. Fue como una especie de ritual y ni mis amigos ni yo entendimos ni qué hicimos ni por qué lo hicimos, pero la mujer parecía desesperada, y realmente necesitaba esa ayuda.

Una vez finalizado el ritual, al cabo de un par de minutos, la señora mayor recuperó las fuerzas y se levantó de la silla. Como agradecimiento nos dio la receta de estos gorros de bruja encantados. La receta es de lo más normal, pero luego hay que decir un conjuro. Nos escribió las palabras mágicas en un papel y antes de dárnoslo nos advirtió:

- Este conjuro encantará los gorros de bruja y sólo funciona la noche de Halloween. Cuando hayáis realizado los gorros, tendréis que repetir las palabras que hay en este papel. Una vez realizado el conjuro, podréis comeros los gorros de bruja. Son irresistibles, pero tenéis que tener muchísimo cuidado. Sólo podéis comer un máximo de dos gorros de bruja por persona. Una vez os los hayáis comido, os convertiréis en brujos y brujas sólo por esta noche. Podréis experimentar la parte divertida de ser brujos... viajar donde queráis con sólo pensarlo, dar vida a cosas que no la tienen, convertiros en lo que queráis y transformar unas cosas en otras. Una vez haya pasado la noche de Halloween, todo volverá a la normalidad.

Entonces su cara se oscureció y nos dijo:

- Como os he dicho, estos gorros de bruja son irresistibles, y si no podéis resistir a la tentación y os coméis más de dos... el cambio será irreversible. Seréis brujos y brujas para toda la eternidad... y no os creáis que ir al infierno es una bendición... o sea, que id con muchísimo cuidado.

Dicho esto, ¡se puso la capucha y desapareció! Tal cual os lo digo. Se desvaneció en medio del comedor... No se dio cuenta de que se había dejado el gorro...

Nos quedamos todos en silencio, mirándonos los unos a los otros, esperando a ver si volvía para buscar el gorro, pero no lo hizo. Al cabo de un rato, comenzamos a discutir si debíamos de hacer los gorros de bruja o no. En medio de la discusión, el gorro de la bruja comenzó a brillar y vimos cómo se convertía delante de nuestros ojos en el gorro que tenéis en la foto de arriba. Una especie de gorro de cerámica que se puede usar como plato. A estas alturas de la noche ya no nos sorprendía nada...

Al final, después de analizar los pros y los contras, decidimos ir con cuidado y hacer los gorros, y fue la mejor noche de Halloween de nuestras vidas... excepto para Olga...

Como ya nos había avisado la bruja, estos gorros eran irresistibles... Algunos comimos uno, por si las moscas, otros comieron dos... Olga comió tres... No nos dimos cuenta de que a escondidas se comía un tercer gorro. Cuando acabó la noche de Halloween todos volvimos a la normalidad, excepto ella... que comenzó a gritar y a desvanecerse dentro de una bola de fuego....

O sea, que si decidís hacer los gorros, estáis avisados. Id con cuidado.

Ingredientes:

15 galletas Oreo finas (pueden ser de las normales, pero no queda tan bien).

15 fresas frescas de tamaño mediano puntiagudas, de diámetro más pequeño que las galletas Oreo.

100 gramos de chocolate negro para fundir (nosotros usamos Nestlé)

80 gramos de mantequilla

Fondant de azúcar de diferentes colores
Complementos

Porexpan o similar para secar las fresas

Papel de hornearPreparación

Primero de todo, avisaros de que las cantidades son aproximadas. Si hacéis más fresas, o si os falta más chocolate, tened en cuenta de que la proporción para cada 100 gramos de chocolate serán unos 80 gramos de mantequilla. El chocolate derretido con la mantequilla no debe de quedar muy denso. De esta forma podremos cubrir las fresas y las galletas oreo sin que quede una cobertura muy gruesa.

Otro aviso: Vais a acabar con chocolate hasta detrás de las orejas... jajaja.

Ahora vamos con la receta. Primero tendremos que lavar bien las fresas. No les quitéis el rabito todavía.



Una vez lavadas, tenemos que secarlas completamente. Las secaremos con papel de cocina y con mucho cuidado.



No puede quedar ni una gota de agua, ya que si cae agua en el chocolate derretido se estropea.



Una vez secas las fresas, les cortamos el rabito de forma que nos quede una fresa en forma de cono.



A continuación procedemos a secar bien la base de la fresa. Las ponemos de esta forma para que el papel de cocina absorba la humedad.



Al cabo de un rato, las volvemos a cambiar de posición, para que sigan secándose las bases de las fresas.



Mientras se va secando la base, ponemos un poco de agua en un recipiente para hacer un baño María en el que derretir el chocolate y la mantequilla.



