comunidades

Pan de calabaza y nueces Tm6



Estoy más panarra que nunca. Desde que lo hago con masa madre no paro. En el restaurante de nuestros amigos de La Viscaya en Castalla, probamos esta pan de calabaza y nueces y nos encantó. Así que me puse manos a la obra, con la ayuda de mi pinche favorito.

En esta receta cocí la calabaza en la thermomix, para comprobar cuánto tiempo tardaba en cocerse. Pero la próxima vez, creo que para ahorrarme tiempo la voy a cocer en el microondas, ya que tardé un buen rato para que la thermomix bajara la temperatura y poder seguir con el amasado y los reposos.

Ingredientes:
300 gr. de calabaza pelada y troceada
15 gr. de aceite de oliva
400 gr. de harina de fuerza

100 gr. de masa madre
15 gr. de levadura fresca de panadería

una cucharadita de sal

100 gr. de nueces peladas

Preparación:

1.- Ponemos en el vaso la calabaza troceada y limpia junto con el aceite. Picamos la calabaza 30 segundos, velocidad 5 y después la cocemos 10 minutos, 100º, velocidad 1. Como ya os he comentado, podéis cocerla en el microondas.





2.- Sacamos el vaso de la thermomix y quitamos la tapa para que se enfríe. Si veis que por al temperatura ambiente tarda en enfriarse el vaso, lo podéis meter en la nevera un par de minutos.

3.- Volvemos a poner el vaso en su lugar y añadimos la harina, la levadura, la masa madre y la sal. Programamos 30 segundos, velocidad 4 y amasamos 3 minutos con velocidad espiga.



4.- Mientras está amasando, picamos las nueces y las vamos echando por el bocal.



5.- Sacamos del vaso sobre una hoja de papel de hornear enharinada y dejamos reposar de 30 minutos a una hora, tapada con un paño o papel transparente.



6.- Una vez que ha doblado su volumen, amasamos con las manos durante un par de minutos para sacarle el aire y darle la forma que queremos. Yo en este caso hice bollitos de pan, pero podéis darle forma de barra o de coca, a vuestro gusto. Volvemos a dejar reposar otra vez de 30 minutos a 1 hora tapado con un paño o papel transparente.



7.- Cuando haya vuelto a doblar el volumen, precalentamos el horno a 200º y ponemos en el fondo un recipiente tipo pirex con agua, para que salga la corteza crujiente. Horneamos a esa temperatura durante 10 minutos. Después bajamos la temperatura a 180º y seguimos horneándolos durante otros 10 minutos o hasta que veamos que empiezan a estar dorados. Ya sabéis que cada horno es distinto.

8.- Sacamos del horno, dejamos enfriar y listos para comer.



Fuente: este post proviene de Blog de Cantarina66, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Desde hace unos años, se ha puesto de moda el secreto de cerdo. Esta parte del cerdo, se encuentra entre la paletilla y la panceta. El nombre lo recibe porque al estar en la región interna su corte qu ...

Este aperitivo fue una improvisación que nos encantó. Tenia un poco de ensaladilla y una lámina de hojaldre y la cantidad de ensaladilla no daba de sí para las porciones de que tenía preparadas. De ah ...

Etiquetas: Masas

Recomendamos