Cocina

Galletas para Matilde Idea guardada 86 veces
La valoración media de 23 personas es: Muy buena

Hojaldre para bollería


Hojaldre para bollería


Hoy me he puesto manos a la obra con una masa muy especial, el hojaldre. Antes de que nadie se eche las manos a la cabeza pensando que se trata de una masa dificilísima e imposible de hacer en casa, os animo a que le leáis el paso a paso y veáis el proceso en fotos. Es cierto que el desarrollo es largo y os llevará unas horas llegar a conseguir esta estupenda masa, pero la realidad es que se trata más bien de tener gran paciencia y seguir los pasos en su momento. Hoy os traigo la receta de masa de hojaldre para bollería.

Podemos encontrar dos tipos de masa de hojaldre, la que usamos para tartaletas, palmeritas o milhojas y que que se emplea para hacer bollería. Esta última es una masa de hojaldre que necesita cierta fermentación para que crezca por lo que lleva levadura, a diferencia de la otra. Hay dos causas por las que esta masa va a crecer, por un lado la acción de la levadura que fermentará la masa, y por otro el vapor que desprenderá la mantequilla al hornearse, que hará que se desprendan las capas formando un hojaldre perfecto. Por esto es fundamental que la masa esté siempre fría mientras la trabajamos, así evitaremos que la mantequilla se derrita y estropee el efecto en el horneado.

Si tenéis una tarde de esas en las que lo que queréis es estar en casa, es la perfecta para ponerse con esta receta. El resultado es de categoría y vale mucho la pena prepararla. En el próximo post haremos cruasanes con esta masa, así que, manos a la obra.

 RACIONES: 10

DIFICULTAD: alta

TIEMPO: 5 horas

HOJALDRE PARA BOLLERÍA:

250 gr. HARINA DE FUERZA

250 gr. HARINA NORMAL

10 gr. SAL

25 gr. LEVADURA FRESCA DE PANADERO

25 gr. MANTEQUILLA

250 ml. AGUA

50 gr. AZÚCAR

300 gr. MANTEQUILLA PARA EL PLEGADO
1.- En una taza mezclamos la levadura desmenuzada con 50 ml. del agua que vamos a necesitar. Dejamos que se disuelva por sí sola durante unos minutos y mezclamos con un tenedor.

2.- En un bol mezclamos las harina, la sal, el azúcar, los 25 gr. de mantequilla cortada en dados y 200 ml. de agua. Comenzamos a integrar los ingredientes con un tenedor y pasamos a una superficie de trabajo para comenzar a trabajar la masa. Amasamos durante unos 10 minutos.

3.- Añadimos la levadura disuelta en agua y seguimos trabajando la masa unos 10 o 15 minutos, hasta que nos quede lisa, firme y suave. No debemos amasar la masa en exceso para evitar que se vuelva elástica. Formamos una bola y la colocamos en un bol enharinado. Tapamos con un paño y dejamos que fermente unos 30 minutos a temperatura ambiente.

4.-Pasados los 30 minutos a temperatura ambiente, tapamos el bol con papel transparente y la dejamos que fermente de nuevo , pero esta vez en un lugar cálido durante 2 horas. Un sitio perfecto para el reposo sería el horno previamente templado durante 1 o 2 minutos y apagado.

5.- Mientras la masa fermenta vamos a preparar la mantequilla para el plegado. Cortamos el bloque de mantequilla por la mitad de forma longitudinal y colocamos las dos mitades, una al lado de la otra sobre un papel transparente,  de forma que nos quede una plancha delgada y grande. Es necesario que la mantequilla esté bien fría, nunca a temperatura ambiente. Tapamos la mantequilla con el papel transparente y, con un rodillo, comenzamos a estirarla hasta que nos quede una plancha de unos 20×25 cm lisa y de espesor uniforme. Guardamos la mantequilla así estirada en el frigo para que se mantenga fría hasta el momento de utilizarla.

6.- Espolvoreamos de harina la superficie de trabajo y comenzamos a estirar nuestra masa, ya fermentada, con un rodillo. Tenemos que conseguir una plancha que mida el doble que la plancha de mantequilla que tenemos reservada. La idea es cubrir la plancha de mantequilla con la masa haciendo un sobre.

