La valoración media de 110 personas es: Muy buena

Tomate frito casero

Cómo hacer tomate frito casero


La verdad es que nunca pensé que hacer tomate frito casero fuese tan rápido y sencillo. ¿Queréis saber cómo se lleva a cabo? Pues seguid leyendo, que os lo cuento todo.

No sé si os pasará lo mismo, pero al vivir sola, los alimentos se estropean antes, porque no los consumes con la misma rapidez que en otras casas. Y con la llegada del verano, lo primero que se echa a perder son, sobre todo, los vegetales.

En mi caso, suele ocurrir mucho con los tomates, pues maduran muy rápido, incluso estando en la nevera. Y la verdad, me canso de comer todos los días ensalada de tomate de todas las formas posibles, ¡jajaja!

Así que me dije, voy a buscar alguna receta alternativa y así fue como encontré la forma de elaborar tomate frito casero. Ya os digo, me quedé impresionada con lo fácil que es.

INGREDIENTES:

Tomates maduros.

Aceite.

Sal.

1º. Partimos el tomate en rodajas y le quitamos todas las pepitas de su interior. Ya que esas pepitas son las que le dan ese toque amargo al tomate. Finalmente, volvemos a cortar esas rodajas en pequeños trozos. Cuanto más pequeños sean, mejor, porque así se cocinarán antes.

Cómo hacer tomate frito casero


2º. Vertemos todo en una sartén con abundante aceite y dejamos que se haga al fuego, hasta que se deshaga el tomate por completo y siempre condimentándolo con sal. Veréis como, poco a poco, se irá tornando la mezcla en un rojo intenso, parecido al tomate frito que se vende en el supermercado.

Cómo hacer tomate frito casero


3º. Después, para que no quede grumoso, lo pasamos por la batidora, así quitamos esa piel del tomate, que se resiste a deshacerse. Luego volveremos a echarlo al fuego unos minutos más y ya tendremos listo nuestro tomate frito casero.

Cómo hacer tomate frito casero


Como veis, no se tarda nada, es muy sencillo de elaborar y encima, es una receta de aprovechamiento, porque aprovechamos esos tomates maduros, que ya no valen para una ensalada cualquiera.

Fuente: este post proviene de Azúcar y Orégano - El recetario gastronómico 2.0, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

recetas de primeros salado salsas ...

Tomate frito casero

Hola amigos ¿qué tal? Hoy tengo para vosotros una elaboración muy sencilla que os ahorrará mucho dinero, como hacer tomate frito casero. Además de ahorraros dinero, para mi gusto está mucho mejor que el comprado, y aunque pueda parecer una tontería, un buen tomate frito casero puede ser el elemento diferencial de una receta, aunque por otro lado, seguro que no dejáis un trozo de pan vivo en casa d ...

salsas aceite de oliva receta de tomate frito casero ...

Receta de tomate frito casero

Con esta entrada te enseño la receta de tomate frito casero. Bueno, en realidad no hay una receta original de cómo hacerlo, así que te muestro como lo hago yo. Siempre procuro que en casa no falte el tomate frito casero, ya que me permite usarlo en muchas recetas, siempre te echa un cable cuando no sabes qué poner de comer o cuando tienes prisas y no te puedes entretener en la cocina. Por ejemplo ...

general cocina conserva ...

CONSERVA DE TOMATE FRITO CASERO

Acabamos de regresar del pueblo y nos hemos traído unos tomates recien cogidos de la mata. Ya sé que se pueden comprar todo el año, pero nada como cogerlos en temporada y a muy buen precio. Además estos nos los ha regalado mi tío David y cultivados por él mismo. Esto no tiene precio! Son muchas las propiedades del tomate y también son muchas las maneras de consumirlo. Para esta entrada he elegid ...

ARCHIVOS DE COCINA RECETAS Salsas y especias ...

Tomate frito

Vamos a hacer un Tomate frito casero con un sabor excepcional que no solo usaremos para comer tal cual, sino que nos servirá para hacer otras recetas, como base para una Salsa Bolognesa o unos ragús increíbles, para tus pizzas, unas tostadas deliciosas, para usarla con tus pastas, con una clásica polenta, con unos huevos fritos y punto o lo que se te ocurra, pero sobre todo, para usarla en lo que ...