Vigilad de no poner demasiada agua, ya que cuando comience a hervir, no nos interesa que caiga dentro del chocolate. Ya os he dicho antes que si cae una sola gota de agua dentro puede estropearlo. Ponemos a hervir el agua.

A continuación, y sobre este recipiente con agua, pondremos otro más pequeño con el chocolate partido a trocitos.



Añadimos también la mantequilla.


Vamos removiendo mientras el agua se va calentando. Esto hará que el chocolate y la mantequilla se derritan.



Una vez derretido tiene que quedar un chocolate no muy denso.


Una vez se haya derretido el chocolate, apagad el fuego, pero os recomiendo que no quitéis el recipiente con el agua caliente de debajo. De esta forma, el chocolate se mantendrá líquido durante más tiempo.

A continuación vamos con las fresas.

Usamos un palillo por la parte roma (la que no pincha) para ayudarnos a cubrir las fresas con chocolate. De esta forma, el palillo no perforará la fresa.



Sumergimos la fresa en el chocolate dejamos que elimine el exceso (con cuidado de que no se nos caiga la fresa)



Ponemos los palillos con las fresas cubiertas de chocolate en un trozo de porexpan, o en su defecto (os juro que pensaba que tenía porexpan... qué vergüenza... jajaja) una caja de cartón o similar, para que se sequen las fresas. Cuidado de que las fresas con chocolate no toquen nada. Podéis forrar la caja de cartón con papel de aluminio... yo lo pensé después... jajaja.



Tenemos que dejar que se sequen completamente. Si os va mejor, podéis poner las fresas en la nevera. Así el chocolate se secará antes.

Una vez se haya secado el chocolate de las fresas, vamos con las galletas Oreo. Si el chocolate del recipiente se ha puesto más duro, volvemos a calentarlo al baño María, para que no esté tan denso y podamos cubrir las galletas más fácilmente.

Esta vez usamos un tenedor. Ponemos la galleta Oreo sobre un tenedor (no tengáis en cuenta la cuchara que hay debajo, era para remover el chocolate).



Introducimos la galleta Oreo dentro del chocolate completamente y la volvemos a sacar con ayuda del tenedor.



Dejamos unos segundos para que caiga el exceso de chocolate y luego ponemos con cuidado la base del gorro sobre una lámina de papel para hornear.



Ponemos encima inmediatamente una de las fresas cubiertas con chocolate. Al estar seco el chocolate que recubre la fresa, os será bastante fácil hacerlo.



Repetimos para todas las galletas Oreo y las fresas recubiertas de chocolate.



Dejamos secar completamente. Podemos ponerlas en la nevera hasta que el chocolate se haya solidificado.

Una vez se haya solidificado el chocolate, vamos con los adornos. Hacemos una bola con uno de los trozos de fondant de colores. A continuación, extendemos la bola de fondant con un rodillo hasta hacer una lámina fina. Hacemos lo mismo para el resto de fondant de colores que queramos usar.



Usamos una regla para cortar lo que será la banda del sombrero o el adorno. Si es el adorno, cortarlo un poco más ancho.





Pulir los lados que hemos cortado. Cortar rectángulos para los adornos. Ponemos el rectángulo sobre lo que será la banda y presionamos un poco para pegarlo. No hace falta nada más.



Por último, adornamos el gorro. Tiene que quedar de la siguiente forma:



Repetimos el proceso para todos los gorros, con diferentes colores de fondant.



Aquí tenéis el gorro partido.



Y por último... el conjuro... Repetid todos juntos sin ninguna equivocación...

Daemones noctis strigam his petasum haec gerimus in hac nocte pro trepidi aeternum pythonissam

Reservamos en la nevera hasta la hora de servir. Cuidado con lo que hacéis...
¡Espero que os haya gustado la receta! Si es así, no os perdáis mis actualizaciones. Podéis seguirme haciendo click en "Me gusta" de Facebook, añadiéndome en vuestros círculos en Google +, en Twitter, o en Instagram.



Fuente: este post proviene de El blog de Eloweyn, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tarta de fresas y mango

Esta tarta de fresas y mango está inspirada en la receta de la tarta mousse de arándanos del blog "En mi salsa cocina". En cuanto vi la tarta mousse de arándanos, me planteé hacerla tal cual ...

Gorros de bruja encantados

Mis amigos y yo nunca olvidaremos aquella noche de Halloween y el origen de estos gorros de bruja encantados... Hace muchos años, decidimos alquilar una casa en la montaña para celebrar la noche de Ha ...

Recomendamos

Relacionado

Dulce Galletas

Gorros de bruja de chocolate

Cuando llegan estas fechas nos ponemos manos a la obra preparando recetas para Halloween, y andamos buscando motivos relacionados con brujas, calaveras, monstruos etc… Es una tarea muy divertida, igual que la fiesta, y ya se sabe, a las fiestas aunque sean importadas nosotros nos apuntamos rápido. Este año he preparado unos gorros de bruja, que aunque son muy entretenido de preparar se comen ...

recetas postres

PANELLETS, DEDOS DE BRUJA... CASTAWEEN!!!

