comunidades

CÓMO HACER TAMALES MEXICANOS

COLABORACIONES

Los TAMALES son un alimento típico de muchos países de América Latina. Pero ¿sabes cómo hacer tamales? Se preparan normalmente a base de una masa de maíz o de arroz que se rellena de carne de vaca, de cerdo, pollo o pescado, verduras, chiles, frutas, salsas y otros ingredientes. Incluso se están introduciendo rellenos veganos para los seguidores de este tipo de dieta. Una vez preparado el relleno se envuelven en hojas de mazorca de maíz o de platanera, aguacate y otros árboles y se cuece en agua o al vapor. Pueden ser dulces o salados.


Imagen de JORGE RODRIGUEZ en Pixabay

TAMAL significa “envuelto”, su origen se lo disputan varios países de América Latina y su forma de elaboración varía dependiendo del país que visitemos.

En MÉXICO, es dónde hay más variedad. Son un emblema de su cultura, y cada 2 de febrero, Día de la Candelaria, las familias mexicanas acostumbran a reunirse para comer tamales. El origen de esta tradición deriva de una mezcla entre celebraciones de la tradición católica y ceremonias de culturas prehispánicas.

¿Y por qué en México comen tamales en 2 de febrero? Porque en México, la tarde del Día de Reyes se come la Rosca de Reyes, en cuyo interior y como sorpresa se suele meter un muñequito que representa al Niño Jesús. Pués bien, es costumbre que la persona a la que le sale el “niño”, ofrezca tamales a sus invitados el Día de la Candelaria, fecha que coincidía en tiempos prehispánicos con la bendición del maíz en el calendario azteca.

Hay dos tipos de tamales: los que están envueltos en hojas de maíz y los que están envueltas en hojas de plátano. La diferencia entre uno y otro radica en el hecho de que en los de maíz el sabor de los ingredientes está mucho más potenciado, mientras que en los de plátano éstos conservan mucha más grasa y jugosidad después de cocinarlos.


Imagen de Marten Holdway en Pixabay
Los ingredientes que se incluyen en su preparación distinguen el lugar en el que se preparan: en Yucatán los suelen rellenar de cochinita pibil; en Oaxaca de iguana o armadillo en mole y en las Costas Nayaritas, de picadillo de camarón fresco. En la Ciudad de México se preparan tamales verdes con pollo o cerdo, tamales rojos, de mole, y de rajas con queso dulce.

Hay multitud de puestos callejeros y restaurantes que los preparan, pero no son nada difíciles de elaborar, por lo que puedes prepararlos en casa y disfrutar de esta maravilla culinaria.

Pero, ¿qué necesitas para prepararlos?

1) HOJAS DE MAÍZ, que tendrás que remojar en agua caliente con un poco de lejía apta para lavar alimentos. Hay que tenerlas en remojo durante un par de horas hasta que se pierdan su rigidez. Después tienes que escurrirlas y secarlas muy bien. También puedes utilizar HOJAS DE PLÁTANO, pero hay que asarlas antes de poder cortarlas en cuadrados de 20 * 20 cm.


Imagen de GraphicsSC en Pixabay

2) Una VAPORERA para cocer los tamales.

3) HARINA DE MAIZ NIXTAMILIZADO. Esta harina se elabora con maíz integral de la mejor calidad, libre de transgénicos, 100% natural, sin conservantes ni aditivos con el mejor sabor y aroma, y es ideal para hacer sopes, tortillas, tamales, gorditas, etc, y muchas más RECETAS DE COMIDA MEXICANA.

A 1 Kg de esta harina hay que agregarle 1 cucharadita de levadura química o polvo para hornear y 1 cucharadita de sal, 1 taza de caldo de pollo templado y 200 grs de manteca de cerdo. Hay que mezclar todos los ingredientes a mano o con una batidora, evitando que la masa tenga una consistencia aguada o que queden grumos. Al final deberá tener una consistencia suave y esponjosa.

Una vez realizados todos estos pasos ya está lista la masa.

Si notas que la masa está algo seca, echa un poco más de caldo, si notas que está aguada, agrega un poco más de masa de tamales o harina. Un TRUCO para saber si la masa está en su punto, es formar una bolita con un poco de masa y echarla en un vaso con agua. Si la bolita flota, la masa está en su punto óptimo.

Solo hay que colocar una cantidad pequeña de esta masa sobre una hoja de maíz o de plátano y rellenarlo con los ingredientes que más te gusten

4) EL RELLENO, puede ser de carne de pollo en salsa verde, carne de cerdo en chile colorado, chocolate con nueces y plátanos, durazno con arándanos y coco, elote y queso, etc.

Una vez envueltos los tamales se ponen a cocer en una vaporera durante una hora aproximadamente. Pon la rejilla en el fondo de la vaporera, y vierte el agua necesaria pero sin que llegue a tocarla; encima coloca una cama de hojas de maíz o de plátano y sobre éstas coloca los tamales en forma vertical; cúbrelos con más hojas y tápalo todo con un trapo de cocina húmedo.


Imagen de Víctor González en Pixabay
La cocción suele realizarse entre 45 minutos y 1 hora. Hay que estar pendiente durante todo ese tiempo para evitar el agua se consuma del todo. Cuando la masa está cocinada y se desprende fácilmente de la hoja, los tamales ya están cocidos.

Es un plato rico en carbohidratos y muy calórico. Un solo tamal tiene el 40% de lo que el cuerpo necesita en un día, cada 100 gramos aporta unas 153 calorías, por eso los nutricionistas aconsejan prepararlos con harina integral, sin azúcar o con sustitutivos del azúcar como la stevia, y si llevan mucha verdura mucho mejor.

Muchos de los productos que se utilizan para preparar los tamales no son fáciles de encontrar en España, por eso lo mejor es que intentes adquirirlos en alguna tienda física u online de productos cien por cien mexicanos, con lo que tendrás garantizada su calidad.

Si te han gustado los tamales, ya sabes, ¡a cocinar!

¡Nos vemos pronto!

Blanca

Fuente: este post proviene de Tu ves y yo hago, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Es la tarta más fácil del mundo. Esta GALETTE DE MANZANAS Y PECANAS, no necesita molde y tampoco necesitas esforzarte para que quede bonita. No es demasiado dulce y está tan jugosa que se come sin dar ...

Recomendamos