7.- Colocamos la plancha de mantequilla en el medio del rectángulo de la masa y plegamos los laterales de tal forma que la cubra totalmente. Con el rodillo comenzamos a estirar la masa hasta que nos quede una superficie de unos 40×20 cm. Es aconsejable que la estiremos siempre en el mismo sentido, de arriba hacia abajo, limitando los movimientos del rodillo en otro sentido. En este momento comenzamos con los pliegues de la masa. 

8.- Cogemos con las manos la parte inferior de la masa, la más cercana a nosotros y la llevamos hacia arriba, hasta lo que sería los dos tercios de su altura. Doblamos ahora la parte superior hacia abajo de tal forma que el pliegue quede mirando para nosotros. Se trata de dividir mentalmente la masa en tres partes, comenzar doblando la parte de abajo hacia arriba y luego tapándola con la parte de arriba. Envolvemos la masa en papel transparente y la llevamos el frigo durante unos 30 minutos.

Debemos recordar que la abertura del pliegue está hacia nosotros ya que luego, al retirar la masa del frigo debemos colocarla tal y como la dejamos.

9.- Retiramos el papel transparente y colocamos de nuevo la masa sobre la encimera de trabajo con el pliegue hacia nosotros. Giramos la masa 45 grados, dejando el pliegue a la izquierda y estiramos la masa con un rodillo hasta conseguir una plancha de unos 40×20 cm. de nuevo. Repetimos a operación de plegado, llevamos la parte inferior hacia arriba y tapamos con la parte superior de la masa del mismo modo que hicimos anteriormente, considerando la plancha dividida en tres partes. Este será el segundo de nuestros pliegues.

Volvemos a envolver la masa en papel transparente y la guardamos de nuevo en el frigo otros 30 minutos. No debemos dejar la masa mucho más tiempo en el frigo ya que aún en frío, acabaría fermentando algo y no queremos. La intención es que la mantequilla se mantenga siempre fría para que mantenga las capas de masa separadas.

10.- Retiramos la masa del frigo y repetimos la operación. Volvemos a girar la masa 45 grados en el mismo sentido, con el pliegue a nuestra izquierda, estiramos la masa hasta los 40×20 cm. aproximadamente y realizamos de nuevo los pliegues. Este sería nuestro tercer y último pliegue.

Envolvemos de nuevo la masa en papel transparente y guardamos la masa en el frigo, esta vez 1 hora.

11.- En este punto ya tenemos la masa de hojaldre lista para preparar cruasanes o napolitanas. Estiraríamos la masa hasta conseguir un espesor de medio centímetro y procederíamos a darle la forma que quisiéramos.

Aunque el proceso el largo, en realidad no requiere un gran esfuerzo. Debemos tener presente que necesitamos una masa siempre fría para que la mantequilla no se derrita en el trabajo y realizar los pliegues correctamente. El resultado será una masa de hojaldre de mantequilla casera con un sabor de diez y una cantidad de capas de lujo.

En el próximo post haremos cruasanes caseros para que podáis luciros de lo lindo y disfrutar de la mejor bollería francesa en casa.

Fuente: este post proviene de Galletas para Matilde, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tarta de puerros y jamón

  ¿No os pasa que a veces no sabéis qué cocinar?, que tienes la nevera con un montón de cosas pero no sabes qué preparar. Que llegas del trabajo sin mucho ánimo y lo que realmente te apetece es tirart ...

Flan de huevo casero

Entre los postres tradicionales, los de toda la vida, los que se preparaban en casa de siempre, el flan ocupa un puesto de excepción. Recuerdo a mi madre preparar un flan de huevo casero que quitaba e ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

recetas dulces palmeritas de nutella y coco ciambelle zuccherate ...

Bollería casera para niños

Las meriendas de los niños son las de siempre pero con algunas variaciones, además por supuesto de los típicos "bocatas" que ya dependiendo de la zona es de una cosa u otra, pero que están todos divinos. Esta bollería que os presento es ideal también para celebraciones de comuniones o cumpleaños en los que suele haber "mil quinientos" niños y padres y como a nadie le "amar ...

recetas postres dulces masa ...