Ya hemos pasado la castañada o halloween, o como acabaremos llamándolo aquí, el Castaween. Porque, no se si os habéis dado cuenta, pero los españolitos nos encargamos de coger lo mejor de todas las fiestas habidas y por haber y hacer un batiburrillo con nuestras costumbres autóctonas. Y más cuando se tienen niños. Yo siempre me he negado a celebrar la famosísima fiesta norteamericana, pero este añ ...

recetas postres galletas galletas con fondant ...

Halloween: galletitas de bruja y ojos sangrientos

¡Llegó el día! Lo que habría disfrutado yo de peque si entonces se hubiera celebrado Halloween :-D He hecho una galletitas muy fáciles con fondant (y uno de mis maravillosos moldes de silicona):Galletitas de bruja y ojos sangrientos. Necesitaremos:galletas redondas de unos 5cm. Yo he usado esta masa para galletasun molde de silicona para fondant con motivos de brujaun rodillo para fondantfondant m ...

recetas postres halloween galletas ...

Dedos de bruja

Andrea queria hacer alguna receta para Halloween y  encontramos estos dedos de bruja. Se lo paso en grande haciendolos, ya que es una receta muy fácil y divertida.  Así que ya tenéis una idea para la noche de Halloween!!!!! Ingredientes: 50 gramos de mantequilla. 25 gramos de azúcar. 1 huevo. 180 gramos de harina. almendras crudas para las uñas. 1 yema de huevo para pintar los dedos. Elaboración ...

general en la cocina otoño ...

DEDOS DE BRUJA. Especial Halloween.

Esta noche vamos a pasar miedo.. muuucho miedo.. Un año más, llegó la temida noche de Halloween donde los espíritus andurrean a sus anchas haciendo de las suyas. Pero no nos amedrentemos, éso es lo peor que podemos hacer. Así que nada mejor que preparar una merienda o cena divertida para ahuyentar a los fantasmillas de perversas intenciones.. Yo este año me he atrevido con los famosísimos DEDOS DE ...

recetas de primeros aperitivos empresas colaboradoras ...

Escobas de bruja

Hace muuucho tiempo que quería hacer este aperitivo tan gracioso, ya se que está muy extendido por toda la blogosfera pero a mi me hacía mucha ilusión de tenerlo entre mis recetas de Hallowen y aquí están por fin. He aprovechado unos palitos de pan riquísimos que incluía mi caja Degustabox, asi que abrí el paquetito y me puse manos ala obra y hemos tenido hoy un aperitivo de lo mas rico y diverti ...

trucos y consejos hallowen huevos ...

Huevos podridos y dedos de bruja para la noche de Halloween.

Halloween está a la vuelta de la esquina y aunque es una fiesta que se celebra en la noche del 31 de octubre, sobre todo en países anglosajones, se ha ido extendiendo y en los últimos años también se celebra en España. Halloween viene de la contracción de la expresión All Hallows" Eve, "Víspera de Todos los Santos" Las actividades típicas de Halloween son el famoso truco o trato, ...

halloween recetas de galletas recetas para halloween ...

Dedos de Bruja

Dedos de Bruja Seguimos preparando nuestra menú para la noche de Halloween y como no nos puede faltar un postre, hemos preparado estos Dedos de Bruja terroríficos súper fáciles y ricos. Ingredientes (para unas 20 galletas aproximadamente) 250 gramos de harina de trigo 125 gramos de azúcar glass 2 huevos 125 gramos de mantequilla Un puñado de almendras Esencia de vainilla Mermelada de fresa (opcion ...

halloween aperitivos

DEDOS DE BRUJA (RECETAS DE HALLOWEEN)

Segunda entrega de las recetas supersencillas para la noche de Halloween. Esta es tan fácil que no vais a tardar más de dos o tres minutos en prepararla. Con solo 3 ingredientes tenéis una receta para asustar a todos los comensales, jeje. Hoy os traigo unos dedos de bruja que se hacen con salchichas, tomate frito y unas almendras tostadas, más fácil imposible. Esta receta se la dedico a mi sobrino ...

chocolate dulce halloween

Sombreros de bruja de chocolate con sorpresa

Jueves, a nada del fin de semana y de la noche más terrorífica del año. Los detractores de Halloween estaréis hasta las narices de brujas, calabazas, arañas... diréis que hace años ni siquiera estaba de moda... aunque en mi pueblo, como ya os comenté en otras ocasiones, hace casi 30 años que celebramos el Samaín, nuestro Halloween gallego, que es el que a mi me gusta porque me trae buenos recuerdo ...