La cucharita del postre Idea guardada 0 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

SEMANA SANTA 2015 (I): TORRIJAS AL BOURBON

Hola Cuchariter@:
Hoy mismo damos el pistoletazo de salida oficial de la Semana Santa con la procesión del Domingo de Ramos, aunque en muchas ciudades ya nos llevan algunos días de ventaja. La verdad es que no soy mucho de procesiones, ni de cofradías, ni de salir de capirote, pero los postres típicos de la Semana Santa que nos me los toque nadie. Nos esperan unos días de comer leche frita, monas de Pascua, rosquillas, buñuelos... Vamos, que es en la época del año en la que más nos esmeramos con los postres. No se podrá comer carne, pero nos ponemos tibios de dulces. ¿Te quedas a degustar las TORRIJAS AL BOURBON que te traigo esta semana? Las torrijas de siempre aromatizadas con vainilla al bourbon... ¡El no va más!


Las torrijas es, desde hace siglos, el postre por excelencia de la Semana Santa. Se dice que nacieron en los monasterios españoles para aprovechar todo el pan duro que les sobraba, puesto que la Cuaresma era un periodo en el que se hacía más ayuno, sobre todo de carne y se consumía menos pan. ¡Bendita Cuaresma que nos trajo este postre tan rico!
INGREDIENTES (para 8-10 torrijas):


El tipo de pan es fundamental para que la torrija sea cremosa, esponjosa y la corteza no sea un obstáculo para conseguir un postre redondo. En esta época suelen vender pan específico para hacer torrijas: con la corteza más fina y una miga capaz de absorber leche como una esponja. El pan debe de estar más bien duro para que no se rompa, así que conviene comprarlo un par de días antes y dejar que se endurezca. Si no encuentras este pan, no te preocupes y usa el que tengas. Que el pan no te detenga para hacer tus torrijas.
ELABORACIÓN:
1. Pon la leche a calentar.


2. Añade la ralladura de limón. También puedes poner la corteza entera evitando la parte blanca de la misma, ya que puede dar un toque amargo. Yo prefiero poner ralladura y luego encontrármela al comerme la torrija. ¡Es lo más!


3. Incorpora también la ralladura de naranja.


4. Añade el azúcar...


5. ...y unas ramitas de canela.


6. Por último, añade una cucharadita de pasta de vainilla al bourbon. Yo la he utilizado de la marca Home Chef. Tiene un aroma y un sabor indescriptibles y le aporta un chispazo especial de sabor a las torrijas que las hace irresistibles.


  
7. Deja que la leche se caliente a fuego medio. Poco a poco irán subiendo a la superficie las semillas de la vainilla. Cuando empiece a hervir, retira del fuego y cubre el cazo con film transparente. Así lograremos infusionar la leche con todos los aromas que hemos añadido y evitaremos que el azúcar se pueda quemar. Lo tendremos tapado unos 15 minutos y, a la vez, conseguiremos que la leche se vaya templando.


8. Corta rebanadas de pan para torrijas de dos dedos de grosor y ponlos en una fuente. Con una cuchara, reparte la leche sobre el pan por ambas caras. 


9. El pan debe de quedar muy empapado de leche, pero sin llegar a romperse. Cuando más leche absorban, más esponjosas y cremosas quedarán tus torrijas. Ve añadiendo leche hasta que la torrija ya no admita más.


10. Pásalas por huevo batido.


11. Fríe en abundante aceite de oliva suave o de girasol hasta que quede bien dorada. En un par de minutos las tendrás listas. Conviene que el aceite no esté extremadamente caliente para que las torrijas se hagan bien y no se quemen enseguida.


12. Déjalas escurrir en un plato con papel de cocina absorbente para que suelten todo el exceso de aceite.


13. Pásalas por azúcar y canela para que queden bien dulces y deliciosas.


Y por fin podrás degustar unas torrijas tan ricas como éstas:














Las puedes tomar tal cual, acompañadas de miel, de helado de vainilla o leche merengada, de fruta salteada con azúcar y mantequilla o como las he presentado yo: con caramelo líquido y crocanti de almendra. De todas las formas posibles están ricas. Lo fundamental para conseguir una torrija de 10 es queden muy cremosas por dentro, como si te estuvieras comiendo unas natillas.
Espero que las hagas en casa: ya has visto que son muy fáciles de hacer y, económicamente, son un postre muy asequible para todos los bolsillos. Que te queda pan duro en casa... ¡pues haz torrijas! No te lo pienses dos veces y endulza tu Semana Santa con un plato hasta arriba de torrijas.
Hoy estreno cuenta en Instagram, que era una de las pocas redes sociales que se me ha ido resistiendo a lo largo de estos meses por falta de tiempo. Espero ir subiendo fotos del día a día de La Cucharita para compartir miles de momentos dulces.  Y, como siempre, te espero en la Fan Page de Facebook, en la que cada día somos más y eso... ¡Me encanta!
Te espero la semana que viene con otra receta de Semana Santa. ¿Te imaginas qué puede ser?
Un abrazo enorme.
Jon
Fuente: este post proviene de La cucharita del postre, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Rollo de pavlova de cítricos

Hola Cuchariter@: ¡Ya se han acabado las vacaciones! Lo digo con un poco de nostalgia, pero también con ganas porque ya iba siendo hora de volver a la normalidad, tener un poco de disciplina en cuanto ...

Recomendamos