Napolitanas de Chocolate (Masa de bollería hojaldrada)

¡¡Hola!! ¿Qué tal habéis empezado Diciembre? Yo cargado de cosas buenas, pero mejor no adelantar mucho!! Hoy os traigo una receta de esas que me apasionan (muchos ya saben de mi adicción al chocolate...si por mi fuese todo en esta vida llevaría un poco de chocolate!!). Lo mejor de esta receta es que la masa se puede utilizar para hacer otras piezas de pastelería, además de estas ricas napolitanas! ...

general agua de azahar bollería casera ...

Trenza de Bollería

Os dejo la receta de esta Trenza de Bollería, muy rica y nada dulce, ya que lleva poquísimo azúcar. Es ideal para tomarla de desayuno o merienda con un poco de mantequilla y mermelada o directamente sola. Es como si fuese pan pero algo dulce. Se hace en muy poco tiempo, ya que tiene truco para no esperar mucho tiempo, una vez preparada se la deja en el horno a 50 grados unos 20 minutos y lista. Le ...

bollería chocolate merienda ...

Bollería con chocolate para la merienda de los niños

Aunque merendar un zumo, algún lácteo, fruta o un pequeño bocadillo son las opciones más saludables para la merienda de los más pequeños, de vez en cuando, como les ocurre a los adultos, se merecen un capricho. La bollería, especialmente con chocolate, suele ser lo que más elegirán en esos casos. La mayor parte de las veces se opta por bollería industrial con el exceso de grasas hidrogenadas, perj ...

Blog

Bollería: las masa fermentadas

Las masas fermentadas. Bollería. ¿Qué son las masas de bollería? Las masas de bollería son masas derivadas de la masa del pan, a las que se les añaden productos que mejoran su sabor dando lugar a una amplia gama de elaboraciones. Por lo tanto podemos decir que la bollería es un surtido de masa de levadura y hojaldre propias para desayunos o meriendas, que pueden presentarse con o sin relleno. L ...

primeros platos comida sana guisos y legumbres ...

Marmitako

El marmitako es uno de los platos típicos de la cocina vasca. Una receta de esas que llamamos de aprovechamiento y que comían los pescadores vascos cuando después de pasar largo tiempo en alta mar, no quedaban muchos productos en la despensa. Es un guiso muy sano y completo en el que unimos los hidratos de carbono de las patatas, que al estar cocidas no contienen demasiadas calorías, con las prote ...

recetas dulces helados fresas ...

Yogurt helado de vainilla con fresas

Si hay algo que apetece en verano son los helados. Dentro de todos los tipos de helados que podemos encontrar en el mercado, está el helado de yogurt o yogurt helado, que ha ganado bastantes adeptos gracias a multitud de franquicias en donde podemos conseguirlos. Quizá estos sean un poco más sanos, por eso del yogurt, que otros más calóricos y grasos, pero lo que sí son es deliciosos y mucho más n ...

DESAYUNOS. MASAS POSTRES Y DULCES

Masa de croissant: aprende a preparar una bandeja de bollería variada

Introducción: Ahora que ya, parece ser que por fin, se va el calor infernal y comienzan los primeros fríos otoñales me he decidido a encender de una vez por todas el horno a plena potencia para traeros esta fantástica y bien surtida "Bandeja de Bollería" totalmente casera y artesanal donde no diremos que no a nada pues es todo riquísimo y encima con una sola "Masa de Croissant" ...

recetas postres confituras dulces ...

GELATINA DE MANZANA PARA BRILLO EN REPOSTERÍA O BOLLERÍA

Esta preparación es ideal para dar brillo a repostería o bollería sin recurrir a la gelatina industrial y de forma natural. Si no sabéis como se prepara aquí tenéis la receta, seguro que nunca imaginásteis que sería tan fácil. Ingredientes: 1,5 l de agua 1 kg de manzanas Zumo de 2 limones 750 gr de azúcar por litro de líquido obtenido Preparación:Lavar bien las manzanas, pues las vamos a usar con ...

bizcochos dulce manzana ...

Pan de manzana y yogur

Los panes dulces o bizcochos son una opción socorrida y rápida para cualquier merienda o desayuno. Su preparación es sencilla y el resultado es muy difícil que no sea estupendo. La posibilidad de enriquecer esos panes con otros productos nos abre las puertas de un sinfín de posibilidades. Entre mis favoritas están las que incluyen entre sus ingredientes frutas y yogur. La receta de este pan al inc ...