comunidades

Mateo 3

Predicación de Juan el Bautista

Mateo 3 2. Y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

El significado fundamental de arrepentirse (gr. Metanoeo) es "volverse". Es abandonar los malos caminos y volverse a Cristo, y por medio de Él a Dios.

Juan 14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre

Hechos 8:22 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón.

Hechos 26:18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

1 Pedro 2:25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

1.      La decisión de volverse del pecado a la salvación en Cristo incluye la aceptación de Cristo no sólo como Salvador de la condena del pecado, sino también como Señor de la vida de quien lo acepta. Así que el arrepentimiento implica un cambio de amos: el señorío de Satanás (Efesios 2:2 En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia.) al señorío de Cristo y de su Palabra.

2.      El arrepentimiento es una decisión libre de parte del pecador, hecha posible mediante la gracia capacitadora dada a él al oír el evangelio y creer en Cristo (Hechos 11:21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor).

3.      La definición de la fe salvadora como un simple "confiar" en Cristo como Salvador es totalmente insuficiente a la luz de la exigencia que Cristo hace del arrepentimiento. El definir la fe salvadora de manera que no incluya necesariamente un rompimiento radical con el pecado es distorsionar de modo peligroso el punto de vista bíblico de la redención. La fe que incluye el arrepentimiento siempre es una condición para la salvación.

Marcos 1:15 Diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

Lucas 13:3,5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente; Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Hechos 2:38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Hechos 3:19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.

4.      El arrepentimiento fue un mensaje fundamental de la predicación de los profetas del AT

Jeremías 18:8 Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual habré, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles.

Ezequiel 18:30 Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina.

Joel 2:12-14 Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios?

Malaquías 3:7 Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

de Juan el Bautista (Mateo 3:2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado) de Jesucristo (Mateo 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mateo 18:3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Lucas 5:32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.) y de los creyentes del NT (Hechos 2:38, Hechos 8:22, Hechos 11:18 Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles a dado Dios arrepentimiento para vida!; 2 Pedro 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento). La predicación del arrepentimiento siempre debe acompañar el mensaje del evangelio (Lucas 24:47 Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.).

Mateo 3 7. Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?

Dos de los grupos religiosos más prominentes en el judaísmo eran los fariseos y los saduceos.

1.      Los fariseos eran un grupo religioso que se adhería a todo el AT y a sus propias interpretaciones humanas de él. Ponían un énfasis especial en que la salvación se obtenía por la obediencia de la letra de la ley de Dios y a las interpretaciones que ellos hacían de esa ley. Enseñaban que el Mesías que vendría sería un gobernante terrenal que los ayudaría a dominar a las naciones y que obligaría a todas las personas a obedecer la ley de Dios. Sin embargo, su religión era sólo exterior sin la piedad interior del corazón (Mateo 23:25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.), y se negaban a reconocer la depravación de su propia naturaleza. De una manera general se opusieron a Jesús y a su mensaje de que la religión es un asunto del corazón y del espíritu, y no simplemente una obediencia legalista a los mandamientos de las Escrituras (Mateo 9:14 Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo ¿Porqué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan?; Mateo 23:2-4 En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; más no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.; Lucas 18:9-14 A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el republicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.)

2.      Los saduceos eran los liberales de su época, que se oponían a lo sobrenatural. Aunque parecía que aceptaban la ley de Dios, en realidad negaban muchas de sus enseñanzas. Rechazaban las doctrinas de la resurrección, de los ángeles, de los milagros, de la inmortalidad y del juicio venidero. Su vida era mundana y moralmente débil. También eran perseguidores de Jesucristo (Mateo 16:1-4 Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! Que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis! La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue.)

Mateo 3 8. Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento

El arrepentimiento genuino irá acompañado del fruto de justicia. La genuina fe salvadora y la conversión tienen que manifestarse mediante una vida que abandone el pecado y lleve frutos piadosos. Los que dicen que creen en Cristo y son hijos de Dios, pero no viven de tal manera, que produzcan buen fruto, son como árboles que habrá que cortar y arrojar al fuego (Mateo 8:10-12 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel, he hallado tanta fe. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.).

Mateo 3 11. Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

Juan enseña que la obra del Mesías que viene incluirá el bautismo de sus seguidores en el Espíritu Santo y fuego, un bautismo que da gran poder para vivir y testificar de Él.

Mateo 3 13. Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.

Jesús fue bautizado por Juan por las razones siguientes:

1.      A fin de cumplir toda justicia (Mateo 3:15 Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia.; Levítico 16:4 Se vestirá la túnica santa de lino, y sobre su cuerpo tendrá calzoncillos de lino, y se ceñirá el cinto de lino, y con la mitra de lino se cubrirá. Son las santas vestiduras; con ellas se ha de vestir después de lavar su cuerpo con agua; Gálatas 4:4-5 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.). Mediante el bautismo Cristo se consagró públicamente a Dios y a su reino, y de esa manera cumplió el requisito de justicia de Dios.

2.      Para identificarse con los pecadores, aunque Jesús mismo no necesitaba arrepentirse de pecado (2 Corintios 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia delante de Dios en él.; 1 Pedro 2:24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.).

3.      Para asociarse con el nuevo movimiento de Dios que estaba llamando a todos al arrepentimiento; nótese el mensaje de Juan el Bautista como el precursor del Mesías (Juan 1:23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.; Juan 1:32-33 También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él. Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ese es el que bautiza con el Espíritu Santo.).

Mateo 3 16. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

Todo lo que hizo Jesús ?su predicación, sus sanidades, su sufrimiento, su victoria sobre el pecado- lo hizo mediante el poder del Espíritu Santo. Si Jesús no podía hacer nada sin el obrar del Espíritu Santo, cuánto más necesitan sus seguidores el poder del Espíritu (Lucas 4:1 Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto; Lucas 4:14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor; Lucas 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; Juan 3:34 Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.; Hechos 1:2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; Hechos 10:38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.). El Espíritu vino sobre Jesús para capacitarlo con poder para su obra de redención. Cristo mismo bautizaría después en el Espíritu Santo a sus seguidores para que también ellos tuvieran la capacitación del Espíritu (Hechos 1:5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días; Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venidos sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.; Hechos 2:4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.).

Mateo 3 17. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

El bautismo de Jesús es una manifestación extraordinaria de la Trinidad.

1.      Jesucristo, que declaró que es igual al Padre (Juan 10:30 Yo y el Padre uno somos.), es bautizado en el río Jordán.

2.      El Espíritu Santo, que también es igual a Dios (Hechos 5:3-4 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? Y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.), baja sobre Jesús como una paloma.

3.      El Padre declara que está muy complacido con Jesús. Así que hay tres personas divinas e iguales.

Es contrario a la integridad de las Escrituras el explicar ese acontecimiento de alguna otra manera. La doctrina trinitaria de Dios enseña que esas tres Personas divinas existen en tal unidad que son un solo Dios (Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; Juan 15:26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí;

1 Corintios 12:4-13 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.

Efesios 2:18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

1 Pedro 1:2 Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.).

Fuente: este post proviene de Bienvenido a casa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Noviembre

El estado de ánimo repercute en tu percepción del dolor Convivir con el dolor no es fácil, sobre todo si es crónico (hablamos de él cuando dura más de seis meses). Pero sentirse desanimada y triste no ...

Mateo 6

Mateo 6 1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. El principio establecido ...

Empanadillas de atún

Una receta rápida y fácil para los días de mucho estrés! Ingredientes: 2 Paquetes de obleas para empanadillas (en la foto aparece uno nada más) 2 Huevos para cocer 4 Latas pequeñas de atún al natural ...

Recomendamos