comunidades

PASTEL FRÍO DE REMOLACHA, CALABAZA Y NABO CON QUESO DE CABRA y de propina SOPA FRÍA DE REMOLACHA





Lo primero recordaros de estoy de SORTEO y que si os apuntasteis el primer día tenéis que volver a hacerlo, porque se me borraron todos los comentarios. El caso es que activé los comentarios de Google + sin leer la letra pequeña y resulta que con este sistema sólo pueden comentar personas que tengan cuenta en Google+, el resto no. Así que me avisó gente que no podía apuntarse y decidí desactivarlo, porque además indexaba los comentarios de una manera rara y no me gustaba. Lo malo fue que al hacerlo perdí los comentarios que se habían hecho durante el tiempo que tuve instalado este sistema (3 semanas) y, claro, los de los que os habíais  apuntado al SORTEO. 

En febrero florecen las mimosas y cuando esto ocurre a mí se me pone ya cuerpo de primavera, da igual que llueva, truene o nieve, yo ya tengo la cabeza en la nueva estación y la sonrisa en los labios. Este pastel es muy primaveral, porque es frío y con un colorido muy bonito; la receta está inspirada en una de Sweet Paul Magazine, , pero como yo aquí no he visto nunca remolacha de diferentes colores, he utilizado diferentes verduras para crear ese efecto de degradado de colores: rojo de la remolacha, calabaza para el naranja, aunque la próxima vez voy a utilizar zanahorias, porque la calabaza se deshace un poco y nabo para el blanco. Descubrí los nabos hace poco y me gusta mucho su sabor y textura suave, los suelo añadir al cocido y rallado a la sopa de verduras.



INGREDIENTES 

250 gr. de remolacha cocida 
250 gr. de nabo  
250 gr. de calabaza o zanahoria  
200 gr de queso de cabra tierno 
Sal en escamas 
Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN  

Pelar los nabos y la calabaza. 
Cocerlos por separado, sin que queden demasiado tiernos.   
Forrar un molde de plum cake con papel de film. 
Cortar  la remolacha, el nabo y la calabaza en rodajas . 
Rallar el queso y reservar. 
Poner una capa de remolacha y cubrir con un poco de queso, poner la siguiente capa  y más queso, seguir con la calabaza y con el nabo, alternando capas de verdura y queso. Poner bien de queso entre las capas porque es lo que va a hacer de "cemento" del pastel.
Tapar y poner encima peso para que se prense. 
Dejar reposar hasta el día siguiente. 
Servir  frío cortado aliñado con un chorrito de aceite de oliva virgen y sal en escamas.



SOPA FRÍA DE REMOLACHA

Como no sabía exactamente cuanta verdura iba a necesitar, hice más de la cuenta de todo y se me ocurrió hacer un puré con todas las verduras que me habían sobrado. Así, de primeras y caliente, no me pareció muy allá, así que lo metí en el frigorífico y al día siguiente cuando lo probé frío me gustó más;lo aliñé con sal , aceite de oliva virgen,  vinagre de sidra y un poco de orégano  y quedo buenísimo: una especie de gazpacho. 



INGREDIENTES 

Remolacha cocida 
Nabo  cocido
Calabaza o zanahoria  cocidos
Queso de cabra tierno ralaldo para adornar
Sal
Aceite de oliva virgen extra.
Viangre de sidra 
Orégano

PREPARACIÓN

Triturar todas las verduras y añadir agua para aligerar o el propio caldo de las verduras.
Dejar enfriar y aliñar con la sal el aceite, el vinagre y el orégano.
Servir adornado con el queso rallado.

Hoy dos recetas por el precio de una, de esas que salen por casualidad y resultan un acierto.

Besitos


Fuente: este post proviene de El Nido de Mamá Gallina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos