comunidades

Cinco platos de cuchara {para cuando el frío aprieta}

Hace frío. No es que sea el invierno más frío que yo recuerdo, pero por fin está empezando a hacer frío. El fin de semana pasado estuvimos en nuestro huertito y encontramos trozos de hielo entre las hojas de las coles, además de la desagradable sorpresa de que nuestra alcachofa, con lo que había crecido durante el otoño, se había congelado. Una pena. La podamos y, bueno, a ver si es capaz de tirar para adelante.

La cuestión es que llegamos a casa, a la hora de comer, heladitos, con ganas de meternos al cuerpo un plato de cuchara, de esos calentitos para entrar en calor. Así que, por si a vosotros os pasa parecido os traigo una selección de platos de cuchara deliciosos, para comer caliente y rico.

Voy a comenzar sugiriendo un delicioso potaje que, aunque en Madrid es típico de la época de cuaresma, no veo inconveniente en servirlo en cualquier otro momento del año. Se trata del clásico potaje de garbanzos, espinacas y bacalao desalado, un plato muy completo que nos va a servir como plato único.

Los garbanzos y el bacalao tienen que ponerse en remojo la noche anterior y el agua para desalar el bacalao tiene que cambiarse tres veces. Una vez hecho esto se ponen a cocer los ingredientes junto con dos hojas de laurel. Una vez tiernos, se hace un sofrito con una cebolla y un poco de pimentón y harina que se incorpora a la olla para trabar el caldo. A la hora de servir, se añaden un puñado de espinacas frescas y un huevo cocido y se deja hervir otro rato para que se incorpore todo bien.

PUEDES VER LA RECETA COMPLETA DEL POTAJE DE CUARESMA AQUÍ.
Otro plato contundente y calentito es el tradicional pote de berzas asturiano. Las berzas son una verdura de invierno y comienzos de la primavera, muy típica en la gastronomía del norte de España. Suele consumirse en un guiso conocido como pote en el que las berzas se combinan con patatas y algunos embutidos como chorizo o morcilla. Tras cocer estos ingredientes juntos durante el tiempo suficiente para que estén tiernos, se añade un sofrito similar al del potaje anterior, con cebolla y pimentón y, en este caso, además azafrán y vino blanco. Para resucitar a un muerto, vaya.

PUEDES VER LA RECETA COMPLETA DEL POTE DE BERZAS AQUÍ.


Otro potaje bien rico es el que hacían las madres de antes y que, por suerte, las madres de ahora estamos empezando a recuperar. En esta ocasión es el de la madre de Adela. Necesitamos embutidos y carnes de buena calidad, garbanzos, alubias, cebollas y ajos: se rehogan la cebolla y los ajos junto con las carnes. Se incorporan las legumbres y el agua necesaria para cubrirlas y se pone a cocer hasta que estén tiernas. Se llama potaje en amarillo por el color que adquiere al añadirle colorante alimentario. Sencillo y, desde luego, perfecto para entrar en calor.

PODÉIS VER LA RECETA COMPLETA DEL POTAJE EN AMARILLO AQUÍ.

Si tenéis niños en casa, me apuesto algo a que los potajes y potes os dicen, tururú. Los míos comen muy bien el cocido y las lentejas, pero para de contar. Bueno, pues aquí tenéis un plato de cuchara que van a adorar: se trata de unos macarrones con caldo. Hay que rehogar la cebollita junto con el tipo de carne elegida (en este caso, longanizas y magro de cerdo) y añadir un poco de tomate triturado. Se añade caldo de carne, de verduras o simplemente agua y después los macarrones. Estoy segura de que los cachorritos van a adorar este plato y más de un mayor también.

PODÉIS VER LA RECETA COMPLETA DE LOS MACARRONES CON CALDO AQUÍ.

Imposible hablar de platos de cuchara y no mencionar los fideos. Los que os muestro ahora están cocinados con almejas, un plato que bien nos vale para una comida familiar si queremos sorprender. Rehogaremos cebolla y ajo, añadiremos caldo de verduras (también podría ser de pescado) y atún en daditos. Después habrá que cocer los fideos y añadir las almejas solo un par de minutos antes de terminar la cocción. Sencillo, delicioso y reconfortante.

PUEDES VER LA RECETA COMPLETA DE LOS FIDEOS CON ALMEJAS AQUÍ.


Espero que hayáis entrado en calor con estos platos de cuchara. Tal vez necesitas pan para acompañar: puedes ver muchos en mi blog, pinchando aquí.

¡Feliz miércoles!

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos